Accidente con coche parado

Accidente con coche parado

Un accidente con un coche parado es mucho más común de lo que pensamos, y son múltiples los supuestos que pueden darse y que conllevan para el perjudicado el sufrir una serie de daños, tanto materiales como personales, que tiene que reclamar como compensación económica.

En muchas ocasiones, este tipo de siniestros son leves, pero en otros casos y sobre todo debido al exceso de velocidad, los daños pueden ser importante y las lesiones de gravedad. Para reclamar la indemnización que nos pueda corresponder en estos supuestos, la ayuda de un abogado ajeno a las compañías y especialista en la materia es fundamental.

ACCIDENTE EN UN SEMÁFORO

El accidente de tráfico estando detenido en un semáforo es uno de los supuestos más comunes que pueden darse, sobre todo en las grandes ciudades.

En la mayoría de los casos el impacto no es esperado, puesto que cuando nos detenemos en un semáforo en fase roja damos por sentado que el que bien detrás de nosotros también se va a detener.

Sin embargo, este tipo de accidentes vienen provocados, en la mayoría de los casos, por un despiste o falta de atención del vehículo que circula detrás nuestro, acompañado de la creencia errónea de que vamos a saltar el semáforo sobre todo si está pasando de fase naranja a roja, lo que unido a no mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, hace que el conductor no tenga tiempo de frenar, colisionando contra el vehículo de delante que se ha detenido en el semáforo.

Si la colisión no es muy fuerte, los daños materiales son leves, lo que no significa que el conductor y/u ocupantes del vehículo colisionado no sufran daños personales, pues el simple impacto, puede provocar los ya famosos esguinces cervicales, que serán siempre discutidos por las compañías de seguros en base a la levedad de los daños materiales.

Estos accidentes pueden agravarse más si tenemos delante un paso de peatones y nos colisionan estando detenidos mientras los peatones cruzan, podemos atropellarlos al ser desplazado nuestro vehículo sobre el mismo cuando nos golpean por detrás, con lo que los daños personales pueden ser de mucha mayor gravedad.

Conviene consultar con un abogado para saber de antemano qué hacer en estos casos para reclamar la indemnización que nos corresponda.

ACCIDENTES EN CADENA

Los accidentes en cadena se denominan también colisiones múltiples, porque en ellos pueden verse involucrados tres o más vehículos. Se suelen dar sobre todo en carretera, donde en muchas ocasiones los provocan factores como la mala meteorología o visibilidad reducida, las retenciones o atascos, donde por falta de atención o por no ir pendiente de las circunstancias del tráfico, se pueden producir varias colisiones en cadena en el mismo tramo, etcétera.

Las colisiones en cadena suelen ser problemáticas para tramitarlas, porque al haber varios vehículos involucrados, las aseguradoras tienden a echarse la culpa unas a otras, con el fin de evitar tener que pagar una indemnización.

Por ello, en estos casos el factor determinante lo constituye el averiguar quién ha golpeado primer lugar, ya que la compañía de seguros de este último es quien tiene que hacerse cargo de las indemnizaciones que correspondan a todos los perjudicados en el siniestro.

De ahí que, en caso de resultar golpeados en un choque en cadena, no podemos limitarnos a tomar los datos del vehículo que nos ha golpeado, puesto que este ha podido a su vez haber sido golpeado por un tercero y sería este último el responsable de indemnizar.

Los problemas que pueden plantear los alcances en cadena requieren que la víctima esté debidamente asesorada por un abogado especialista en todo el proceso de reclamación de la indemnización correspondiente.

¿QUÉ ES LO QUE VA A DECIR EL SEGURO DE TU COCHE?

Cuando la culpa esté bien acreditada y no haya dudas en cuanto a la responsabilidad, la tramitación de un siniestro estando nuestro vehículo detenido se realiza como cualquier otro accidente.

Los daños materiales pueden constituir un problema cuando no son solo delanteros, sino también traseros. Esto ocurre, por ejemplo, en los casos de accidentes en cadena, donde nos golpean por detrás y fruto de dicha colisión nos desplazan contra el vehículo que tenemos delante.

La aseguradora responsable tiene que hacerse cargo de todos los daños, sin embargo, en ocasiones nuestro seguro nos indica que solo van a reparar los daños traseros, con lo que surgen problemas para reclamar los delanteros. Contar en este sentido con un buen abogado especialista en accidentes en cadena resulta fundamental para asegurarnos de que nos van a arreglar todos los daños materiales de nuestro vehículo.

En colisiones múltiples el arreglo de los daños materiales puede demorarse en tanto en cuanto no se acredite claramente la responsabilidad.

¿SE PUEDE RECLAMAR UNA INDEMNIZACIÓN POR ESTOS ACCIDENTES?

En todos estos siniestros puede reclamarse indemnización siempre que no seamos culpables exclusivos. Así, aunque hayamos frenado bruscamente en un semáforo, el vehículo de detrás que nos haya golpeado será responsable al no haber mantenido la distancia de seguridad con nosotros.

Teniendo en cuenta la multitud de supuestos que pueden darse en los alcances traseros y los problemas que pueden ponernos las aseguradoras, la asistencia de un abogado especialista será clave para que la indemnización que nos abone la compañía sea justa y acorde con los daños que hemos sufrido.

Lo mismo ocurre en los accidentes en cadena, donde puede haber casos más complicados si hay varios vehículos involucrados y varias colisiones con escaso margen de tiempo. Conseguir en estos supuestos el atestado que se haya elaborado por los agentes de la autoridad es fundamental, porque suele recoger las versiones de todos los implicados y de esa manera, aunque haya habido varias colisiones por detrás nuestro, lo que es claro es que, si estábamos parados y nos golpean, la culpa siempre será del otro vehículo y deberemos saber quién de todos ellos ha colisionado en primer lugar para reclamar la indemnización que nos corresponda.

En estos casos, conviene coger los datos de todos los vehículos implicados y preguntar a otros conductores, y no solo al que nos haya golpeado por detrás, cuantos impactos ha recibido y de quien, a fin de poder reconstruir el accidente de la mejor manera posible. Muchos de estos supuestos terminan en un juicio, porque hay daños materiales y daños personales en varios vehículos y, por tanto, las cuantías de las indemnizaciones suben, por lo que todas las aseguradoras tienden a responsabilizar a las demás para eximirse del pago de las mismas.

LEGALCAR ABOGADOS

Somos especialistas en reclamar indemnizaciones derivadas de accidentes de circulación por choques traseros estando el vehículo parado, recomendando siempre a los perjudicados asesorarse antes de iniciar cualquier trámite para que sepan las opciones de reclamación y los documentos que van a necesitar para que la misma prospere con resultados satisfactorios para la víctima.