Aseguradoras

 

¿Qué derechos tengo tras un accidente de tráfico? ¿Qué obligaciones tiene mi seguro según mi Póliza de Autos? ¿Qué significa la Defensa Jurídica? ¿Mi aseguradora está obligada a cubrirme los gastos médicos? ¿Por qué mi tramitador del siniestro no me informó de mis derechos tras sufrir el accidente? Son preguntas que respondemos a diario a nuestros clientes.

[et_pb_fullwidth_image admin_label=”Imagen de anchura completa” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”fade_in” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /]
Conducir sin seguro y tener un accidente

Conducir sin seguro y tener un accidente

Tener un accidente e ir sin el seguro obligatorio en vigor es algo que puede pasar, explicamos las consecuencias de tener un accidente sin seguro. Según datos de la Dirección General de Tráfico, cerca de dos millones de conductores circulan sin seguro en nuestro país, lo que viene a ser aproximadamente un 10% del número total de vehículos matriculados desde el año 1996. De acuerdo con la normativa existente es obligatorio disponer de un Seguro Obligatorio de Automóvil para poder circular, que supone la cobertura mínima de responsabilidad civil que requiere todo vehículo que circule por nuestras carreteras. El seguro obligatorio del automóvil va a responder de los daños tanto materiales como personales causados en caso de accidente entre dos o más vehículos, cubriendo los gastos provocados a terceros en el siniestro. CONSECUENCIAS DERIVADAS DE CONDUCIR SIN SEGURO   La primera consecuencia de circular sin seguro obligatorio va a conllevar una sanción económica de índole administrativa, que suele oscilar entre los 601 y los 3005 euros, dependiendo de varios factores como son el tipo de vehículo, si el mismo estaba detenido o en circulación, o el tiempo que lleva sin estar asegurado. En los casos más graves puede procederse a la retirada del mismo hasta que se haya formalizado el correspondiente seguro obligatorio. Otra consecuencia es el precinto del vehículo, con cargo al propietario del mismo, mientras no contrate el correspondiente seguro, acordándose provisionalmente que no se podrá utilizar en un mes. Si el conductor fuera reincidente y tuviera antecedentes por conducir sin seguro se le podría retirar el vehículo durante tres meses, teniendo que acreditar que se ha...
Tener un accidente con seguro del Consorcio

Tener un accidente con seguro del Consorcio

Si te planteas sacarte un seguro para tu vehículo con el Consorcio de Seguros debes que es lo que puede pasar en caso de tener un accidente de tráfico. Dentro de los distintos tipos de accidentes se encuentran aquellos en los que de una u otra forma interviene el Consorcio de Compensación de Seguros. Así, hay determinados vehículos que se encuentran asegurados en dicho organismo, y por otro lado, el Consorcio cubre una serie de riesgos en casos especiales que vienen determinados en su ámbito de cobertura. QUÉ ES EL CONSORCIO DE COMPENSACION DE SEGUROS   El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es una entidad pública empresarial española, cuya actividad se desarrolla dentro del sector asegurador, está adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad y tiene personalidad jurídica propia. Su ámbito de actividad se refiere a los siguientes campos: Seguro de Riesgos extraordinario: en este supuesto el Consorcio indemniza por daños que hayan sido producidos por fenómenos de la naturaleza (inundaciones, terremotos, maremotos, siendo el más común en nuestro país el daño derivado de inundaciones), terrorismo o derivados de hechos de los Cuerpos de Seguridad del Estado o Fuerzas Armadas en tiempo de paz. Seguro de automóviles: en este caso el Consorcio va a sumir la cobertura obligatoria de vehículos no aceptados por las aseguradoras o de organismos públicos que lo soliciten. Indemniza asimismo los daños materiales y personales provocados por vehículos desconocidos (siniestros ocurridos en España), robados (vehículo con estacionamiento habitual en España que haya sido robado, excluyendo casos de ocupación voluntaria del vehículo que causa el siniestro, sabiendo que es robado) o que circulen sin seguro...
10 cosas que no sabes y las aseguradoras deberían contarte

10 cosas que no sabes y las aseguradoras deberían contarte

Seguro que alguna vez, probablemente después de un accidente de tráfico, has pensado: “Pero esto, ¿cómo no me lo habían dicho antes?”. No nos damos cuenta de los aspectos tan importantes que desconocemos hasta que tenemos la necesidad de conocerlos. Ocurre con tu póliza de seguros. Tú la contratas cada año para asegurar tu coche, más o menos sabes los gastos que cubriría en caso de accidente y listo. El día que tienes un golpe te das cuenta de que no sabías casi nada y que nadie te había informado de las cosas que hay que tener en cuenta cuando tienes un accidente y sobre todo en los días posteriores que son vitales. Pues sigue leyendo porque te voy a contar las 10 cosas que no sabes y las aseguradoras deberían contarte. 1. ACUERDOS ENTRE ASEGURADORAS Las compañías aseguradoras tienen acuerdos entre ellas para que les salgan más baratos los daños materiales y para las lesiones. CICOS es el convenio entre compañías aseguradoras por el que cada uno paga los daños materiales  propios, independientemente de la culpa, a fin de que les salga más económico. Por otra parte, está el convenio marco de asistencia sanitaria derivada de accidentes de tráfico. Es un convenio entre la mayoría de aseguradoras y los centros médicos adheridos para regular el pago de los tratamientos rehabilitadores. Por ejemplo, para hacernos una idea, por un raquis, un tratamiento de cuello, espalda o lumbares, el máximo que una aseguradora paga a una clínica es 550 euros, independientemente de cuánto tratamiento rehabilitador te dé, por lo que aunque lo necesites no suelen darte más de 20 sesiones....
Cómo solucionar un problema con una aseguradora

Cómo solucionar un problema con una aseguradora

El eterno problema suscitado en las reclamaciones de daños personales y materiales derivados de los accidentes de circulación es siempre la relación con la compañía aseguradora que tiene que abonarla. Solucionar un problema con una aseguradora nunca es fácil, y requiere de conocimientos y preparación para poder negociar, transar y en su caso, reclamar judicialmente, para defender de manera justa el derecho de las víctimas de accidentes de tráfico a ser compensado por los daños y perjuicios sufridos a consecuencia del mismo. LAS ASEGURADORAS Y LOS SEGUROS DE VEHICULOS Todos los vehículos tienen que contar con un seguro de responsabilidad civil, que cubrirá la responsabilidad civil de los conductores frente a terceros, por todos los daños, sean personales o materiales, que hayan causado como consecuencia de un accidente de circulación. Dicho seguro no va a cubrir, no obstante, los daños sufridos por el conductor del vehículo si es el responsable del accidente de tráfico. Seguros hay muchos, al igual que aseguradoras, las coberturas varían de unos a otros y de unas compañías a otras. Nuestra experiencia, no obstante, es que independientemente de ello, cuando tenemos que acudir a la aseguradora después de sufrir un accidente de tráfico, en un porcentaje muy alto, el asegurado se encuentra desasistido, falto de información, y por supuesto no atendido como correspondería en una situación que no deja de ser traumática y dolorosa, sobre todo en los casos de accidentes con grandes lesionados o con fallecidos. El interés de una aseguradora no es el del lesionado, sino el de la compañía. Por tanto, partimos de la base de que la compañía siempre va a...
¿Conviene hacer un acuerdo con una aseguradora?

¿Conviene hacer un acuerdo con una aseguradora?

Cuando tramitamos la indemnización por un accidente de tráfico, el abogado de la víctima se ve en la obligación de negociar con el letrado de la aseguradora ¿Por qué? Para agilizar el procedimiento y evitar llegar a un trámite judicial. En caso de que ambas partas no puedan ponerse de acuerdo, el siguiente paso es interponer una demanda. En este artículo, nuestros abogados te explicaran la ventaja y desventajas de llegar a un acuerdo con la aseguradora, para que sepas que opción debes tomar. ¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS? La ventaja principal de llegar a un acuerdo con la aseguradora es que se agilizan los procesos y el cliente puede cobrar la indemnización en un periodo de tiempo menor, porque en caso de ir a la vía judicial, los tiempos pueden alargarse considerablemente (hasta dos años o más) debido a la congestión que tienen los juzgados, donde los juicios se programan hasta un año después de interpuesta la demanda. Por otra parte, un acuerdo amistoso con la aseguradora puede ahórrale una serie de gastos al lesionado, pues para ir a juicio la víctima debe pagar por los servicios de un procurador, además de realizar una pericial médica, pues es con este informe que se peleará en el juicio que el lesionado merece más de lo propuesto por la compañía. En algunos casos para la víctima no compensa estos gastos extras, pues la diferencia entre lo ofrecido por la aseguradora y lo que su abogado considera que merece no es tanta. Si interpones una demanda, siempre habrá un riesgo de perderla, pues la decisión final depende del juez, quien puede estar...
La cara menos amable de las compañías de seguros

La cara menos amable de las compañías de seguros

Las compañías de seguros se publicitan mostrando su cara amable y sacando cada cierto tiempo reportajes en prensa sobre supuestos fraudes de lesionados en accidentes de tráfico. Desde Legalcar Abogados queremos mostraros la otra “cara de las compañías de seguros”,  ya que creemos que también se tiene que conocer las prácticas que realizan al límite las compañías de Seguros  y que la gente desconoce. INFLUENCIA DE LAS COMPAÑÍAS DE SEGUROS EN LAS NUEVAS LEYES DE TRÁFICO   MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL En primer lugar queremos comentar nuestro punto de vista respecto de la influencia que tienen  las compañías de seguros en la nueva legislación penal: la modificación del Código Penal. La nueva regulación penal, que entró en vigor el 1 de julio de 2015, implicó la despenalización de los juicios de faltas, o lo que es lo mismo, la desaparición de los juicios de faltas, hecho que beneficia claramente a las compañías al eliminar la posibilidad de reclamar las lesiones sufridas de un accidente de tráfico en un procedimiento rápido y gratuito como eran los juicios de faltas. De esta manera, con esta nueva regulación se obliga al lesionado a realizar una reclamación por la vía civil, mediante demanda, lo que implica unos gastos iniciales de procurador y perito, y arriesgándose a una posible condena en costas en caso de perder el pleito. Por lo que muchos lesionados de baja intensidad se ven forzados a aceptar lo primero que se les ofrece y no entrar en gastos por no poder permitirse estos costes iniciales para iniciar el pleito civil. El caso extremo lo vemos en los casos en los...
Permíteme que insista… en leer la letra pequeña del contrato con la aseguradora

Permíteme que insista… en leer la letra pequeña del contrato con la aseguradora

¿Quién no recuerda la sensación de comprar su primer coche? Esa sensación de libertad, de control, de poder… ¿Y quién no recuerda la sensación de subirse a su moto por primera vez? Esa conexión entre máquina y ser humano, esa complicidad entre uno y otro… Pero sobre todo, ¿quién no recuerda el momento de la firma del primer contrato con la aseguradora? Esa sensación de seguridad total tras haber realizado una profunda lectura de las cincuenta páginas del contrato… Esa sensación de control y entendimiento de cada uno de los tecnicismos empleados… Esa sensación de orgullo por haber podido negociar cada una de las cláusulas que, amablemente, nos proponía la aseguradora… Algo falla, ¿verdad? La evolución de la letra pequeña Si utilizamos el sentido estricto del concepto de “letra pequeña”, es cierto que las aseguradoras ya no emplean esta técnica en sus contratos. Concretamente, desde la Sentencia del Tribunal Supremo del dos de junio de 2010, la jurisprudencia entendió que la utilización de letra pequeña en los contratos con aseguradoras supone la indefensión del asegurado por la utilización de cláusulas abusivas. Esta victoria se la debemos a la Organización de Consumidores y Usuarios, que fue la asociación que interpuso el recurso de casación. Sin embargo, las aseguradoras aun cuentan con muchas herramientas para tratar de dificultar o entorpecer el entendimiento de determinadas cláusulas. Por esta razón, podríamos afirmar que, interpretando una idea más amplia del término, la letra pequeña no ha desaparecido, simplemente ha evolucionado. En este punto, resulta oportuno recordar que el contrato de seguros es un contrato de adhesión, es decir, el asegurado se limita a firmar...
Las aseguradoras y los Juicios Rápidos

Las aseguradoras y los Juicios Rápidos

Lo primero que debemos saber para poder entender la posición de las aseguradoras en los llamados Juicios Rápidos es entender, qué son los Juicios Rápidos. JUICIO RÁPIDO Con anterioridad a este tipo de procedimientos nos encontrábamos con determinados casos completamente injustos, tanto para los lesionados como para los anteriormente llamados imputados, y esto era así ya que por poner un ejemplo, cuando en un accidente de tráfico donde había un lesionado y el culpable daba positivo en alcoholemia el juicio podía tardar en señalarse dos años o más, por lo que había un componente injusto de tiempo, tanto para el lesionado que tardaba en ocasiones todo ese tiempo en recibir la indemnización correspondiente a sus lesiones, como en el denunciado que  también sufría la injusticia de la espera para poder cumplir con la pena, muchas veces siendo más gravosa dos años después que si hubiera sido inmediato. ANTES DE LA REFORMA LEGAL Hasta antes de la reforma, los hechos, y siempre hablando desde el punto de vista de los accidentes de tráfico, se alargaban de forma injustificada ya que en muchas ocasiones la fase de instrucción era  innecesaria, como para aquellos casos donde había habido un fallecido y había un Atestado donde la culpa era clara y reconocida por el conductor, que además había dado positivo en alcoholemia o drogas. Por todo ello se modificó la Ley para que en aquellos casos en los que los hechos fueran claros y la prueba estuviera practicada se podría solicitar por las partes la celebración de juicio o directamente transformarse en Juicio Rápido por el Ministerio Fiscal, evitando así la espera de nuestro...
Cambiar el abogado del seguro

Cambiar el abogado del seguro

Cuando sufrimos un accidente de tráfico tenemos un plazo de 7 días para dar parte del mismo a nuestra compañía aseguradora. Normalmente la compañía de suele ofrecerse para gestionar el siniestro en nombre de la víctima, derivándolo a sus servicios jurídicos que son quienes teóricamente van a defender al lesionado frente a la compañía de seguros contraria. Sin embargo, la realidad es bien distinta. En LEGALCAR llevamos muchos años recibiendo clientes que vienen totalmente decepcionados con la gestión de su compañía de seguros, que se sienten desatendidos, desamparados y faltos de información. Lo normal es que el tiempo pase y el lesionado se canse de esperar a tener noticias de su compañía, porque normalmente no las van a recibir, como pasa siempre.  La explicación es bien sencilla: las aseguradoras son un todo, entre ellas tienen sus propios convenios y acuerdos, que implican que en la gestión de un accidente de tráfico  de un asegurado suyo no tienen como prioridad la defensa del interés del mismo, sino que priman los intereses de la compañía. Es fácil de entender que si el abogado o tramitador de nuestra compañía, forma parte de la misma, su interés no es el del asegurado, ni que se ponga bien, ni le va a asesorar de manera independiente, puesto que, puestos a elegir, defenderá los intereses de la aseguradora en la que trabaja. Y por lo tanto, también le va a resultar indiferente que la indemnización del asegurado sea mayor o menor, limitándose la asistencia únicamente a cubrir el expediente y nada más. EXTERNALIZAR ABOGADO Por eso siempre recomendamos que debe externalizarse el servicio, es decir,...
El precio de un seguro

El precio de un seguro

Existe un gran abanico de opciones a la hora de un contratar una póliza para tu vehículo y no llegar a sufrir un accidente sin seguro. Si tienes un accidente de tráfico y tu coche no está cubierto por el seguro obligatorio, podrías pagarlo caro. Además, recuerda que el seguro obligatorio tan sólo cubre los daños a terceros cuando somos los responsables del accidente, necesitamos de alguna cobertura adicional de nuestra compañía para cubrir también nuestros daños personales y los causados en nuestro vehículo. Las lesiones y los daños materiales en los ocupantes de nuestro vehículo también están cubiertos por el seguro obligatorio, pues para éste último constituyen terceros perjudicados en un accidente de tráfico. Algunas de las compañías aseguradoras más importantes que hay en España y donde podrías contratar el seguro para tu vehículo son Línea Directa, Génesis, Mutua Madrileña o Mapfre. Tanto en estas como en el resto de aseguradoras de nuestro país, deberemos tener en cuenta ciertos aspectos que determinan el precio de un seguro. Calcula el precio de tu seguro Uno de los fines más importantes de contratar un seguro es no tener que hallarnos en la situación de sufrir un accidente sin seguro. Y el precio de dicho seguro viene marcado por una serie de elementos que detallamos a continuación: Antigüedad del permiso de conducir del asegurado La experiencia es un grado, y en la carretera más aún. Los conductores noveles y los que acumulen poca experiencia deberán pagar, evidentemente, más por su seguro de automóvil. Las compañías aseguradores definen el precio de un seguro en función del riesgo que asumen con cada aseguradora y...
¿Se debe negociar con las aseguradoras? Si o No

¿Se debe negociar con las aseguradoras? Si o No

Cuando se sufre un accidente de tráfico, existe la creencia de que la compañía de seguros propia va a defender el interés de la víctima. Pagamos un seguro, y confiamos en que nuestra aseguradora nos va a representar con profesionalidad y siempre velando por nuestros intereses. Sin embargo, esto no es así en la inmensa mayoría de los casos. LAS ASEGURADORAS   Cuando sufrimos un accidente, tenemos 7 días para dar el parte a nuestro seguro. En muchas ocasiones, nuestra compañía nos pone un tramitador –e incluso a veces directamente un abogado- que se encarga de tramitar nuestro accidente. Lo normal es que nos pida la documentación médica que tengamos, el parte amistoso y poco más. A partir de ese momento el asegurado, víctima del accidente, no suele volver a tener noticias de dicho tramitador o abogado hasta que le comunican o bien una oferta de la compañía contraria o bien la necesidad de poner una denuncia. La aseguradora no va a preocuparse por que el lesionado se cure, tampoco va a recomendarle una u otra prueba médica para demostrar la existencia de las lesiones, ni le va a indicar qué documentos necesita para probar sus secuelas. Simplemente se limita a pedir documentación, la que el lesionado por si mismo y sin asesoramiento ninguno, pueda conseguir, y de trasladar, en su caso, la oferta de la otra compañía, oferta que siempre va a ser muy por debajo de lo que realmente correspondería al lesionado, pues es fruto del acuerdo o convenio entre aseguradoras. Antes de lanzarnos a negociar con una compañía un accidente por nosotros mismos, debemos recordar, que como...
Siniestro con contrario sin seguro

Siniestro con contrario sin seguro

Puede ocurrir que suframos un accidente de tráfico y nos encontremos con la desagradable situación de que el contrario no tiene seguro. Nos bajamos del vehículo, vamos a rellenar el parte y…¡el contrario no tiene el coche asegurado! Por el motivo que sea, hay gente que le echa la culpa a la propia compañía, otros reconocen no haber pagado el recibo trimestral y otros directamente reconocen que no tienen por culpa suya. El caso es que se sufra un accidente con contrario sin seguro y esto nos genera unas considerables dudas en cuanto a nuestra posibilidad para reclamar. Antes de nada, tranquilidad, en caso de que suframos un accidente con contrario sin seguro, responde el Consorcio de Compensación de Seguros. Pero, como sabemos de la importancia de tener previstos estos supuestos, en este artículo os explicamos los pasos a seguir para poder reclamar todos los gastos con la mayor probabilidad de éxito cuando el contrario no tiene seguro. ¿QUÉ PASA CON LA INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE CON CONTRARIO SIN SEGURO?   Si hemos tenido la mala suerte de sufrir un accidente del que no somos culpables, lo primero es intentar realizar el parte amistoso con el contrario, si nos manifiesta el conductor que no tiene seguro hemos de realizar el parte igualmente. En este caso, nos encontraremos ante un accidente con contrario sin seguro. Nos tenemos que asegurar, que se describen los hechos correctamente, tomando los datos del conductor y del vehículo, así mismo ha de firmar el parte. Esto nos garantiza que el Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo de los daños y de las posibles lesiones sufridas...

Información sobre agencias de seguros

 

En este apartado de nuestro Blog hablamos ampliamente de todo lo relacionado con el mundo de las aseguradoras, coberturas de las pólizas de seguro, las garantías contenidas en ellas y los derechos del asegurado.

La labor de las aseguradoras es fundamental para que las víctimas se sientan arropadas y son el engranaje principal de la reclamación de los derechos por los daños sufridos, tanto materiales como personales. Por eso, cuanto mejor informada esté la víctima, más justa será su indemnización.

¿Buscas abogado?

Habla con nuestros abogados especializados en accidentes de tráfico gratis y sin ningún compromiso, disponibles 24 horas.

Contacto 24 horas
Reclamar un accidente de tráfico a una aseguradora

Reclamar un accidente de tráfico a una aseguradora

En este artículo vamos a ver, desde una perspectiva muy general, los conceptos y pasos clave en una reclamación de un accidente de tráfico a una aseguradora, porque, después de sufrir un siniestro, surgen muchas dudas legales  que desde el principio deben quedar resueltas para que la reclamación por los daños sufridos tenga éxito y finalmente queden resarcidos los derechos nacidos como consecuencia del accidente. ¿Quieres hablar con un abogado experto en accidentes de tráfico? te llamamos sin compromiso. Escribte tu teléfono y te llamamos gratis * Utilizamos este Blog de artículos relacionados con la reclamación de daños sufridos en accidentes para tratar temas que particularmente preocupan a nuestros clientes, pero, de vez en cuando, conviene hacer una lectura global de todos los conceptos clave que surgirán durante el proceso y tratar de sintetizar en un solo artículo el procedimiento de reclamación en general. Pero, ¿por dónde empezar? Como nos dicta el sentido común, empezaremos por el principio: el momento del accidente. Los instantes que siguen al accidente son clave para sentar las bases de la reclamación. Muchos de los conceptos clave que en otros artículos de nuestro Blog tratamos más en profundidad se ven en esta primera fase, en estos primeros instantes después de sufrir el siniestro. Por ejemplo: conductor fugado, parte amistoso, asistencia de las autoridades, asistencia de los servicios médicos de urgencias, toma de datos, etc. Por eso, es importante saber qué necesitamos para sentar estas bases y porqué lo necesitamos. En primer lugar, tras sufrir el siniestro, es importante tratar de definir las circunstancias que han causado el accidente y recoger todos aquellos datos que sean...
¿Que hacer cuando el contrario no tiene seguro?

¿Que hacer cuando el contrario no tiene seguro?

En un accidente de tráfico si el contrario no tiene seguro no influye en la forma de reclamar una indemnización, pero sí que afecta en cuanto al sujeto responsable civil que deberá hacerse cargo de la indemnización resultante tras las valoración de los daños sufridos. En este artículo vamos a desarrollar las particularidades que pueden presentarse en una reclamación por los daños sufridos en un accidente de tráfico en el que el contrario no tiene de seguro. No es una situación habitual en los accidentes de tráfico, pero en ocasiones el responsable siniestro, por uno u otro motivo, carece de seguro obligatorio. Por ejemplo, porque el pago de la cuota no se ha cumplido, porque lo ha dado de baja voluntariamente y no ha contratado otro seguro, etc. ¿En qué influye esto a la reclamación por los daños sufridos en dicho accidente? En el procedimiento de reclamación no influye. Igualmente se puede optar por la vía penal mediante denuncia o por la vía civil mediante la interposición de demanda. Entonces, ¿en qué influye? Fundamentalmente en el sujeto responsable civil del accidente. En los siniestros de autos con vehículos asegurados, son las entidades aseguradoras las responsables civiles de los daños provocados por sus asegurados. Ahora bien, en los casos en los que el vehículo no está asegurado, como el seguro a terceros es obligatorio, responde el Consorcio de Compensación de Seguros, como garante último de que la víctima verá resarcidos sus derechos y recibirá una compensación económica por los daños, tanto materiales como personales, sufridos en el accidente de circulación. En estos casos pueden darse dos circunstancias: por un lado, que se desconozca...
¿Tu compañía de seguro no te contesta sobre un accidente de tráfico?

¿Tu compañía de seguro no te contesta sobre un accidente de tráfico?

Es habitual ver casos en los que el asegurado se queda desamparado después de haber enviado toda la documentación a su aseguradora, porque esta no hace caso, no se vuelve a poner en contacto con él y queda desorientado sin saber cómo proseguir la reclamación por los daños sufridos en el accidente de tráfico. ¿Tu compañía de seguro no te contesta? te llamamos sin compromiso. Escribte tu teléfono y te llamamos gratis * En Legalcar Abogados recibimos prácticamente todos los meses a personas que han tratado de reclamar una indemnización de accidente de tráfico a través de las indicaciones de las aseguradoras pero, dado el momento, han quedado desatendidas y el tramitador no ha vuelto a ponerse en contacto con ellos. En ese momento se produce un vacío de información, pues la persona queda totalmente desamparada al no saber cómo proseguir la reclamación por los daños que ha sufrido en el accidente de circulación. Incluso hemos recibido casos en los que los plazos legales han prescrito por desinformación. En ese momento, el mejor paso que se puede dar es ponerse en contacto con un despacho de abogados especializado en la reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico. Legalcar Abogados es un despacho de abogados especialistas en accidentes de tráfico, con más de 20 años de experiencia en la reclamación de indemnizaciones tanto por daños personales como materiales. El caso puede retomarse independientemente si se ha tratado antes de llevar a través de la aseguradora o no. En cualquier punto del caso se puede derivar la reclamación a un abogado especialista externo para que sea éste el que dirija la reclamación jurídica...
¿Es obligatorio comunicar el accidente de tráfico a la aseguradora antes de demandar?

¿Es obligatorio comunicar el accidente de tráfico a la aseguradora antes de demandar?

Es obligatorio informar a la aseguradora de la existencia del siniestro. El plazo establecido es de máximo una semana. El hecho de plantear demanda no supone un límite temporal respecto de la comunicación a la compañía aseguradora de la existencia del accidente. Son dos ideas que no deben entrecruzarse. Por un lado, está la obligatoriedad de informar a la compañía de la existencia del siniestro. Por otro lado, está la obligación de un intento amistoso previo a la reclamación judicial contra la entidad aseguradora responsable civil directa. En cuanto a la obligación de informar a la aseguradora. Existe el plazo de una semana para informar a la compañía propia de la existencia del siniestro. Esta comunicación debe incluir todos aquellos datos que se conozcan relativos al siniestro: vehículos implicados, conductores, testigos, intervención de las autoridades, posibles lesionados, lugar y fecha del siniestro, etc. Para demandar, con la entrada en vigor de la Ley en materia de tráfico de 1 de enero de 2106 (Baremo Legal de Tráfico) es obligatorio informar a ambas compañías, tanto a la propia como a la contraria, para iniciar la reclamación. De hecho, el Baremo de Tráfico 2016, conforme a la Ley de Enjuiciamiento Civil, establece la obligación de un trámite extrajudicial previo con la entidad aseguradora contraria antes de poder iniciar la reclamación judicial civil. Demandar puede hacerse dentro del plazo legal de 1 año después del accidente. Ese plazo legal, por tanto, incluye los siete días de plazo que se tiene para informar a la aseguradora de la existencia del accidente. En cuanto al plazo para demandar. El ordenamiento jurídico español establece el plazo de 1 año...