Accidente con varios lesionados

Accidente con varios lesionados

Vamos a explicar con un ejemplo, sobre un accidente con varios lesionados como es la indemnización y proceso judicial.

Juan sufrió un accidente con varios lesionados en la Autovía A-6, cuando en una retención por las circunstancias del tráfico, fue violentamente colisionado por un vehículo que circulaba con exceso de velocidad y sin estar atentos a las circunstancias del tráfico. Como consecuencia de la colisión múltiple su coche fue lanzado contra el vehículo que les precedía. En el accidente resultaron lesionados Juan, su mujer Adela, que viajaba como copiloto, y sus tres hijos menores de edad, que ocupaban los asientos de detrás.

Rango de la reclamación

En estos casos, tan comunes en la vida diaria,  la reclamación por accidente con varios lesionados tiene que abarcar tanto lesiones, como daños materiales y cualquier gasto derivado del accidente. El importe de la indemnización va a depender de las lesiones, de los días de impedimento, curación y secuelas que queden, además de otros condicionantes como la edad del lesionado y su situación física en el momento de sufrir el accidente.

Por tanto, las indemnizaciones pueden oscilar entre los 1.000 y los 10.000 euros en términos generales, llegando en muchas ocasiones a superar esas cifras por el tipo de lesión sufrida y las secuelas que quedan.

Reclamación por lesiones

En el presente caso, tanto Juan como su mujer, Adela, sufrieron esguince cervical y lumbar, Adela además tuvo una contusión en el hombro derecho, y sus tres hijos fueron diagnosticados en urgencias de cervicalgia postraumática. Fueron atendidos por el SAMUR en el lugar del accidente, y evacuados dos de ellos al Hospital, si bien los demás también acudieron por sus propios medios.

Juan estuvo de baja laboral 60 días, realizó 20 sesiones de rehabilitación en su Mutua y posteriormente otras 20 sesiones en un Centro privado. Adela no tenía baja laboral porque no estaba trabajando en el momento del accidente con varios lesionados, si bien tuvo que llevar collarín cervical durante 7 días. Se realizó una ecografía del hombro derecho con el diagnóstico de tendinitis del manguito de rotadores, y realizó un total de 30 sesiones de rehabilitación.

Los niños estuvieron una semana sin ir al colegio y otras dos sin poder hacer deporte ni actividad física alguna. Todos realizaron rehabilitación. Uno de los menores recibió tratamiento psicológico porque desde el accidente cogió pánico a los coches.

Además de lo anterior, el vehículo de Juan tuvo que permanecer en taller para que se arreglaran los daños materiales casi tres meses, y dado que la familia vivía en un pueblo de la sierra, se vieron obligados a alquilar un vehículo de sustitución para acudir a rehabilitación y desplazarse a los quehaceres diarios (colegios, supermercados, centros de salud, etc).

Proceso judicial

Juan y Adela pusieron la gestión del caso en manos de nuestro despacho de abogados, presentando denuncia a los 3 meses del accidente con varios lesionados, y siendo reconocidos por el forense al mes siguiente.

Tras obtener los informes de sanidad forense, se intentó el acuerdo con la aseguradora contraria, pero no fue posible porque la compañía se negó a pagar las facturas por el alquiler del vehículo de sustitución. Tampoco quisieron aceptar los días de impedimento que el forense puso en sus informes a los niños, alegando que el hecho de ir al colegio y no hacer deporte no significaba que estuvieran impedidos para hacer su vida habitual.

Es de destacar que los menores, además de no hacer deporte en el colegio, tuvieron que faltar a los entrenamientos de baloncesto y judo que practicaban como actividades extraescolares, perdiendo dichas clases.

Por ello, tuvimos que acudir a juicio, aportando como pruebas certificados del colegio que recogían los días que los niños faltaron a deporte y a las actividades extraescolares, además de las facturas por el alquiler del vehículo de sustitución y el certificado del taller que acreditaba el tiempo que el coche de Juan estuvo arreglándose.

Tiempo

Finalmente, 6 meses y medio después del accidente con varios lesionados obtuvimos sentencia favorable, estimándose por el Juez todas nuestras pretensiones, condenando a la aseguradora a pagar las lesiones y secuelas del matrimonio y de los tres hijos, estimando como periodo de impedimento el tiempo que los menores estuvieron sin hacer deporte, y a abonar igualmente la totalidad de las facturas por el alquiler del vehículo de sustitución. Todo ello con los intereses correspondientes.

En total, la familia recibió una indemnización de casi 19.000 por todos los conceptos.

No es criterio unánime el pago de los gastos de vehículo de sustitución, si bien en el presente caso se tuvo en cuenta que la familia no vivía en la ciudad, sino en el campo, por lo que las facilidades para desplazarse son menores, con las dificultades que ello conlleva.

En cualquier caso, es fundamental en casos como el presente, contar con el asesoramiento de un abogado especialista, pues de lo contrario, es más que seguro que la compañía de seguros no hubiera pagado nunca los gastos del alquiler del vehículo, ni los días de impedimento de los menores, sin el certificado escolar de prueba.

¿Tienes dudas en tu reclamación? te llamamos sin compromiso.