900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Abogado para Accidente de Moto

 

El apoyo de un abogado para accidente de moto del despacho de LegalCar es fundamental si has sufrido un accidente con tu moto. Este tipo de percances suelen ser aparatosos y provocar lesiones graves al motorista, lo que significa que las indemnizaciones suele ser elevadas. Por eso, lo recomendable es contratar un abogado para accidente de moto cualificado que luche por tus intereses y te ayude a obtener la máxima indemnización posible.

En la mayoría de accidentes de moto las compañías intentan demostrar que este ha sido provocado por alguna conducta del motorista, como exceso de velocidad o maniobras peligrosas. Si cuentas con LegalCar, defenderemos tus derechos y tu falta de responsabilidad en el siniestro.

En Legalcar hemos ayudado a muchos motoristas a defender su caso, logrando obtener su indemnización integra; la cual les ha sido muy útil para recuperarse de sus lesiones.

¿Todavía tienes dudas sobre cómo puede ayudarte un LegalCar?

Si hay algo que destaca en el nuevo Baremo de tráfico que ha entrado en vigor el 1 de enero de 2016, es la gran mejora en las indemnizaciones para grandes lesionados y fallecidos. Aun así,  la interpretación de cada uno de los elementos a los que le corresponde una cantidad determinada sigue siendo complicada.

También hay que tener en cuenta que este aumento en las cuantías indemnizatorias para lesionados graves o fallecidos se ha visto contrarrestada por las lesiones leves, que han visto rebajadas cuantiosamente las indemnizaciones.

Vamos a explicar el procedimiento que sigue el abogado para accidente de moto de LegalCar para para defender a la víctima de un accidente grave o muy grave. Es decir, para que la familia y el lesionado puedan desentenderse del trámite y para que la cuantía a recibir sea la que de verdad le corresponde.

Consulta gratuita

.profesional

 

PROCEDIMIENTO

  • LEGALCAR pondrá un perito médico especialista en el estudio y valoración del daño corporal a disposición del lesionado. Éste tendrá que estar presente durante todo el proceso curativo realizando un seguimiento médico del paciente. Este proceso acaba en llamada estabilización lesional. Según el nuevo Baremo de tráfico de este año, la aseguradora es la responsable de mantener la evolución médica de la víctima y a realizar un seguimiento de la información de que se disponga.

 

  • Después del trámite más importante que es el de asegurar la salud del lesionado, el abogado para accidente de moto especialista solicitará a la compañía de seguros la oferta motivada.  Esta oferta deberá contener la cantidad suficiente para que la víctima pueda hacer frente a los gastos que vayan surgiendo inicialmente  tras el accidente. El profesional revisará la oferta teniendo en cuenta que se trata de un pago parcial y que nunca debe suponer la pérdida de futuros derechos de la víctima.

 

  • Seguimiento médico en muchos casos consiste en orientar a la víctima sobre las pruebas a pedir o tratamiento a realizar. Este seguimiento es más importante en los grandes lesionados que también pueden necesitar una serie de cambios especiales como adecuar su vivienda para adaptarla a su nueva situación física en los casos de lesionados que utilizan una silla de rueda o que tienen la movilidad reducida. Un cambio muy recurrente en este último caso es el cambio de una bañera por una ducha. En otras ocasiones también tendrán que contratar los servicios de una persona para atenderlos de forma constante ante la imposibilidad de valerse por sí mismos.

 

  • Centrándose en el juicio, el abogado debe recabar todas las pruebas que acrediten la responsabilidad del contrario. Es decir, atestados, testigos, fotografías del lugar del accidente, partes amistosos, etc.

 

  • En los casos de invalidez, además, habrá que iniciar cuanto antes los trámites de gestión y petición de ayudas locales, autonómicas o estatales. También hay que tener en cuenta los aspectos laborales, por lo que será muy importante poner en contacto a la víctima con un abogado especialista en derecho laboral.

 

  • También deberá incluirse en la reclamación de indemnización cualquier gasto derivado del accidente. Justificándolo debidamente  con las facturas y presupuestos correspondientes. Por ejemplo, si el lesionado necesitaría una prótesis o un elemento auxiliar similar, éste gasto debería de contemplarse en la reclamación para ser cubiertos por el seguro.

 

  • Finalmente, antes de iniciar una reclamación por vía judicial, el abogado intentará llegar a un acuerdo extrajudicial. Si en esta reunión el abogado considera que la indemnización que se ha propuesto es justa, la víctima se ahorrará la iniciación de un proceso por vía judicial. Aun así, si a la víctima le corresponde una cantidad mayor se iniciará un procedimiento que culminará con la cuantía que de verdad merece.

 

¿QUÉ DOCUMENTACIÓN NECESITAS?

Para reclamar una indemnización por accidente de moto, necesitas recopilar una serie de documentos que son indispensables:

  • Atestado de tráfico: Se necesita probar a la compañía de seguros que la responsabilidad del accidente no recae en cien por ciento en el lesionado. Lo debes solicitar en la sede de la autoridad que haya acudido a tu accidente dicho documento. En la mayoría de los casos se debe pagar una tasa (que varía en cada comisaría) para poder obtenerlo.
  • Parte Amistoso: Si los implicados están de acuerdo en cómo ha ocurrido el accidente, se puede rellenar un parte amistoso con la declaración y datos de los vehículos involucrados y este documento será útil para reclamar la pertinente indemnización. En el caso de accidente de motos, se realiza atestado en los accidentes leves.
  • Parte de urgencias: Es fundamental que poseas un parte de urgencias que indique que has acudido dentro de las 48 horas siguientes al accidente. En este deben quedar reflejado los síntomas y lesiones iniciales. Si no acudes al centro de asistencia sanitaria dentro del plazo recomendado perderás el derecho a indemnización por lesiones. El baremo de tráfico indica que se rompe el criterio cronológico si el perjudicado acude a urgencias fuera de plazo.
  • Seguimiento médico: Además del parte de urgencias, es importante que te hagas con todos los informes médicos de los profesionales a los que hayas asistido. Por ejemplo el informe de médico de cabecera, informe de traumatólogo, informe de psicólogo, entre otros.
  • Baja laboral: Dependiendo de la lesión estarás de baja algún tiempo, el que tu médico considere pertinente. Necesitas hacerte con este informe para recibir la indemnización que te corresponde. En caso de ser desempleado, puedes solicitar a INEM la baja. Si no cuentas con el paro, eres estudiante o amo de casa, con el informe del médico de cabecera será suficiente, siempre y cuando especifique la incapacidad para realizar las tareas diarias.
  • Facturas: Si has tenido objetos que se han dañado como consecuencia del accidente (siempre y cuando sea demostrable) puedes aportar las facturas de dichos objetos y les serán reclamados a la compañía. Además en caso de un aumento de los costes de la movilidad, puedes aportar las facturas de taxi o transporte público.

 Con toda esta documentación, tu aseguradora realizará una oferta de indemnización. Esta estará basada en tus lesiones, tiempo de recuperación y daño patrimonial. Debes tomar en cuenta que la aseguradora siempre realizará ofertas a la baja, subestimando las lesiones de la víctima y su documentación médica.

Si deseas reclamar una indemnización por tus lesiones te recomendamos:

  • Ten una documentación médica completa: El éxito de una reclamación por accidente de tráfico recae en gran parte en los documentos aportados a la compañía. Asegúrate de detallar siempre todos tus síntomas a tu médico y que este los refleje en el informe.
  • No esperes demasiado para comenzar la tramitación: Aunque dispones de un año para oficializar la reclamación, mientras más pronto se comience con el trámite será mucho mejor para tu caso.
  • Evita pedir el alta voluntaria: Sabemos que muchos trabajadores tienen miedo de perder su empleo y piden el alta voluntaria a su médico de cabecera poniendo en riesgo su recuperación. Espera que sea tu médico quien decida si ya puedes trabajar o no.
  • Si tienes dudas, busca información: Sabemos que los temas de accidentes e indemnizaciones pueden ser confusos para muchas personas. No creas en todo lo que te dicen conocidos que no son especialistas, busca tu misma información. Llama, pregunta, consulta y contrasta opiniones, es la mejor forma de obtener una información veraz.
  • Escoge un abogado independiente: Como hemos explicado anteriormente, un abogado para accidente de moto de LegalCar garantizará en muchas ocasiones el éxito de tu indemnización.

 

SALIDA DE VÍA

En muchas ocasiones vemos en la televisión o por internet imágenes de vehículos que se salen de la vía sin mucha explicación y sufren un accidente que en muchos casos suele ser bastante grave. Por lo que es importante saber qué hacer en caso de sufrir  una salida de la vía sin contrario.

Las salidas de la vía suelen deberse a despistes de los conductores, ya sea que se quedan dormidos, que se despistan hablando por teléfono o simplemente que estaban mirando la radio, o debido a una placa de hielo , nieve, lluvia etc.

En estos casos, y como es lógico, los responsables del accidente son ellos y al serlo de forma exclusiva no tienen derecho a indemnización por las lesiones y secuelas producidas.

Son culpables debido a que no iban atentos a las circunstancias del tráfico, no mantenían la libertad de movimientos que permita no poner en peligro la seguridad de ellos y de terceras personas o no mantenían la velocidad adecuada a las circunstancias de la vía.

Sobre lo anterior, existe el error generalizado de pensar que si en una Autovía puedo circular a 120 km/h siempre que circule a esa velocidad lo estoy haciendo correctamente pero no es así. Si las circunstancias de la vía son correctas esa es la velocidad máxima. Pero, si las circunstancias de la vía varían como puede ser por una nevada, por atascos, niebla, lluvia intensa etc, ha de reducirse la velocidad a aquella que me permita mantener y dominar el vehículo dentro de la vía.

Por lo que nos podemos encontrar que ir a 80 en una autovía es ir a una velocidad excesiva, causante de la salida de la vía, y por tanto no sólo no hay derecho a indemnización sino que además puede llegara haber una multa por dicha circunstancia.

En caso de que la salida de vía además genere daños, hay que saber que los daños del vehículo son responsabilidad del conductor.  Por lo que, salvo que tenga el vehículo a todo riesgo, no lo cubrirá el seguro.

Si en el vehículo que ha tenido una salida de la vía circulan más personas como ocupantes, éstos SÍ tendrán derecho a una indemnización por sus lesiones. En estos casos la compañía de seguros del vehículo que se ha salido de la vía por culpa del conductor tendrá que abonarles la indemnización correspondiente al tiempo que haya tardado en curar así como las posibles secuelas que le hayan podido generar.

Si el conductor da positivo en la prueba de alcohol o de drogas, será él mismo quien se haga cargo de abonar las lesiones y gastos médicos. En realidad lo normal es que sea la compañía quién lo haga inicialmente, pero posteriormente le reclamará los gastos generados al conductor.

 

BAJA LABORAL POR ACCIDENTE DE MOTO

Nuestros abogados explican la baja laboral por accidente de moto y la indemnización que ha de obtener la víctima del accidente de tráfico. El parque de motocicletas en Madrid ha aumentado 61,4% en los últimos 10 años, cada vez son más personas que utilizan las motos como medio de transporte diario. Tomando en cuenta que las estadísticas mencionan que la probabilidad de sufrir un accidente en moto es mayor que en turismos, es importante que como Motoristas sepas lo que sucede con la baja laboral  si sufres un accidente.

La baja laboral, debe de justificarse por un informe médico y estar acogida por la Mutua (si fue un accidente de tráfico laboral) o por la Seguridad Social.

A continuación, explicaremos lo que sucede con los días de baja y la reclamación si el accidente ha ocurrido en horario laboral o por el contrario ha sido un hecho aislado.

Los accidentes de tráfico laborales pueden ocurrir en dos modalidades:

  • Jornada Laboral: Son los accidentes que ocurren mientras el empleado desempeña su trabajo, por ejemplo, si eres un repartidor y sufres un accidente entregando un paquete, es considerado un accidente en jornada laboral.

Si por otra parte, si tu trabajo normal no está relacionado con la conducción de moto pero por alguna razón has tenido con conducir una moto para hacer una gestión del trabajo, también es considerado un accidente en jornada laboral en misión.

  • Accidente in Itinere: Se denomina de esta forma al siniestro que ocurre mientras el trabajador se dirige de su domicilio al lugar del trabajo o viceversa. Para que sea considerado de esta forma, el accidente debe ocurrir en un rango de hora “normal”, es decir que concuerde con el horario de trabajo del empleado y que además no haya habido una interrupción del trayecto o desvío.

En ambos casos, la entidad que actuará como aseguradora propia es la Mutua de la empresa  y será quien se haga cargo del tratamiento rehabilitador de la víctima, la atención médica y quien realice el informe para determinar la baja.

Es aquí donde suele haber un poco de polémica, pues muchos empleados denuncian que las Mutuas quieren otorgarles  alta médica cuando todavía no se han recuperado del todo.

Por otra parte, si el accidente ha ocurrido por responsabilidad del otro conductor, el lesionado tiene derecho a reclamar una compensación por los daños sufrido. La cuantía será la suma total de: puntos por secuelas, días de baja, perjuicios patrimoniales y otros gastos surgidos como consecuencia del accidente.

Algo que preocupa a muchas víctimas de accidentes de tráfico es la merma de sus ingresos mientras están de baja, porque si el accidente ha ocurrido en jornada laboral, mientras estén de baja solo recibirán el 75% de su salario, es por esto que muchos deciden pedir el alta antes tiempo, algo que desde nuestro despacho no apoyamos, porque lo más importante es la salud y si no se guarda el reposo necesario para la estabilización de la lesión, es el lesionado quién pagará las consecuencias en un futuro próximo.

Aunque la compañía aseguradora contraria vaya a indemnizar a la víctima con 52 euros diarios por perjuicio personal moderado, las personas se ven entre la espada y la pared, pues saben que el proceso indemnizatorio puede demorar mucho tiempo, viéndose obligados a solicitar el alta médico, sin haberse recuperado. En nuestro despacho hemos recibido clientes, quienes han hecho esto, lo cual es muy triste pues  en muchos de los casos las personas no se encuentran bien.

 

ACCIDENTE DE MOTO SIN CASCO

Antes de entrar en profundidad en este tema, es importante recordar que en España, según el artículo 47 de la Ley sobre tráfico, es obligatorio el uso del casco en motocicletas y ciclomotores; tanto para los conductores como los ocupantes.

La Ley de Tráfico, también especifica que dicho casco debe ser homologado, lo que significa que debe tener la certificación ECE/ONU R22, para Europa, dicha homologación cambia entre los diferentes países y zonas, por lo que si vas de viaje a Estados Unidos, por ejemplo, no podrás utilizarlo en territorio europeo, porque es muy posible que tenga el certificado de homologación SNELL o DOT, de estos el SNELL M205, es la homologación más parecida a la europea.

En España, la multa por montar una moto sin casco es de 200 euros. En la ciudad de Lisboa, la cuantía a pagar en caso de no utilizarlo es de 1.500 euros. Sin embargo en dicha ciudad es muy poco común el uso de moto por las características de sus calles.

Más allá de evitar una multa, el uso del casco puede salvar tu vida en caso de sufrir un accidente. Dentro de las funciones principales del casco, se encuentran: absorber la energía por el impacto, dispersar la fuerza del impacto, evitar el contacto del cráneo con el suelo.

Según estudios realizados el uso de casco, podría reducir  el 72% la gravedad de las lesiones y en un 39% la posibilidad de morir.

El principal problema de reclamar una indemnización por los daños sufridos en un accidente de moto en el que no se lleve puesto el caso es que existe una concurrencia de culpas a la hora de definir la responsabilidad de los daños. No del hecho, sino de los daños. Es decir, quedando definida la responsabilidad del accidente, se le atribuye un porcentaje de culpa a la víctima que no circula con el casco puesto que es obligatorio llevarlo.

Externo porque no comparte intereses con ninguna compañía y, por tanto, puede compartir los intereses de la víctima. Y experto porque es especialista en la materia del tráfico y conoce todo el proceso de reclamación de la máxima indemnización por los daños sufridos en el accidente.

 

FRACTURA DE TIBIA Y PERONÉ EN ACCIDENTE EN MOTO

En accidentes graves, las fracturas y roturas de la tibia y el peroné son los huesos más comprometidos. Tienes derecho a una indemnización por tus daños, según cifras aportadas por la DGT en 2014 4.281 personas sufrieron fracturas en piernas y tobillo.

La tibia  es el hueso más grande de la pierna, se conecta con la rodilla y con el tobillo, además es el único hueso que soporta el peso de la pantorrilla, por su parte e peroné es un hueso más pequeño que se encuentra ubicado paralelamente a la tibia, no soporta ningún peso, además tampoco se encuentra conectado con la articulación de la rodilla.

Normalmente estos huesos se fracturan juntos en el mismo traumatismo, siendo comunes las fracturas a la altura de la región proximal (cerca de la rodilla) o la parte distal (cerca del tobillo. Estas fracturas suelen ser abiertas, es decir que se rompe la piel.

Existen varios tipos de fracturas de Tibia y Peroné, siendo las más comunes las siguientes:

  • Fractura de meseta tibial: la meseta tibial es la parte del hueso más próxima a la rodilla, afectando la articulación de la misma. Al mismo tiempo la fractura de meseta tibial puede esta clasificada en:
  • Fractura de meseta tibial sin depresión: corresponde a una fractura en  la que no se desplaza el platillo tibial lateral, normalmente  ocurre en traumatismos leves.
  • Fractura desplazada y deprimida de la meseta tibial: es mas común en pacientes lesionados mayores de 40 años, necesita intervención quirúrgica y utilización de tornillos y placas de osteosíntesis.
  • Fracturas deprimidas o con hundimiento articular: se genera por la compresión pura de la meseta tibial lateral o central, es una lesión de baja energía común en pacientes mayores de 50 años.
  • Fracturas del cóndilo  medial: cóndilo es el nombre que recibe la cabeza de o protuberancia de un hueso  que encaja en otro, en este caso la cabeza de la tibia que encaja en la rodilla. En la tibia se tienen dos el medial y el lateral. La fractura del cóndilo medial puede provocar daños mayor en ligamentos y distensión de nervios.
  • Fractura de meseta tibial bicondílea: corresponde a la fractura de la meseta lateral y tibial, comprometiendo ligamentos lateral y al ligamento cruzado.
  • Fracturas con disociación Metafiso-Diafiasiaria: se caracteriza por ser una fractura transversal, afectando también a los nervios alrededor.
  • Fracturas diafisiarias de tibia: la lesión ocurre por debajo de la rodilla y por encima del tobillo, siendo común que se fracture también el Peroné. El hueso puede romperse en varios fragmentos, por lo que será necesario el material de osteosíntesis, en casos con menos de cuatro fragmentos se utilizarás el clavo intramedular y combinación de tornillos y placas en casos superiores.
  • Fractura de pilón tibial: una de las lesiones más difíciles de tratar, generalmente se desprende la tibia del tobillo, comprimiéndose y afectando los tejidos blandos de la zona.

Los accidentes en motos suelen ser bastante graves, provocando la mayoría del tiempo fracturas en los miembros inferiores. En nuestro despacho hemos tramitado casos de motoristas con fracturas en tibia y peroné a continuación os contaremos uno de estos:

A.M.D motorista de 25 años quien era repartidor de comida a domicilio se encontraba en su horario laboral, por una concurrida calle de la ciudad, cuando un  vehículo no respetó un seda al paso y atropelló al motorista, quien debido al fuerte impacto salió despedido de su moto, provocándole la fractura de tibia y peroné. Afortunadamente el joven se encontraba utilizando el equipamiento adecuado, porque las consecuencias del accidente pudieron ser mucho peor.

La fractura de tibia y peroné sufrida por A.M.D tardó cerca de 200 días en estabilizarse y un nervio distal  quedó afectado tras la lesión de forma leve, por lo que le generó una secuela. En LegalCar conseguimos obtener la indemnización correspondiente por las lesiones del motorista, quien ya se ha recuperado de su lesión y puede andar de forma normal, solo con un poco de dolor en algunas ocasiones por el daño del nervio.

Es importante destacar que al año pasado 2.599 usuarios de motocicletas y 669 de ciclomotores tuvieron que ser hospitalizados por sus lesiones y que fallecieron 219 motoristas, muchos accidentes como el comentado anteriormente pudieron evitarse.

 

TIPOS DE ACCIDENTES DE MOTOS

 

La realidad muestra que solo el 25% de los motoristas tiene la culpa en los accidentes que sufren. Estas son las causas más comunes por la que se requieren la indemnización

 

Pérdida control en curva

 

Este tipo de accidente es de lo más comunes y suele ser de los más graves sobre todo cuando se conduce con un acompañante. Puede producirse por diversas circunstancias, como la falta de agarre del asfalto o suciedad en este, lo que provocará un derrape; exceso de velocidad, falta de experiencia, fallos mecánico, entre otros factores.

Para prevenir este tipo de accidentes lo recomendable es no exceder límites de velocidad, mantener los cauchos en buen estado para disminuir el riesgo de derrapes;  si no tienes mucha experiencia chequea primero las rutas antes de tomarlas, si tiene muchas curvas cerradas evítalas, hasta que adquieras la confianza para afrontarlas.

Reclamar una indemnización en caso de sufrir una lesión por pérdida de control en la curva, puede ser muy difícil, porque sin otro vehículo involucrado, se te alegará la responsabilidad del accidente, por lo que si eres el conductor, perderás el derecho a reclamar la indemnización. En el caso que seas ocupante, sí tienes derecho a recibir una indemnización por tus lesiones, ya que tienes siempre derecho a cobrar una indemnización por los daños sufridos en el accidente de moto como ocupante.

 

Choque trasero a un coche o Caída por frenazo repentino

 

Otro accidente repetitivo entre los motoristas es el choque trasero a un vehículo. Esto ocurre sobre todo en vías urbanas, cuando el vehículo de delante frena de golpe, no activa la luz para cruzar o frena de pronto para aparcar, haciendo que la motocicleta que viene detrás pierda el control, causando la caída del motorista o que este choque contra el vehículo.

Aunque para los motoristas la culpa en este hecho es del vehículo, por frenar de repente, los choques traseros son culpabilidad de quien golpee por detrás, porque se mantiene que si el motociclista mantiene la distancia de seguridad, pudiera evitar el accidente.

En estos casos no se podrá reclamar una indemnización por los daños sufridos ya que el conductor de la moto será el responsable del accidente. Salvo que se demuestre que un tercer vehículo es responsable del siniestro, aunque sea en un pequeño porcentaje, no se tiene derecho a reclamar por los daños sufridos en choques por detrás provocados por el motorista.

 

Accidentes por circulación en paralelo

 

Muchas veces las motos no suelen ser vistas por los conductores por el retrovisor debido al punto muerto, por lo que cuando están circulando el paralelo y el vehículo decide cambiar de carril o cruzar, la situación suele terminar en colisión lateral.

En estos casos hay que atender muy bien a las circunstancias del siniestro para definir si se tiene derecho o no a recibir una indemnización por los daños sufridos en el accidente de moto. En LegalCar Abogados hemos visto ejemplos de todas las clases. En 2014 tramitamos el caso de un motorista en La Laguna, Tenerife, que adelantaba un vehículo parado por retención y, justo cuando terminaba de adelantarle, el vehículo continuó la marcha.

La calle era de un solo carril, lo que prohibía adelantar, pero como se trataba más bien de un rebasamiento, la víctima del accidente pudo cobrar el 75% de la indemnización correspondiente por las lesiones sufridas gracias a la intervención de nuestro equipo.

 

Filtración entre vehículos

 

Una de las ventajas de conducir en moto es poder filtrarte entre los coches cuando hay un atasco pero puede que alguno de los coches abra la puerta repentinamente provocando un golpe con la moto.

Si bien la ley permite la filtración mientras los vehículos estén detenidos, no se puede prever que alguno abra la puerta. En este caso el motorista no puede hacer nada para prevenir este tipo de accidente, salvo respetar una velocidad adecuada a las circunstancias de la vía, por lo que queda a merced de la consciencia y educación vial de los conductores el hecho de que estos casos no se den.

Si sufres un accidente de este tipo, tendrás derecho a reclamar una indemnización siempre y cuando se atiendan una serie de presupuestos y las circunstancias fuesen las idóneas para poder realizar esta arriesgada maniobra. En 2015 tramitamos en LegalCar el caso de una joven de Barcelona que fue golpeada sorpresivamente por una puerta de un taxi cuando uno de sus ocupantes se bajaba del vehículo en mitad de una retención. La joven motorista rebasaba poco a poco filtrándose entre la multitud de vehículos cuando de pronto la puerta del taxi se abrió, provocando un aparatoso golpe.

Aunque no se tuvo que lamentar daños personales graves, las circunstancias del hecho fueron muy discutida por la compañía de seguros del taxi, obligando al equipo de especialistas en accidentes de tráfico de LegalCar llegar a juicio. Finalmente la joven cobró su indemnización.

 

Colisión en cruce

 

Las motos suelen ser difíciles de ver, sobre todo cuando vienen detrás de un vehículo o hay mala visibilidad por alguna circunstancia externa. Por lo cual, los coches que van a efectuar un cruce o entrada en rotonda deben asegurarse que no viene una moto antes de cruzar. Se recomienda a los conductores mirar dos veces antes de efectuar la maniobra.

Aunque este tipo de accidentes suele ser responsabilidad del conductor, el exceso de velocidad puede empañar la reclamación del motorista, por lo que se aconseja a los motoristas a respetar los límites establecidos. En estos casos, lo mejor es contar con LegalCar y de esa manera asegurarse que el profesional jurídico designado hará todo lo posible por reclamar la mejor indemnización.