Abogado accidente de moto Toledo

Abogado accidente de moto Toledo

Un abogado para accidente de moto en Toledo, puede ayudarte a reclamar la indemnización que te corresponde por tu siniestro. ¿Sabes cuáles son tus derechos?

LEGALCAR es un despacho de abogados que trabaja desde hace años en la defensa de las víctimas de accidentes de tráfico y su departamento de abogados en Toledo gestiona y tramita los siniestros ocurridos en cualquier localidad de la provincia.

Los accidentes de moto se cobran cada año numerosas vidas, en algunas ocasiones por siniestros ocurridos por culpa del motorista, pero muchas otras veces se producen a consecuencia de imprudencias de otros vehículos, siendo siempre las motos las que se llevan la peor parte.

La provincia de Toledo no es una excepción.

En enero de 2018 un accidente entre dos mini motos y un quad en el camino que une las localidades toledanas de Camarena y Chozas de Canales, se saldó con cuatro heridos, tres de los cuales tuvieron que ser atendidos en la Unidad de Quemados del Hospital, falleciendo uno de ellos a consecuencia de las graves quemaduras sufridas en la colisión.

Y este verano fallecía otro motorista en la localidad toledana de Ugena, al chocar la moto que conducía con un turismo. El conductor resultó herido leve.

Casos como los anteriores se producen cada vez más habitualmente, agravados por el hecho de que el motorista tiene que demostrar la culpa del contrario y que en la mayoría de las ocasiones las compañías de seguros tratan de imputar la responsabilidad al conductor de la moto.

A ello se le añade que en la mayoría de los casos las lesiones que sufre un motorista suelen ser de gravedad, lo que dispara las indemnizaciones.

La consecuencia es que las compañías de seguros las discuten en casi todos los casos, y las ofertas no suelen corresponder con la verdadera entidad de las lesiones y secuelas sufridas en el accidente.

Lo primero que debe demostrar la víctima de un accidente de moto, por tanto, es la responsabilidad, puesto que, si él es el único culpable, no tendrá derecho a indemnización.

Pero si la responsabilidad es de un tercero, todos los daños que hay sufrido, tanto materiales como personales, deberán ser indemnizados.

Para acreditar esa culpa, lo mejor es siempre llamar a los agentes de la autoridad para contar con un Atestado, contar con testigos presenciales o formalizar un parte amistoso.

En los accidentes de moto es muy habitual que la víctima tenga secuelas. La secuela es un dolor o limitación que le queda al perjudicado una vez finalizado su proceso curativo y cuando ha recibido el alta médica.

Como ya hemos visto que las lesiones en este tipo de siniestros suelen ser de gravedad, las secuelas existen prácticamente en todos los casos. Y aquí surge el problema con las aseguradoras, que bien no las reconocen, o si lo hacen, siempre es en valores mínimos.

Las secuelas se valoran en base a la documentación médica del lesionado, donde debe quedar constancia de su existencia, y tomando como referencia el Baremo de Tráfico, donde se recogen las secuelas en unas Tablas, y se valoran en base a una serie de puntos y teniendo en cuenta la edad de la víctima.

El margen a la hora de valorar las secuelas es importante. ¿Qué es lo que ocurre? Que lógicamente, cuantas más secuelas tiene la víctima, y más graves son, más puntos deben tenerse en cuenta, y, por tanto, más sube la indemnización a percibir.

El problema que se encuentran las víctimas, y en especial en los accidentes de moto, es que, aunque las secuelas estén acreditadas, en muchas ocasiones no son tenidas en cuenta por las compañías de seguros.

Y, por otro lado, si la secuela es muy evidente, la valoración de la aseguradora va a tender a ser mínima.

Por ejemplo, si una secuela cervical se valora en el Baremo entre 1 y 5 puntos, es más que seguro que la compañía, en caso de valorarla, lo haga en mínimos (un punto), mientras que, atendiendo a su gravedad, debería valorarse en medios (3 puntos).