Abogado para accidente por choque trasero o alcance

Abogado para accidente por choque trasero o alcance

Contratar un abogado para accidente por choque trasero siempre es recomendable para las víctimas, teniendo en cuenta que los siniestros por alcances traseros son de los más habituales que se producen, sobre todo en ciudades o poblaciones, donde en la mayoría de los casos se originan por despistes y distracciones al volante de los conductores que golpean por detrás.

CHOQUE TRASERO O ALCANCE

Un accidente por choque trasero o alcance se produce cuando un vehículo golpea al que le precede por detrás. En muchas ocasiones se producen porque no se guarda la debida distancia de seguridad entre vehículos, lo que conlleva que, en caso de frenada, o detención por cualquier motivo, el vehículo que circula detrás del colisionado no tiene capacidad ni espacio para detenerse sin golpearle.

Situaciones típicas de este tipo de alcances traseros o choque por detrás son, por ejemplo, cuando un vehículo se detiene en un semáforo, o en un ceda el paso o un stop, y el que circula por detrás colisiona con él.

Otro caso posible es el del vehículo que se detiene en un paso de peatones para dejar pasar a los mismos, y el que circula detrás no se apercibe a tiempo, golpeando al de delante. Este caso puede ser especialmente grave si al colisionar con el vehículo detenido en el paso de cebra, éste resulta desplazado, pudiendo atropellas a peatones que se encuentren cruzando en ese momento.

También puede darse el supuesto en el que se producen colisiones o alcances traseros en las rotondas, cuando el vehículo que se encuentra detenido en la entrada de la misma cediendo el paso a los que circulan por el interior de la rotonda, es golpeado por detrás por otro vehículo, que normalmente cree que el anterior no se va a detener en la entrada de la rotonda.

EL PROBLEMA PARA ESTE TIPO DE ACCIDENTE

En este tipo de accidentes pueden darse dos problemas importantes, por lo que es conveniente que la víctima acuda a LegalCar para informarse sobre los pasos a dar para reclamar.

El primer problema es que en muchas ocasiones los alcances traseros son leves, y producen pocos daños materiales, pero sin embargo causan lesiones a los ocupantes del vehículo colisionado. En estos supuestos las compañías de seguros suelen negar la existencia de nexo causal entre el accidente y la lesión causada, que normalmente será un esguince cervical.

Tras la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016, se recoge en el artículo 135 este supuesto, de manera que, para poder reclamar en caso de alcance trasero con escasos daños materiales, será necesario acudir a una prueba biomecánica que nos servirá para determinar si en el accidente se han producido lesiones y si estas son consecuencia directa de la colisión trasera, aunque haya sido leve.

El segundo problema de este tipo de siniestros es cuando se producen los denominados choques en cadena o colisiones múltiples, muy habituales en carretera, cuando los conductores no guardan la distancia de seguridad con el vehículo que les precede, y deriva en un choque por detrás.

Ante una eventualidad, como una retención, o malas condiciones climatológicas, un frenazo provoca un choque múltiple entre varios vehículos, y el problema radica en determinar la culpa en el accidente, es decir, quien ha golpeado primero, puesto que será la aseguradora de este último quien deberá hacerse cargo de los costes que correspondan.

LESIONES INDEMNIZABLES MÁS COMUNES

El tipo de siniestro y la gravedad del mismo condicionan el tipo de lesiones sufridas por el conductor y los ocupantes del vehículo golpeado por detrás.

Cuando se trata de colisiones a baja velocidad, las lesiones más comunes, que son susceptibles de indemnizarse, son las causadas en la columna vertebral, principalmente en cuello, espalda y zona dorsal. También en este tipo de golpes suele lesionarse el hombro, principalmente a causa de la tensión generada por el cinturón de seguridad.

En la mayor o menor gravedad de este tipo de lesiones intervienen muchos factores, como por ejemplo la edad, el sexo, la posición ocupada en el vehículo en el momento del accidente, los antecedentes médicos previos de la víctima y otros como si el golpe se recibe de manera sorpresiva o se percibe por la víctima, quien realiza el movimiento reflejo de protegerse de la colisión.

Si el accidente ha sido grave, es decir, cuando se produce sobre todo a alta velocidad, las lesiones pueden ser mucho mayores, pues el golpe puede provocar la salida del vehículo colisionado de la vía, el vuelco, o una colisión doble al golpear al vehículo que le precede, con lo que la posibilidad de sufrir traumatismos más graves aumenta, hasta el punto de que puede provocarse el fallecimiento de la víctima.

LATIGAZO CERVICAL

Como hemos dicho, el latigazo cervical es una de las lesiones más comunes en los accidentes por alcances traseros. Su problemática radica en que se trata de la lesión más habitual, y, por tanto, las aseguradoras tienden a minimizarlas e incluso a negar el pago de las mismas si no se cumplen los requisitos previstos en el artículo 135 del nuevo Baremo de Tráfico 2016 para este tipo de daños corporales.

Así, por ejemplo, es necesario acreditar muy bien la existencia de la lesión, y para ello debe acudirse de inmediato al Hospital más cercano, incluso si, inicialmente, no se siente un dolor importante, puesto que este tipo de daños a veces se manifiesta unas horas después del accidente, y en ningún caso debe dejarse pasar más de 72 horas antes de la primera asistencia médica porque la compañía de seguros nos negará la relación causal entre el siniestro y la lesión.

En el supuesto de daños materiales escasos, ya hemos dicho que será necesario contar con una prueba biomecánica que demuestre que hay lesión y que la misma es consecuencia del accidente.

También es muy importante en los latigazos cervicales contar con pruebas diagnósticas que evidencien la existencia del daño, tales como resonancias magnéticas, ecografías o radiografías, y por supuesto que los informes de alta médica después de finalizar la rehabilitación, recojan claramente si al lesionado le han quedado secuelas después de la estabilización lesional.

LEGALCAR ABOGADOS

Somos especialistas desde hace años en indemnizaciones derivadas de accidentes por alcance, y ponemos todos nuestros medios técnicos, jurídicos y médicos a disposición de las víctimas para que la reclamación a la que tienen derecho se haga de manera rápida, eficiente y segura.