Abogados a porcentaje para accidente de tráfico

Abogados a porcentaje para accidente de tráfico

Una de las dudas más corrientes que nos plantean los clientes cuando vienen a vernos al despacho es saber cuánto les va a costar contratar los servicios de LegalCar. En muchas ocasiones tienen dudas provocadas por la actitud de su aseguradora, que les asigna de inmediato un tramitador o profesional para gestionar su caso.

Conocer cómo funcionan los profesionales de LegalCar a porcentaje para accidente de tráfico es fundamental para que la víctima sepa los derechos que tiene y cómo puede gestionar su accidente de manera segura e independiente.

QUÉ PORCENTAJE COBRAMOS EN LEGALCAR POR INDEMNIZACIÓN

Para que una víctima de accidente de tráfico sea debidamente indemnizada va a necesitar siempre ayuda jurídica. Elegir tramitar el caso a través del seguro o con un profesional independiente va a condicionar de manera importante el resultado de la reclamación.

La diferencia es importante: todas las aseguradoras tienen convenios entre ellas, lo que implica que si ponemos el caso en manos del seguro, la persona que nos lo lleve no va a pelear porque nos paguen la indemnización que nos merecemos, se va a limitar a tramitar el expediente, como uno más de los muchos que tiene, tratando de convencer a la víctima de que es la mejor opción.

Sin embargo sus intereses no son los de la víctima, porque trabajan para la aseguradora, por tanto, les da lo mismo que la indemnización sea mayor o menor. Por supuesto no hay asesoramiento, ni se le indica a la víctima lo que tiene que hacer, qué documentos pedir o como demostrar la gravedad de las lesiones o secuelas. Se trata más que nada de un mero trámite para ellos, limitándose a pedir los documentos que la víctima tenga y a darle traslado a la compañía contraria.

La contratación, sin embargo, de un particular, garantiza al cliente que el mismo va a defender el caso con la mayor diligencia y profesionalidad, precisamente porque ese profesional le va a cobrar un porcentaje de la indemnización que consiga de la aseguradora. Como es natural, cuanta más indemnización obtenga para su cliente, mayor será su porcentaje, de ahí que su interés, en este caso, va unido al de la víctima, que tiene la seguridad de que LegalCar va a gestionar el expediente desde el principio peleando porque se le pague por todos los conceptos a los que tiene derecho.

El asesoramiento de LegalCar va más allá, porque la víctima siempre va a estar asesorada y se le va a informar cumplidamente de cada uno de los pasos que se vayan dando. Es importante también tener en cuenta que además en la mayoría de las ocasiones los honorarios que paguemos al abogado particular que elijamos nos van a ser reintegrados en todo o en parte por nuestra compañía, gracias a la cobertura por defensa jurídica que tenemos incluida en nuestra póliza.

LAS INDEMNIZACIONES POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Tramitar una reclamación de indemnización por accidente de tráfico se ha complicado tras la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016. Las particularidades, requisitos y condicionantes que se necesitan ahora para que la reclamación prospere con garantías hacen necesaria la intervención de especialistas en la materia, que conozcan el Baremo, su aplicación al caso concreto, y que no dejen ningún concepto fuera de la reclamación.

Es un dato demostrado estadísticamente que las aseguradoras ofertan indemnizaciones por accidente de tráfico muy por debajo de lo que realmente corresponde a la víctima. En muchas ocasiones éstas acuden al especialista con esa oferta de la compañía, cuando el caso ya está tan avanzado que no es posible redirigirlo.

De ahí que la víctima tiene que tener claro que no hay que esperar para informarse, ya que los primeros días posteriores al accidente son claves para construir el caso y dar los primeros pasos de la manera correcta.

Las indemnizaciones por accidente de tráfico dependen de muchos factores. Solo habrá derecho a percibir indemnización en caso de que la víctima no sea culpable exclusiva del accidente. Y para supuestos con culpa discutida, o incluso con una posible concurrencia de culpas, deberemos saber de manos de un especialista, si hay opciones de reclamar indemnización.

Evidentemente, cuanto mayores sean las lesiones y daños, más cuantía tendrá la indemnización. Sin embargo en muchas ocasiones la falta de pruebas sobre conceptos indemnizables según el Baremo pueden minorar esa indemnización, siendo necesario para poder reclamar contar con el asesoramiento de un especialista que puede indicarnos qué documentación adicional necesitamos para poder probar esas cantidades que vamos a reclamar derivadas de los daños y perjuicios sufridos.

¿CÓMO PUEDES CONTRATAR NUESTROS SERVICIOS JURÍDICOS?

Lo primero que debe hacer la víctima de un accidente de tráfico es informarse. Para ello hay muchos despachos como el de LegalCar que se dedican a  tramitar siniestros de tráfico, pero no todos son especialistas. Conviene acudir a varios, y elegir el que más confianza nos haya dado, teniendo en cuenta que la mayoría de los despachos no cobran la visita.

Despachos como LEGALCAR, que lleva más de 20 años defendiendo de manera independiente los intereses de las víctimas de accidentes, sigue siempre la misma premisa con sus clientes: las visitas son siempre gratuitas y sobre todo sin ningún compromiso, porque nuestra primera misión es informar a la víctima en función del accidente que haya sufrido. Cada caso es un mundo, y no puede generalizarse, por lo que es importante que el cliente se sienta amparado, acompañado y asesorado desde el principio.

Una vez que la víctima tiene toda la información, debe decidir cómo quiere gestionar su caso. La cobertura por defensa jurídica va a cubrirnos en todo o en parte los honorarios del abogado que elijamos, con lo que encima, tener un asesoramiento personalizado puede salirnos gratis.

Por ello, para contratar nuestros servicios solo hay que dejar la consulta, llamar por teléfono o escribirnos en el chat. Los profesionales de LegalCar contactarán de inmediato para fijar una reunión y resolver todas las dudas del cliente y que el mismo tenga toda la información para decidir cómo quiere tramitar su accidente.