En este apartado vamos a hablar sobre la diferencia que hay entre contratar un abogado independiente y poner el caso en manos del abogado  de la compañía.

Con abogado independiente o abogado externo se conoce al letrado que no pertenece a ninguna compañía aseguradora, es decir, cualquier abogado que pertenezca a un despacho profesional o que trabaje por su cuenta, al margen de las aseguradoras. Hay que hacer especial hincapié en estos conceptos pues son la clave para entender la importancia de la distinción que existe entre contratar a un abogado especialista en accidentes de tráfico externo o dejar el caso en manos del abogado que ofrezca la aseguradora.

Un abogado independiente, externo, es un profesional jurídico el cual no recibe directrices de ninguna entidad implicada en el siniestro, al contrario que un abogado de compañía. Los abogados de compañía defienden los intereses de la empresa que les tiene contratados, es decir, las aseguradoras, por lo que su trabajo está limitado en cuanto el interés de la víctima choca frontalmente con el interés de la compañía. Y esto ocurre prácticamente en todos los casos: los intereses de las compañías nunca pueden ser los mismos que los intereses de las víctimas, pues mientras que el de las compañías es su propia supervivencia económica, el de las víctimas es el resarcimiento económico de los daños sufridos en el accidente de circulación.

Por tanto, dejar el caso en manos de un abogado de compañía es dejarlo en manos de la propia compañía y, por tanto, se corre el riesgo de no recibir el asesoramiento jurídico necesario para el completo resarcimiento de los daños sufridos.

Aquí, el abogado independiente o externo tiene total libertad de actuación. Su principal interés es completamente compatible con el interés de su cliente, es más, sus intereses son los mismos. ¿Por qué? Porque el abogado externo liga su Minuta de Honorarios al éxito de la reclamación. Si su cliente cobra, el abogado cobra.

Por el contrario, el abogado de compañía no cobra más o menos en función del éxito de la reclamación de la pertinente indemnización, pues la compañía no recibe ni más ni menos en función a la indemnización percibida. Sin embargo, el abogado externo, al ligar su Minuta de Honorarios a la indemnización del cliente, luchará por maximizar la cuantía de la indemnización teniendo en cuenta los daños sufridos en el accidente. Es decir, luchará porque su cliente vea resarcidos lo mejor posible los daños, tanto personales como materiales, que haya sufrido en su accidente de circulación.

En definitiva, el equipo de trabajo que pueden formar el abogado independiente y su cliente es mucho más completo, al compartir intereses, que el que podrían formar un abogado de compañía y el asegurado, que no comparten intereses. En LegalCar Abogados nuestro trabajo es totalmente independiente y externo de las compañías aseguradoras, por lo que nuestro equipo de profesionales tiene como fin único el ofrecer el mejor y más completo asesoramiento legal para que cada cliente consiga la mayor indemnización para el total resarcimiento de los daños sufridos en un accidente de tráfico.

Además, nuestro equipo de abogados está especializado en los temas de tráfico, es decir, se dedican exclusivamente a accidentes de tráfico y reclamación de indemnizaciones por los daños sufridos en los mismos. ¿Qué ventajas ofrece esto? Básicamente, que nuestro equipo de abogado es experto en la materia. Al contrario que un abogado generalista, que abarque muchas ramas del Derecho, en LegalCar Abogados, nuestros abogados se dedican exclusivamente a la resolución de asuntos de tráfico. Esto supone que conocen, no solo las ramas del ordenamiento jurídico español dedicadas a la resolución de estos asuntos, sino, además, todos aquellos extremos que se dan en las reclamaciones de tráfico, así como las herramientas a su alcance para encaminar dicha reclamación hacia el éxito. Asimismo, para conseguir un completo asesoramiento en todas las materias que influyen en los asuntos de tráfico, nuestro equipo de profesionales lo completan expertos en medicina, fisioterapia y mecánica, es decir, peritos, tasadores, médicos, etc. Así, podemos ofrecer un completo asesoramiento que abarque, no solo el apartado legal, sino también todos los ámbitos que influyen en las reclamaciones por accidentes de tráfico.

Nuestro despacho cree que “El mejor abogado de tráfico” debe tener las siguientes características:

  1. Especialista en la reclamación de indemnizaciones por asuntos de tráfico.
  2. Externo a las compañías aseguradoras.
  3. Experimentado en asuntos de tráfico.
  4. Rodeado de un equipo de profesionales expertos en otras materias: medicina, ingeniería, mecánica, etc.
  5. Abogado a comisión.

Finalmente, el hecho de contratar un abogado externo puede resultar gratuito en caso de contar con Defensa Jurídica. La Defensa Jurídica, es la cantidad garantizada en la Póliza de Seguro que la compañía se compromete a pagar a su asegurado cuando éste haya abonado cierta cantidad en concepto de Minuta de Honorarios a un abogado externo. El límite de la cantidad a devolver viene establecido en las Pólizas, estando, generalmente, entre los 600€ y los 3.000€.

¿Necesitas un abogado independiente por un accidente de circulación?, deja tu teléfono y te llamamos gratis.

Por favor, seleccione una forma válida