900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En ocasiones, los grandes establecimientos comerciales y locales públicos son escenario de accidentes de diversa índole, que provocan lesiones y daños.

A veces se trata de caídas sin importancia o pequeños incidentes que no se reclaman por su levedad. Pero en otros casos los accidentes son de mayor envergadura y pueden provocar serias lesiones en las víctimas, lesiones que no siempre pueden reclamarse si no se actúa correctamente.

Así, cuando en el resultado lesivo ha intervenido únicamente la propia víctima, es decir, que el siniestro se ha producido por culpa exclusiva de la misma, y sin intervención de terceros ni de otros elementos externos, no puede reclamarse , ya que ha sido el propio usuario quien bien por falta de atención, diligencia o incluso despiste, es culpable de las lesiones y daños causados. El caso más habitual son las caídas fortuitas.

Sin embargo en otras ocasiones, en la producción del accidente intervienen otros agentes externos que sí son responsabilidad del centro o establecimiento comercial. Casos comunes de este tipo son resbalones a causa de manchas o líquidos derramados en el suelo, escaleras defectuosas, baldosines mal colocados, bolardos deficientes, mala iluminación, estanterías que ceden por el peso de los productos colocados, etcétera.

En estos supuestos, la víctima tiene derecho a reclamar al centro comercial por los daños y perjuicios sufridos en el siniestro, siempre que se den una serie de requisitos y se reúnan las pruebas necesarias para acreditar por un lado la existencia y dinámica del accidente, por otro lado la causa del mismo, y por último la correlación o relación causal entre el siniestro y las lesiones y daños sufridos.

ALCAMPO

Alcampo es una cadena de hipermercados en España, que son una filial del Grupo Auchan. Comenzaron en España en 1981 con el primer hipermercado en Zaragoza. Hoy cuentan con un total de 55 hipermercados y 33 gasolineras.

Su ámbito de distribución se centra en productos de alimentación, perfumería, deportes, droguería y electrónica.

Disponen de un servicio de atención al cliente en el teléfono 91.730.44.44 en el centro de la Vaguada (horario de 9.00 a 22.00 horas).

Ofrece al cliente distintos tipos de servicios tales como wifi gratis en sus centros, reserva de libros de texto, tarjetas de fidelización y tarjetas regalo, gasolineras y hasta una aplicación para móvil.

Entre otras cosas, Alcampo también ofrece a sus clientes productos libres de gluten, productos identificados con el lenguaje braille, y se han acogido a la estrategia NAOS promovida para frenar la obesidad infantil.

Como en cualquier gran superficie, en las instalaciones de Alcampo pueden darse accidentes de distinto tipo susceptibles de ser reclamados. Para hacerlo con garantías, la victima debe contactar cuanto antes con LegalCar, para ser orientada y asesorada sobre los pasos a dar en la reclamación, cuya viabilidad va a depender, en gran medida, de las primeras gestiones que se hagan nada más sufrir el accidente.

Así, en ningún caso podrá reclamarse por siniestros que no estén debidamente acreditados. Muchos lesionados se ausentan del centro comercial tras sufrir un accidente sin haber tomado la precaución de recopilar toda la documentación y pruebas necesarias para demostrar cómo se ha producido el siniestro. Y es importante saber que cuando en un establecimiento público ocurre un accidente, lo primero que van a hacer los responsables o empleados del mismo es eliminar cualquier vestigio o prueba de lo ocurrido.

Por ello, lo primero que debe hacerse es no abandonar el establecimiento, no moverse del lugar del accidente y llamar de inmediato tanto a la policía para haga un parte de accidente, como a los servicios sanitarios de emergencias para que la primera asistencia médica la tengamos in situ en el mismo lugar donde ha ocurrido el siniestro.

El siguiente paso es sacar fotografías del lugar del accidente y la causa que lo ha motivado (una mancha, una baldosa, una escalera defectuosa), ya que es posible que si volvemos posteriormente a hacerlas esas pruebas ya no estén allí. También es fundamental recabar los datos de los testigos presenciales, quienes podrán en su momento si es necesario acreditar con su declaración lo que han visto y como ha ocurrido el siniestro.

Además de lo anterior, es necesario poner una reclamación en el propio centro comercial, en el Servicio de Atención al Cliente, quedándose con copia de la misma, y especificando claramente el lugar exacto del accidente, fecha y hora, datos de los testigos presenciales, fotografías, y el parte médico inicial que tengamos.

Esta reclamación será cursada por el centro comercial a su compañía de seguros, encargada de cubrir la responsabilidad civil derivada de accidentes ocurridos en sus instalaciones.

Una vez que la víctima se haya recuperado de las lesiones y disponga de toda la documentación medica acreditativa del tiempo que ha tardado en recuperarse, así como las secuelas o posibles incapacidades que le hayan podido quedar tras la estabilización lesional, y disponga también de los documentos que acrediten la existencia de daños materiales, en caso de que existan (daños en relojes, gafas, móviles, con fotografías acreditativas y presupuestos o facturas de reparación) habrá que realizar a través de  el requerimiento a la compañía de seguros.

Como lo habitual es que las ofertas de las aseguradoras sean por debajo de lo que corresponde realmente al lesionado, LegalCar se ocupará de negociar con el seguro para intentar una solución amistosa y extrajudicial. En muchas ocasiones estas negociaciones dan sus frutos y la víctima recibe su cuantía gracias a la labor del LegalCar sin necesidad de ir a juicio.

 LEGALCAR

LEGALCAR recomienda siempre contar con asesoramiento especializado a la víctima para que sus derechos no se vean vulnerados y reciban la indemnización que en justicia les corresponde por los daños y perjuicios sufridos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita