Accesorios de seguridad para la bicicleta

Accesorios de seguridad para la bicicleta

Cada vez son más las personas que eligen la bicicleta como medio de transporte o medio recreativo. Si formas parte de este grupo debes tomar en cuenta la inclusión de estos accesorios de seguridad para la bicicleta, Javi Fernández monitor de la Escuela Española de Mountain Bike, Co-fundador de Anuncios MTB y dueño de Fitbike Madrid nos da las siguientes recomendaciones para elegir los mejores accesorios.

Hoy en día, la seguridad es un punto vital en la práctica de cualquier deporte, cada vez más, todos somos conscientes de las repercusiones de una caída, de los peligros a los que nos podemos enfrentar en una ruta, salida o trayecto, y cada vez más, intentamos protegernos antes posibles incidentes o accidentes, con el fin de minimizar los daños que puedan producirnos, no en vano, en bicicleta, la “carrocería” somos nosotros.

Si hablamos de ciclismo, debemos saber que las medidas de seguridad a tomar son diferentes si nos referimos a mountain bike, a ciclismo de carretera o a ciclismo urbano, ya que cada especialidad tiene sus características, e incluso su regulación, ya que no discurren por los mismos lugares.

Ciclismo urbano:

Si hablamos de ciclismo urbano, bien sea en bicicletas de propiedad, de alquiler o de los servicios de alquiler de bicicletas eléctricas que, cada vez más, ponen a disposición de los usuarios los ayuntamientos, debemos saber que si bien el casco no es obligatorio en el casco urbano, sí es más que recomendable.

La cabeza es una de las partes más sensibles y expuestas del cuerpo, y un golpe tras una caída siempre ocasiona fuertes lesiones, independientemente de la velocidad a la que circulemos. Además, en los núcleos urbanos, las caídas sobre asfalto con todos los elementos que hay (bolardos, bordillos, alcantarillas…) siempre aumenta el riesgo en una caída, por lo hablar de un impacto contra otro vehículo.

Los elementos de seguridad necesarios en ciclismo urbano, además de la recomendación del casco, son las luces delantera y trasera principalmente. No está demás, el uso de gafas (de sol o claras) para proteger los ojos de cualquier elemento del suelo que pueda expulsar los vehículos que nos preceden, e incluso el uso de mascarilla anti polución, especialmente en las grandes ciudades.

Pero el mayor elemento de protección que podremos tener es el sentido común y el respeto de las normas de circulación.

Ciclismo de carretera:

Fuera de los núcleos urbanos, es obligatorio el uso del casco como elemento de seguridad, y recomendable el uso como mínimo de una luz trasera, que facilitará la visibilidad a los conductores.

Además, también aquí es muy recomendable el uso de gafas, y con mayor razón pues muchos de los arcenes de nuestras carreteras por desgracia no están limpios ni acondicionados, y de guantes, que en caso de caída protegerán nuestras manos, que es lo primero que solemos utilizar para minimizar el impacto contra el suelo, de manera instintiva.

A partir de aquí, podemos añadir diversos elementos que incrementan la seguridad en la circulación, que si bien no son obligatorios, muchos ciclistas empiezan a incorporar como norma habitual, como pueden ser espejos retrovisores específicos de ciclismo (para manillares e incluso para cascos), ropa de colores vivos y/o reflectantes, e incluso si nos referimos a gadgets tecnológicos, hay marcas que tienen a la venta dispositivos de aviso de acercamiento de vehículos por detrás.

Mountain Bike:

La actividad de ciclismo de montaña, que se desarrolla fuera de núcleos urbanos, también tiene la obligatoriedad del uso del casco, y como en carretera, las gafas son imprescindibles, pues nos encontramos en un entorno donde pueden saltar piedras, arena, pueden impactar insectos, ramas… y llegar a provocarnos una caída. Y por supuesto, no olvidemos los guantes.

A partir de aquí, los elementos que podemos incorporar son opcionales, y dependen mucho del tipo de actividad y dificultad de las rutas a realizar, ya que no es lo mismo una ruta por pista de 20kms y llana, que alguien que practica enduro o descenso, donde el uso de protecciones (petos, coderas, rodilleras…), máscaras como las que se usan en ski, o los cascos integrales son de uso habitual.

En definitiva, existen diversos elementos de seguridad comunes como son el casco, las gafas y los guantes, y otros opcionales que dependen más del tipo de ciclismo a realizar, teniendo en cuenta que, nuestro sentido común, el respeto de las normas de circulación y conocer nuestros límites es el mayor de los elementos de seguridad que podemos utilizar.

Por último, comentar que la seguridad no se encuentra únicamente en los accesorios que podamos incorporar, ya que un buen mantenimiento de la bicicleta, su ajuste y engrase periódico y una correcta utilización de la misma, facilitará en gran medida que podamos circular y disfrutar seguros de nuestra afición y desplazamientos.