Abogado para atropello en Valladolid

Abogado para atropello en Valladolid

Un abogado para atropello en Valladolid puede ayudarte si eres la víctima no culpable y necesitas reclamar tu indemnización. ¿Quieres saber cómo?

Son numerosos los casos de atropellos que en LEGALCAR han gestionado nuestros abogados de Valladolid en los últimos años, y en los que la dinámica general siempre es la misma: vulnerabilidad y desconocimiento de la víctima y poca o nula ayuda por parte de las aseguradoras obligadas al pago.

Valladolid ha sufrido desde el año 2015 un importante incremento en el número de atropellos, hasta el punto de que, en enero de 2017, la DGT elaboró un informe sobre el alarmante número de siniestros de este tipo registrados en esta ciudad solo en ese mes, superando la decena y con dos peatones fallecidos.

Y en lo que llevamos de 2018, se han dado casos como el ocurrido en el mes de marzo, cuando una mujer fue atropellada en la Plaza San Bartolomé de Valladolid por un vehículo que se dio a la fuga, resultando herida grave.

Y el pasado mes de agosto un hombre fue atropellado en la localidad de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), en concreto en la travesía de la CL-602 a su paso por dicha localidad, por un vehículo cuyo conductor huyó a pie tras el accidente, resultando el peatón herido de gravedad.

Este incremento en los atropellos es generalizado en nuestro país, y tienen como común denominador una serie de factores que resultan determinantes en este tipo de siniestros, destacando dos de ellos: las distracciones al volante y el exceso de velocidad.

Si bien hay un pequeño porcentaje de atropellos que se producen por imprudencias cometidas por el propio peatón, la mayoría de accidentes de este tipo ocurren por culpa de un tercero, que suele ser un vehículo.

También es cierto que las estadísticas demuestran que la inmensa mayoría de los accidentes de este tipo se producen en las vías urbanas.

Las dificultades de la tramitación de las reclamaciones de este tipo de siniestros parten de la postura de las aseguradoras, que suelen discutir tanto la responsabilidad en el atropello como la entidad de los daños sufridos por la víctima.

En un importante porcentaje, como hemos visto, el exceso de velocidad está detrás de muchos atropellos, y es un factor que agrava de manera importante el resultado lesivo, ya que, a mayor velocidad, mayor es la fuerza del impacto, y mayores son, por tanto, las lesiones que sufre el peatón, llegando a producir en ocasiones la muerte.

Es la víctima quien tiene que demostrar que el accidente ha sido culpa de un tercero, por lo que necesita contar con medios de prueba que acrediten la dinámica del siniestro.

El Atestado es una prueba fundamental para que la compañía aseguradora del vehículo responsable de indemnizar a la víctima atropellada asuma la culpa, si bien no siempre están bien hechos, y en ocasiones pueden ofrecer alguna duda sobre la responsabilidad que debe ser resuelta con ayuda de un perito reconstructor de accidentes.

Otra prueba que puede ser determinante es contar con la declaración de testigos presenciales del atropello. En ocasiones se recaban sus datos en el Atestado, pero en otros casos es importante, si las lesiones lo permiten, que la víctima tome los teléfonos de las personas que le hayan asistido para, en caso necesario, contar con su testimonio de cara a la aseguradora.

Lo primero que debe demostrarse es la entidad de las lesiones sufridas, para lo cual es fundamental que la primera asistencia médica se realice dentro de las 72 horas posteriores al accidente.

El punto de referencia para calcular la indemnización por el atropello es el Baremo de Tráfico, que especifica todos los conceptos indemnizables (perjuicio personal básico, particular y patrimonial). Su interpretación no es sencilla para quien no conoce la normativa, debido a su complejidad.

Por ello, y teniendo en cuenta que la aseguradora en la mayoría de las ocasiones va a ofrecer una indemnización por debajo de lo que corresponde al perjudicado, es necesario que un abogado ayude a tramitar la reclamación para demostrar la culpa y obligación de indemnizar, por un lado, y para acreditar los daños efectivamente sufridos, por el otro.

LEGALCAR lleva más de 20 años ayudando a víctimas de accidentes de tráfico y cuenta con un equipo de abogados para atropello en Valladolid con amplia experiencia y cuyo asesoramiento es integral, es decir, a todos los niveles que necesite el perjudicado.