Abogado para accidente de coche en Valdemoro

Abogado para accidente de coche en Valdemoro

¿Sabes por qué debes contratar un abogado para accidente de coche en Valdemoro? Porque, como víctima no culpable, tienes derecho a reclamar tu indemnización por todos los daños sufridos.

En LEGALCAR conocemos los problemas a que se enfrentan las víctimas de accidentes de tráfico a la hora de reclamar, y los abogados de Valdemoro que tramitan siniestros ocurridos en esta localidad han asesorado a multitud de perjudicados que desconocían los trámites y pasos a seguir tras el siniestro.

Con casi 73.000 habitantes, Valdemoro es una localidad de la Comunidad de Madrid que se encuentra a 28 kilómetros de la capital, a la que se accede por la Autovía A4, una de las que más tráfico soporta a diario.

El aumento de la siniestralidad también se ha dejado notar en Valdemoro, donde el mes pasado se detuvo a un conductor que provocó un accidente en el casco urbano de Valdemoro, colisionando contra otros dos vehículos, dando positivo en el control de alcoholemia. Circulaba además sin carnet de conducir.

También hace algo más de un mes se produjo otro accidente de tráfico en el kilómetro 28 de la A4 entre dos vehículos, dejando un herido grave, y abandonando el culpable el coche en plena autovía y sin señalizar después del siniestro. Fue detenido posteriormente y dio positivo en el control de drogas.

Los accidentes de coche dejan un montón de dudas en las víctimas, que se encuentran, tras el siniestro, completamente desprotegidos y faltos de información a la hora de reclamar sus derechos.

El resultado de ese desconocimiento no es sólo que se demora su proceso de curación, sino que también perciben indemnizaciones mucho más bajas de lo que les corresponde si no cuentan con el asesoramiento de un abogado.

Muchos de estos accidentes se producen en vías urbanas, donde en muchas ocasiones se trata de siniestros leves, pero que dejan lesiones y daños materiales en los implicados.

Los tipos de accidentes más habituales en vías urbanas se producen por motivos que casi todos los conductores conocen, pero que en muchas ocasiones no se tienen en cuenta, según un estudio de la DGT:

  • No respetar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. Esta causa provoca sobre todo los famosos alcances traseros, que en ocasiones pueden ser colisiones en cadena, y donde la reclamación puede complicarse si se desconoce qué vehículo ha golpeado primero.
  • Las distracciones, como hablar por el móvil o manejar un GPS, son causa de muchas colisiones en vías urbanas, siendo muy habitual el alcance trasero en una rotonda, en un semáforo, o en un paso de peatones, donde el peligro aumenta en caso de colisión porque el vehículo detenido en el mismo puede invadirlo a consecuencia del golpe recibido y atropellar a un peatón.
  • No respetar las señales de circulación, siendo lo más habitual los accidentes de coche donde uno de ellos no respeta una señal de STOP o un Ceda el Paso. En estos casos las colisiones pueden ser de mayor gravedad y el accidente puede ser, dependiendo de la velocidad, incluso mortal.
  • Circular por un carril en dirección contraria o prohibida, en la mayoría de las ocasiones por despistes, o invadir parcialmente el carril contrario. Un accidente frontal puede ser muy grave sobre todo si se produce de manera sorpresiva.
  • El exceso de velocidad, que en determinadas vías urbanas puede ser mortal para peatones, ciclistas y motoristas, principales víctimas que se llevan siempre la peor parte en caso de sufrir un accidente con un vehículo.

La víctima de un accidente de coche tiene que tener en cuenta que para poder reclamar con garantías la indemnización que le corresponda, necesita, por un lado, demostrar la responsabilidad del contrario, y por otro, acreditar los daños sufridos en el siniestro.

En vías urbanas, es costumbre, si el siniestro no ha sido de gravedad, que los conductores, sobre todo si tienen prisa, se dejen los datos rápidamente y se marchen del lugar del accidente.

Esto es un gran error, porque nunca sabemos si el conductor responsable va a reconocer la culpa después. Por eso es muy importante que la víctima llame siempre a la policía para que levante un Atestado, o formalice un parte amistoso correctamente rellenado y en el que el contrario asuma la culpa.

En cuanto a los daños, el nuevo Baremo de Tráfico establece una serie de criterios para poder reclamarlos, sobre todo si no son excesivamente graves, y que deben cumplirse para poder percibir indemnización.

Estos requisitos se desconocen por la mayoría de los conductores, que, si no están asesorados por un abogado, pueden cometer errores que luego impidan reclamar su indemnización.

Así, no acudir a urgencias inmediatamente después del accidente o como tarde antes de las 72 horas después del mismo, no acreditar documentalmente todas las lesiones sufridas, o no contar con una pericial biomecánica si los daños materiales del coche son escasos, constituyen motivos para que una aseguradora rechace pagar indemnización.

Para que la reclamación de daños materiales y personales prospere y la víctima sea debidamente resarcida, necesita la ayuda de un abogado ajeno a las compañías de seguros.

LEGALCAR pone a disposición de los perjudicados que buscan un abogado por un accidente de coche en Valdemoro todos los medios técnicos, médicos y jurídicos que necesitan para reclamar con garantías su indemnización.