5 razones por las que no arranca tu coche

5 razones por las que no arranca tu coche

Una de las peores cosas que puede pasarte en un día importante o en el que tienes que hacer muchas cosas es que tu coche ‘decida’ no encender repentinamente. Son muchos los factores que pueden influir en el arranque de tu coche. Hemos recopilado las cinco razones más comunes en este artículo.

BUJÍAS SUCIAS O ESTROPEADAS

En los coches de gasolina, las bujías son las encargadas de encender la mezcla de combustible  y aire.  Estas están sometidas a altas temperaturas para poder realizar adecuadamente su función, por lo que están hechas de materiales altamente resistentes  al calor y a la presión. Generalmente las bujías se encuentran una por cada cilindro del motor,  sin embargo en algunos vehículos, puede variar teniendo más de una.

Por otra parte, los coches de gasóleo, no tienen bujías para el encendido, sino  para el precalentamiento. Su función es la de facilitar el encendido del coche cuando el motor está frío. En motores más nuevos, la función de las bujías de precalentamiento es la de reducir las emisiones contaminantes.

No importa si tu coche es de gasolina o diésel, si tus bujías dejan de funcionar adecuadamente, será imposible el encendido. Los fabricantes de bujías recomiendan su sustitución cada 120.000 kilómetros, sin embargo algunos recomiendan su sustitución entre los 60.000 y 90.000 Kilómetros. Se deben sustituir todas, no solo la que esté estropeada, así evitas que el problema se repita.

Las bujías se pueden estropear por varios motivos y muchas veces nos alertan de problemas más graves que pueda estar sufriendo el motor de tu coche. Por ejemplo, si notas que las bujías están de color blanco y se nota sucia o desgastada, especialmente en el área del aislador, puede indicarte que el motor está teniendo pérdidas de aceite o que el combustible que estás utilizando es de mala calidad.

Con respecto a limpiar o no limpiar las bujías hay opiniones encontradas. Por un lado hay que fabricantes no recomiendan hacerlo, sin embargo algunos mecánicos indican que sí se pueden limpiar, por lo que en este caso, la decisión depende de ti.

PROBLEMAS CON LA BATERÍA

La función de la batería es la de proporcionar la energía eléctrica que necesitan los coches para encender, por lo que cualquier problema con ellas puede provocar que el coche no encienda.

Una de las razones principales por la que falla la batería de un coche, es porque se ha descargado. ¿Por qué se descarga la batería del coche? Generalmente por un consumo excesivo de energía. Por ejemplo, si dejas encendidas las luces toda la noche, si estás escuchando música con el coche apagado o si dejas una puerta abierta y queda encendida la bombilla de dentro del coche avisando.

La batería del coche también se puede descargar por falta de uso. Si no enciendes tu coche en varias semanas, lo más probable es que cuando lo hagas te encuentres problemas para encenderlo.

Debes saber también  que si el alternador de tu coche, no está funcionando adecuadamente, puede desencadenar en que se vea afectada también la batería. Si enciendes y apagas tu coche muchas veces, es decir haces trayectos muy cortos (menos de 2 kilómetros) desgastaras más rápido la batería.

Debes estar atento a la limpieza de tus borners. Si están sucios, te será imposible encender el coche. Limpiarlos es muy fácil, debes comprar un producto de limpieza específico o lo puedes hacer tú mezclando agua con bicarbonato. Para limpiarlos:

  • Desconecta los borners de la batería
  • Aplica el producto específico
  • Límpialos con un cepillo
  • Vuelve a conectarlos

INTERRUPTOR DE ENCENDIDO DEFECTUOSO

El interruptor de encendido realiza la función que su nombre indica, por lo que algún desperfecto en esta parte del coche genera problemas para encender el vehículo. El arranque, como también se le conoce a esta pieza, está compuesta por dos partes, la primera el cilindro donde se introduce la llave y el conmutador eléctrico, ubicado detrás del cilindro de la llave. En algunos coches estas piezas son una sola.

Para saber si el arranque se ha roto, debes intentar encender el coche. Si no se encienden las luces del salpicadero y ya has comprobado que tu batería está bien conectada y los conectores no se encuentran sucios, probablemente el problema está derivado del interruptor de encendido.

Para solucionarlo, debes llevar tu coche a tu mecánico de confianza, para que comprueben si el interruptor de encendido se ha roto. En caso de ser esta la causa debe proceder a cambiar la pieza.

PROBLEMAS CON EL MOTOR DE ARRANQUE

El motor de arranque es la pieza encargada de ayuda también al encendido, está alimentado de corriente continua  mediante un electroimán que se alimenta a su vez de la batería. Está compuesta por seis partes: carcasa de cierre, engrane, inducido, estator, escobilla y el electroimán. En los coches más nuevos, los motores de arranque están fabricados de forma tal que ayudan a ahorrar energía, permitiendo el arranque en frío y mayor velocidad. Sin embargo estos motores de arranque actuales, que son más pequeños, tienden a deteriorarse y oxidarse con mayor frecuencia.

Generalmente antes de estropearse por completo, el motor de arranque empieza a dar fallos como: sonidos extraños al encender, más de un intento para lograr arrancar el vehículo, olores extraños o humo que sale desde la zona del motor.

Esta parte del coche no está diseñada para ser cambiada con cierta frecuencia, como puede ser la batería o las bujías, por lo que si lo utilizamos adecuadamente, podremos evitar averías generadas por esto. Si tu coche hace un sonido extraño al encender, si lo fuerzas de más, provocarás que el motor de arranque se estropee, por lo que si escuchas un sonido extraño, lo mejor es que vayas al mecánico para revisar que es lo que está pasando.

BOMBA DE LA GASOLINA

Esta pieza se encarga de enviar el combustible a los inyectores. Estas bombas por lo general son eléctricas. Se encuentra dentro del tanque de gasolina y generalmente son eléctricas. En coches antiguos se puede encontrar la bomba en el motor.

La bomba de la gasolina comienza a fallar si dejas tu coche constantemente con poco combustible, ya que comienza a recalentarse la bomba. También se puede estropear si utilizas un tipo de gasolina diferente al recomendado por el fabricante.

Cuando la bomba falla es imposible que tu coche encienda porque no es posible que el combustible llegue hasta el motor, por lo que no será posible iniciar el arranque. Puede pasarte también, que después de varios intentos el coche encienda repentinamente, lo cual indicaría que hay un fallo eléctrico en los contactos de la bomba.

Esta pieza tampoco está diseñada para hacerle recambios constantes, por lo que lo mejor para evitar malos ratos es conducir siempre con una cantidad de combustible adecuada y evitar circular con la reserva.

¿Te ha pasado alguna vez que tu coche no encendiera? ¿Fue por alguna de estas razones? Compártelo con nosotros en nuestras redes sociales. Recuerda que si tu coche no enciende lo mejor es que vayas a un taller de confianza para que sean los profesionales quienes determinen la razón.