Accidente de coche con varios lesionados

Accidente de coche con varios lesionados

Os exponemos un caso sobre como nuestros abogados resolvieron un accidente de coche con varios lesionados. Queremos compartir con todas las víctimas de accidente de tráfico nuestra experiencia legal en accidentes de tráfico, cualquier duda sólo tienes que preguntarnos gratuitamente.

Nuestros abogados y un accidente de coche con varios lesionados

En junio de 2013, F.P.T conducía su vehículo por la autovía de Valencia acompañado de su mujer, A.S.Z que viajaba como copiloto, y su hija de 23 años T.P.S, cuando un camión articulado que circulaba detrás de ellos no se percata de que habían reducido su velocidad a consecuencia de una retención de tráfico, embistiéndoles por detrás.

A consecuencia de la fuerte colisión el vehículo da varias vueltas de campana y termina fuera de la calzada volcado, siendo necesaria la asistencia de los bomberos para sacar a la familia del vehículo. Los tres fueron evacuados por los servicios de emergencia al Hospital más cercano.

Tras el accidente compareció una dotación de la Guardia Civil que levantó el oportuno Atestado en el que estableció como juicio crítico que la causa del accidente fue un despiste del conductor del camión articulado, que no iba atento a las circunstancias del tráfico, y no se apercibió de la reducción de velocidad del vehículo que llevaba delante, provocando el accidente.

La familia, que regresaba a su domicilio de recoger a la hija mayor de Valencia, donde cursaba sus estudios, perdió en el accidente todos los objetos y enseres personales de la misma, entre ellos maletas, ropa, un ordenador, una tablet, un teléfono móvil, y el resto de objetos que portaban en el vehículo, que resultó siniestro total.

La familia interpuso denuncia en los Juzgados, y fueron reconocidos en varias ocasiones por el médico forense,  hasta que terminaron el tratamiento. El forense emitió los informes de sanidad de los tres lesionados, y asimismo se pidió la peritación judicial de todos los daños materiales dañados en el siniestro, aportando fotografías de los mismos y facturas o presupuesto de arreglo de todos ellos.

El Juzgado archivó las actuaciones penales por prescripción de la falta, por lo que se procedió a preparar la correspondiente demanda civil contra la aseguradora del camión. Previamente a su interposición, los abogados de LEGALCAR intentaron, dado que no había discusión en cuanto a la culpa, llegar a una solución extrajudicial para evitar tiempo y gastos. Sin embargo el letrado de la compañía realizó una oferta muy por debajo del contenido de los informes de sanidad forense, y en lugar de hacerla como oferta motivada, la condicionaba a la renuncia de los lesionados a cualquier otra reclamación. Con ello y agotada la vía amistosa no hubo otra opción que demandar a la compañía del camión responsable del accidente, demanda que tenía una cuantía superior a los 150.000 euros.

Junto con la demanda y los informes de sanidad forenses se aportaron por los letrados de LEGALCAR tres periciales, una por cada lesionado, que garantizaran en el juicio civil la defensa de las lesiones de los demandantes, puesto que el médico forense no puede ir a declarar en un procedimiento civil.

La compañía se allanó en la contestación a la demanda a una tercera parte de lo reclamado, negando el pago de daños materiales y aportando otras periciales médicas realizadas por un perito adscrito a la compañía, que además las elaboró sin haber reconocido y explorado a los demandantes, cosa que sí habían hecho ya tanto el médico forense como el perito que realizó los informes médicos que se acompañaban a la demanda.

En la audiencia previa celebrada con la asistencia de ambas partes, la defensa de los demandantes se opuso a la petición de la compañía de seguros de insacular a un cuarto perito para reconocer médicamente a los demandantes. La razón era muy lógica, puesto que hasta el momento había tres informes periciales de cada lesionado en el procedimiento, el del forense, el del perito de los demandantes y el del perito de la compañía. Era claro que sobre todo el informe del forense estaba hecho con absoluta objetividad, puesto que se trata de un profesional adscrito al Juzgado que no conoce a los lesionados hasta que los reconoce en consulta, y por tanto, su objetividad e imparcialidad estaba fuera de toda duda.

El Juez denegó la prueba solicitada por la compañía y tras celebrarse el juicio en el que cada perito defendió sus informes, se consiguió una sentencia favorable a los lesionados que les concedía la totalidad de la indemnización solicitada para ellos por los abogados de LEGALCAR, incluyendo el abono de los objetos materiales dañados en el siniestro, minorado en un 20% por el uso, así como los gastos médicos que tuvieron que sufragar los lesionados para el tratamiento y curación de sus lesiones.

Asimismo se impuso a la compañía el interés del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro, puesto que aunque en la negociación extrajudicial hicieron una oferta a los lesionados, la misma no se hizo en concepto de oferta motivada o de pago a cuenta, al condicionarla a la renuncia de los perjudicados, motivo por el cual fueron condenados a abonar dicho interés de demora.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico totalmente gratis.