Accidente de coche en un cruce

Accidente de coche en un cruce

En la gran mayoría de accidentes de tráfico, se producen daños materiales o personales, siendo un caso bastante habitual y exento de polémica para acreditar la responsabilidad aquellos supuestos en los que se reclama indemnización por un accidente de coche en un cruce, debido a los múltiples factores que pueden intervenir en la dinámica del siniestro que van a condicionar de una u otra forma la reclamación de la indemnización.

Para ello, es muy importante que la víctima de estos siniestros cuente con ayuda de un abogado especialista en accidentes de tráfico que pueda desde el primer momento aconsejar sobre cómo proceder en estos casos.

CÓMO SE DETERMINA LA CULPA

Los accidentes de tráfico producidos en un cruce son de los más comunes y que en muchas ocasiones generan entre la defensa de la víctima y la compañía de seguros, discusiones en cuanto a la culpabilidad. Hay que tener en cuenta que determinar la culpa es fundamental para poder reclamar después, ya que no habrá derecho a indemnización para el conductor que resulte responsable exclusivo del siniestro.

En los cruces lo primero que debe tenerse en cuenta es que debe respetarse siempre la preferencia de paso, para evitar que ocurra un accidente de tráfico cuando no haya una señal de circulación que lo regule.

Por lo tanto, la preferencia de paso en un cruce la va a tener siempre el conductor que aparezca por la derecha de la vía (y en estos casos el culpable del siniestro será quien no respete dicha preferencia de paso, es decir, el vehículo que sale por la izquierda), salvo que exista señalización concreta que indique otra cosa, en cuyo caso la preferencia la tendrá el contrario (por ejemplo, si el vehículo que sale por la derecha tiene un semáforo en rojo, un stop o un ceda el paso, entonces la preferencia la tendrá el vehículo que sale por la izquierda).

Este tipo de accidentes pueden generar dudas sobre su ocurrencia, de manera que es importante recopilar elementos de prueba que puedan ayudar a demostrar la dinámica del siniestro.

QUÉ ES LO QUE DEBES HACER

En caso de sufrir un accidente de tráfico en un cruce, lo primero que debe hacerse es mantener la calma y avisar de inmediato a la Policía o la Guardia Civil, con el fin de que realicen una inspección ocular del lugar de los hechos y puedan elaborar un Atestado que luego nos va a servir para demostrar cómo ha ocurrido el accidente de cara a la compañía de seguros responsable.

El parte amistoso firmado entre los conductores intervinientes puede servir también para acreditar la culpa, si bien debemos asegurarnos de que se rellena correctamente, se realiza un croquis lo más exacto posible, y se incluyen todos los datos de los conductores, aseguradoras, e incluso daños materiales y/o personales sufridos, tanto del conductor como de los ocupantes del vehículo.

Es conveniente también avisar a los servicios de emergencias, para que realicen una primera asistencia a los lesionados en el accidente. Y si no acuden los mismos, debemos ir lo antes posible al Hospital más cercano para que nos hagan un primer examen médico y determinar así las lesiones sufridas (en cualquier caso, esa primera asistencia médica tiene que realizarse siempre antes de que hayan pasado 72 horas desde el accidente).

Otra cosa importante que debe hacer la víctima de un accidente en un cruce es contactar lo antes posible con un despacho de abogados especialista. En ocasiones puede haber dudas en cuanto a la culpabilidad, y en otras las lesiones pueden ser muy graves e incluso provocar el fallecimiento de la víctima, por lo que es necesario contar con ayuda externa y sobre todo de abogados ajenos a las compañías de seguros.

El proceso de reclamación de indemnización por accidente de tráfico en un cruce puede ser más o menos largo dependiendo del tiempo que tarde en curar el lesionado y de si posteriormente se consigue llegar a un acuerdo amistoso con la aseguradora obligada al pago de la misma, o si, por el contrario, va a ser necesario interponer un procedimiento judicial.

QUÉ INDEMNIZACION TIENE LA VÍCTIMA

El nuevo Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas en Accidentes de Circulación-Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de Reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas en Accidentes de circulación, conocido por todos como Baremo de Tráfico, que entró en vigor en enero del año pasado, complica bastante la forma de calcular y cuantificar el perjuicio personal y material sufrido por la víctima en un accidente de tráfico, pues a los requisitos que se exigen ahora para las lesiones más leves, se unen multitud de factores que hay que tener en cuenta para calcular las lesiones más graves o los casos de fallecimiento, y que requieren de conocimientos extensos y exhaustivos de la nueva normativa .

De ahí que sea muy importante contar con ayuda de abogados especialistas que puedan orientar a la víctima sobre los pasos a dar y la documentación necesaria para luego tramitar con garantías la reclamación de la indemnización.

La indemnización a percibir por la víctima va a depender de los daños sufridos y del tiempo que tarde en curarse de las lesiones, y las posibles secuelas derivadas de las mismas.

Así, por un lado, comprende la indemnización los daños materiales, que no solo se refieren a la reparación del vehículo o el pago del siniestro, sino también a cualquier otro sufrido que tenga relación directa con el siniestro (por ejemplo, daños en un móvil, unas gafas, un reloj, etcétera).

Por otro lado, reclamaremos los daños personales o lesiones, que incluyen por un lado el tiempo que haya tardado la víctima en curar (perjuicio personal básico y perjuicio personal particular), y por otro las secuelas que hayan podido quedarle tras el alta médica, y que deben estar especificadas en los informes médicos y si es posible, apoyada por pruebas diagnósticas (ecografías, radiografías, resonancias).

Si existen incapacidades derivadas de las lesiones sufridas en el accidente (parcial, total, absoluta o gran invalidez), deben reclamarse igualmente en la indemnización, así como cualquier gasto derivado del accidente (perjuicio patrimonial).

LEGALCAR ABOGADOS

Para valorar cada caso concreto y que no quede ninguna partida por reclamar es importante contar con la ayuda de profesionales especialistas, que como en LEGALCAR ABOGADOS, llevan años dedicados a la defensa integral de víctimas de circulación y que han tramitado multitud de reclamaciones derivadas de accidente de tráfico en cruces, contando con un amplio equipo de tramitadores, abogados, peritos médicos y reconstructores de accidentes que se ponen al servicio de la víctima para ayudarla en todo el proceso de tramitación de su caso.