900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En los centros comerciales y establecimientos abiertos al público, es frecuente que se produzcan incidentes, que pueden deberse a una actitud irresponsable o negligente del usuario, o a elementos externos que provocan el mismo y que deben achacarse al propio establecimiento.

Es en este último caso, es decir, cuando el siniestro no es culpa exclusiva del cliente, cuando existe derecho a reclamar lo que nos pueda corresponder por las lesiones y daños sufridos en el accidente.

LEROY MERLIN

Leroy Merlin es una empresa francesa con tiendas presentes en 13 países y que se dedica a bricolaje y venta de equipamientos para viviendas y jardines, ofreciendo soluciones para mejorar y acondicionar el hogar .

Fue fundada en 1923 y en España es líder del mercado con un total de 60 establecimientos Leroy Merlin repartidas por todo el país. La primera tienda en España se abrió en Leganés en 1989.

En la actualidad continua su expansión, inaugurando hace poco nueva tienda en Vigo y teniendo previsto la apertura de una tienda en breve en el centro de Barcelona, y participando en eventos y actos de distinto tipo relacionados con su filosofía de empresa. Por ejemplo, el Director regional de la zona centro de Leroy Merlin España ha ejercido de padrino en la promoción de graduados de comercio por la Universidad de Valladolid este año 2017.

EN QUÉ CONSISTE

En el caso de sufrir un accidente en un centro comercial como Leroy Merlin, es necesario contar con asistencia legal para tramitar la reclamación que nos pudiera corresponder por los daños y perjuicios sufridos.

Esa asistencia legal debe prestarse a la víctima casi desde el principio, de ahí la necesidad de consultar con LegalCar cuanto antes, debido a que este tipo de reclamaciones necesitan de una serie de requisitos y pasos que deben darse en los momentos iniciales, ya que si no se cuenta con ellos será muy difícil que la reclamación prospere.

La asistencia legal de LegalCar en estos casos comienza con el asesoramiento inicial sobre los documentos que van a ser necesarios para poder reclamar con garantías.

Así, es fundamental no moverse del lugar donde se ha sufrido el accidente y llamar de inmediato a la Policía para que haga un parte de accidente y a los servicios sanitarios para que nos hagan la primera asistencia médica in situ. De esta forma podremos acreditar primero la existencia del accidente, segundo que el mismo se debe a causas externas imputables al establecimiento, y tercero, la relación causal entre dicho accidente y las lesiones sufridas por la víctima del mismo.

Es muy importante también sacar fotos del lugar del siniestro donde se vea claramente cuál ha sido la causa del accidente: así, un bolardo defectuoso, manchas de aceites o líquidos derramados, escaleras defectuosas, baldosas en mal estado, son algunos de los motivos más comunes de sufrir accidentes en centros comerciales. Normalmente los empleados del centro suelen eliminar de inmediato cualquier huella o resto del accidente, por lo que las fotos deben hacerse en el momento.

También en estas reclamaciones el papel de los testigos del accidente es fundamental, y siempre suele haberlos al encontrarse otras personas en el centro comercial en ese momento. Es importante pedir los datos a los testigos (teléfono, nombre y dirección) por si en su momento la aseguradora pone en duda la dinámica o el modo de ocurrir el siniestro.

LA COBERTURA DE SEGUROS

Como todos los establecimientos o locales comerciales de la clase que sean, Leroy Merlin cuenta con su propia aseguradora que cubre la responsabilidad civil derivada de accidentes que puedan producirse en sus tiendas.

Este seguro se ocupará de los daños personales y materiales que haya tenido la víctima, siempre y cuando se haya acreditado la existencia del accidente, la dinámica del mismo y las lesiones y daños sufridos.

En muchas ocasiones la aseguradora realizará un seguimiento médico de la evolución del lesionado, sobre todo cuando se trata de lesiones graves con un largo periodo de recuperación. Por ello conviene que de la misma manera que lo hace la compañía de seguros, el lesionado cuente con su propio perito médico que también le examine y valore, para que en caso de discrepancia con el seguro se cuente con informes de peritos de ambas partes de cara a la negociación.

Por otro lado, si el lesionado cuenta con póliza de hogar, es muy probable que la misma le cubra los honorarios.

¿QUÉ PODEMOS CONSEGUIR?

Si hemos acreditado bien la dinámica del accidente y contamos con todos los medios de prueba necesarios, podremos conseguir una cuantía va a depender de la entidad de las lesiones sufridas, el tiempo que hayamos estado en tratamiento para curarnos, si hemos estado o no incapacitados para realizar las tareas básicas de nuestra vida diaria, y si nos han quedado secuelas tras el alta médica.

Estos y otros factores recogidos en el Baremo de Tráfico (de aplicación también en este tipo de accidentes) podrán reclamarse incluyendo también el perjuicio patrimonial (lucro cesante y daño emergente) y cuantos gastos hayamos tenido derivados del siniestro.

Como lo habitual es que las aseguradoras realicen ofertas de indemnización muy por debajo de lo que realmente corresponde al lesionado, es labor de LegalCar conseguir, negociando, la cuantía que deberían pagarnos, y si no es posible el acuerdo amistoso, será necesario interponer una reclamación judicial civil contra la compañía de seguros del establecimiento.

LEGALCAR

Durante más de 20 años LEGALCAR han tramitado multitud de reclamaciones derivadas de accidentes en centros comerciales, unas más leves y otras desgraciadamente muy graves. En la mayoría se han conseguido acuerdos satisfactorios para el cliente sin necesidad de acudir a un procedimiento judicial, y cuando no ha quedado más remedio, el éxito ha sido de un 95%, por lo que en estos casos la rapidez en las gestiones iniciales tras el accidente es básica, siendo necesario contar con un buen asesoramiento desde el principio.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita