Abogado para accidente de moto en Alcalá de Henares

Abogado para accidente de moto en Alcalá de Henares

Te explicamos por qué es importante contactar con un abogado para accidente de moto en Alcalá de Henares, si quieres reclamar tu indemnización.

Los abogados de LEGALCAR que defienden los accidentes de tráfico en Alcalá de Henares conocen, tras muchos años tramitando indemnizaciones por siniestros, el partido judicial y los puntos más conflictivos de la zona, siendo los accidentes de moto bastante habituales.

La A2, a su paso por Alcalá de Henares, es un tramo donde proliferan los accidentes de tráfico. El pasado mes de junio, un motorista resultó herido muy grave en un accidente de tráfico ocurrido en la A2 a la altura de dicha localidad, donde se vieron implicados varios vehículos.

Los motoristas se llevan la peor parte si se ven involucrados en un accidente de tráfico, debido a la especial desprotección que sufren, y a que, en muchas ocasiones, el siniestro se produce por colisiones con vehículos de mayor envergadura, lo que siempre provoca mayores daños al motorista.

Alcalá de Henares se encuentra a unos 40 kilómetros de Madrid. Muchos vecinos de esa localidad que trabajan en Madrid, utilizan la moto para desplazarse a su trabajo, lo que implica como ventajas la rapidez, el menor coste económico y la facilidad de aparcamiento en la capital, frente a lo poco rentable que resulta desplazarse todos los días en vehículo propio.

Sin embargo, sobre todo en las horas punta donde en general todo el mundo lleva prisa, o días con lluvia o malas condiciones meteorológicas, el motorista se encuentra especialmente expuesto a sufrir un accidente.

Las vías urbanas también son peligrosas para los motoristas. En sucesivos años la Policía Local de Alcalá de Henares ha realizado campañas de vigilancia y control de las motocicletas que circulaban por esta localidad.

La finalidad era reducir la siniestralidad en los accidentes de moto, prestando especial atención a los adelantamientos antirreglamentarios, exceso de velocidad, etcétera. Las estadísticas indican que dos de cada tres accidentes de motocicleta ocurridos en Alcalá de Henares se producían en el casco urbano.

Uno de los puntos más conflictivos donde se producen accidentes de moto son los cruces, y de hecho es una de las cuatro causas principales de los siniestros en los que interviene una moto.

En un accidente de moto en un cruce siempre interviene un tercero, siendo en la mayoría de los casos un coche. La moto es más pequeña y suele moverse más rápido, lo que provoca en muchas ocasiones que el otro conductor no se percate de su presencia.

Al invadir el cruce, el choque suele ser lateral, y como es natural, la moto se lleva siempre la peor parte en caso de colisión.

Cuando esa colisión no llega a producirse, lo que suele ocurrir en estos casos gracias a la pericia del motorista que realiza una maniobra evasiva para evitar el choque, el daño los suele sufrir este último, ya que esa maniobra evasiva provoca muchas veces la pérdida de control de la moto y la consiguiente caída del motorista.

Estos accidentes de moto en un cruce pueden ser difíciles de demostrar porque ambas partes involucradas pueden discutir quien tenía la prioridad de paso.

Por eso y para evitar que si no somos culpables nos discutan la indemnización por el accidente, es fundamental avisar siempre a la Policía para que acuda al lugar de los hechos y levante un Atestado.

Partiendo de que en los accidentes de moto las compañías suelen discutir muy a menudo la culpa para evitar pagar indemnizaciones que en algunos casos pueden ser muy elevadas cuando los daños del motorista han sido graves, la víctima de un siniestro de moto ocurrido en un cruce debe asegurarse de acreditar muy bien la culpa como paso previo a la reclamación posterior de su indemnización.

En ocasiones los accidentes de moto en un cruce son presenciados por otros vehículos o incluso peatones.

Los testigos presenciales son fundamentales para aclarar las circunstancias de un accidente, por lo que siempre que se pueda, deben recabarse sus datos por si es necesario su testimonio cuando la aseguradora responsable niegue o discuta culpa.

Dependiendo de si los daños son de mayor o menor envergadura, la indemnización será más o menos elevada. Pueden reclamarse tanto los daños materiales como los personales, siempre que estén justificados y puedan acreditarse.

Para tramitar la reclamación se toma como referencia el Baremo de Tráfico, que sirve para cuantificar y valorar los daños sufridos en el accidente.