900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Es necesario contratar un abogado por atropello en Barcelona? Si has sufrido un accidente y quieres recibir la indemnización que te corresponde por tus lesiones la respuesta es sí.

Barcelona, como cualquier gran ciudad, dispone de un importante parque automovilístico y más de 1,6 millones habitantes. A ello se le añaden la cantidad de turistas que cada año visitan la ciudad, con múltiples ofertas tanto de ocio como de gastronomía, sin olvidar la enorme riqueza cultural de la ciudad y el clima suave del que goza en general durante todo el año.

Según las estadísticas, el número de atropellos en Barcelona se ha incrementado en los últimos años, pasando de 6 peatones fallecidos en el año 2015 a 16 en el año 2016, es decir, casi el triple.

Para que las víctimas por atropello estén debidamente asesoradas a la hora de reclamar las que les puedan corresponder por los daños y perjuicios sufridos, es muy importante que contacten cuanto antes con LegalCar.

Así, con la ayuda de un abogado accidente de tráfico Barcelona, desde el primer momento puede encauzarse la reclamación, puesto que en muchas ocasiones las aseguradoras van a tratar de imputar la culpa al propio peatón, sobre todo si hay dudas sobre la dinámica del accidente.

QUÉ SE PUEDE RECLAMAR EN UN ATROPELLO

En un atropello pueden reclamarse todos los daños y perjuicios sufridos a consecuencia del accidente.

Lo primero a tener en cuenta es que no siempre la culpa está clara en un atropello. Y si esto ocurre, es seguro que la compañía de seguros intentará negar culpa para evitar tener que pagar.

Por ello, para poder reclamar con garantías es necesario primero acreditar la responsabilidad del contrario. Y esto no significa que, si el peatón ha cruzado, por ejemplo, por un lugar indebido, no pueda reclamar. Se puede, pero será más complicado, y sobre todo hará falta LegalCar que desde el primer momento construya el caso de cara a la reclamación a la aseguradora.

Para poder acreditar la culpa y luego poder reclamar, en un atropello es fundamental contar con un Atestado, por lo que es importante llamar siempre a la Policía para que acuda al lugar del accidente.

Además del Atestado, lo normal es que el atropello haya sido presenciado por testigos. Su declaración puede ser de gran ayuda cuando no quedan muy claras las circunstancias del atropello, y en caso de tener que acudir a un procedimiento judicial, su testifical puede resultar clave para determinar la obligación de la aseguradora del culpable de pagar.

RECLAMAR LAS LESIONES

Se pueden reclamar, por un lado, las lesiones sufridas en el atropello por la víctima. Es muy habitual que estos daños sean de gravedad, porque el peatón recibe el impacto en su cuerpo y en muchas ocasiones sale despedido cayendo sobre la calzada, sobre todo si el vehículo, motocicleta, bicicleta, autobús, etcétera, circulaba con cierta velocidad.

Estas lesiones tienen que cuantificarse. Para ello se computa primero el tiempo que la víctima atropellada ha tardado en restablecerse (perjuicio personal básico y perjuicio personal particular), según haya requerido días de hospitalización, días de baja o inmovilización, o días de curación.

Por otro lado, se reclaman las posibles secuelas que hayan quedado a la víctima después de recibir el alta médica. Estas secuelas se valoran atendiendo a la edad del lesionado, el tipo de secuela y la graduación de la misma, acudiendo a las Tablas recogidas en el Baremo de Tráfico para computar por este concepto.

Cuando las lesiones han sido graves y a la víctima le queda algún tipo de incapacidad derivada de las secuelas, también debe reclamarse de conformidad con lo establecido en el Baremo de Tráfico y atendiendo al tipo de incapacidad (parcial, total, absoluta o gran invalidez en los casos más graves).

Existen otros conceptos que pueden reclamarse, como son las operaciones médicas que haya tenido la víctima.

RECLAMAR OTROS DAÑOS MATERIALES

Puede reclamarse también cualquier otro daño material que haya podido tener en el atropello, sobre todo rotura de teléfonos móviles, de gafas de ver o de sol, o cualquier otro objeto que el peatón portara en el momento del atropello.

Los gastos derivados del accidente (rehabilitación, farmacia, pruebas médicas) y cualquier otro perjuicio económico pueden también reclamarse (lucro cesante y daño emergente, según el Baremo de Tráfico)

ATROPELLO EN BARCELONA

Como ya hemos visto, los atropellos en Barcelona se han incrementado en los últimos años. Cuando se producen a baja velocidad, es posible que no generen muchas lesiones, pero en la mayoría de los casos, ocurren por despistes de los conductores, por no respetar las normas de circulación o el derecho de paso de los peatones.

Según las estadísticas, la mayoría de ellos se han producido a personas mayores de 70 años.

Por tipo de vehículo, un 35,7% de atropellos en Barcelona han sido causados por motocicletas, y un 26,5% por automóviles.

Un dato a tener en cuenta es que los atropellos con lesiones graves que más se han incrementado han sido los protagonizados por taxistas, donde se ha pasado de uno ocurrido en el año 2015 a ocho casos en el año 2016.

Igualmente, en Barcelona se ha incrementado el número de atropellos de peatones por ciclistas. El buen tiempo, la implantación del carril bici y la puesta en marcha de sistemas de alquiler público para bicicletas ha disparado el uso de este sistema de transporte que en muchas ocasiones no es utilizado de manera diligente, estando los peatones especialmente expuestos, sobre todo en los pasos de cebra y al cruzar el carril bici, o en caso contario, algunos se producen porque el peatón invade el carril bici.