Accidente en local comercial ¿Qué tienes que saber?

Accidente en local comercial ¿Qué tienes que saber?

Si sufres un accidente en establecimiento o en local comercial, tienes que conocer tus derechos como víctima y el procedimiento a seguir para reclamar una indemnización por este accidente en centro comercial.

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que, en establecimientos y locales públicos o comerciales, donde suele haber gran afluencia de personas, pueden ocurrir accidentes que no siempre son susceptibles de reclamarse. Para saber si se tiene o no derecho a percibir una compensación, es importante asesorarse con LegalCar, quien, a la vista del caso concreto, pueda valorar si se tiene derecho a reclamar por los daños sufridos.

Así, cuando el siniestro es fortuito, casual, y se debe exclusivamente a la culpa de la víctima, por falta de cuidado, no existe responsabilidad alguna del establecimiento o siniestro comercial, y, por tanto, aunque se sufran lesiones, las mismas no son susceptibles de reclamarse desde el punto de vista de la responsabilidad civil.

¿Cuándo podremos entonces reclamar? Pues en todos aquellos casos en los que el accidente se produzca al margen de la víctima, es decir, que en el mismo hayan intervenido factores imputables al propio establecimiento o local comercial.

Ejemplos de siniestros que se pueden reclamar son resbalones o caídas a consecuencia de manchas o líquidos derramados en el suelo, o por baldosas defectuosas, bolardos mal colocados, escaleras mecánicas que no funcionan bien, puertas correderas con deficiencias, estanterías que se vencen por exceso de peso, atropello por un palé de mercancías, etcétera.

En todos estos supuestos, el accidente se produce por causas ajenas a la víctima, e imputables al establecimiento, que tendrá que hacerse cargo.

¿Y quién nos va a indemnizar? Todos los establecimientos y locales públicos disponen de una póliza de responsabilidad civil para cubrir este tipo de daños que pueden producirse. Por tanto, la aseguradora de los mismos se ocupará de pagar a la víctima, si bien, para poder reclamar es muy importante acreditar la existencia del siniestro.

Lo que hay que saber en estos casos, es que la carga de la prueba la tiene el perjudicado, es decir, si nos caemos por un líquido derramado en el suelo, nos levantamos y nos vamos del centro comercial a urgencias, es más que seguro que, aunque posteriormente regresemos a poner una reclamación en el mismo, la aseguradora no atienda la misma, porque de nada sirve presentar un informe médico que dice que nos hemos caído, si no podemos demostrarlo.

Por lo tanto, ¿qué debe hacerse en estas situaciones? Lo primero es no moverse del lugar del siniestro, y llamar de inmediato a la Policía, para que acuda a realizar un parte de accidente. Al mismo tiempo, es fácil que acudan a auxiliar a la víctima otras personas que han presenciado el accidente, y es fundamental contar con su testimonio, ya que son testigos presenciales y por tanto pueden demostrar cómo ha ocurrido el siniestro, de cara a la aseguradora del local.

Es muy importante sacar fotografías de la causa que ha originado el accidente, y debe avisarse a cualquier responsable del centro de lo que ha ocurrido, en caso de no tener fotografías se debe solicitar las imágenes de las cámaras de seguridad.

En ocasiones, el siniestro no produce daños de consideración, pero en otros casos, puede provocar lesiones de gravedad en la víctima. Ante la duda, debe llamarse siempre a los servicios de emergencias, y que los mismos realicen esa primera asistencia médica en el lugar del accidente, con lo que podremos también acreditar de cara a la aseguradora la relación de causalidad entre el siniestro y los daños.

Y por último, hay que poner una reclamación en cuanto nos sea posible en el departamento de atención al cliente del centro o local comercial, indicando de manera clara, la fecha y hora del accidente, el lugar exacto y la causa que lo motivó, y acompañarla de copia del informe médico inicial, fotos, datos de testigos, y si ya se dispone del parte policial, adjuntarlo también. Hay que tener en cuenta que esta reclamación se va a remitir a la compañía de seguros del establecimiento para que apertura un expediente a partir del cual se inicia un proceso de tramitación que culmina con el pago.

¿QUÉ DERECHOS TENEMOS?

En un accidente en local comercial y siempre que la víctima no sea culpable del mismo, como hemos visto, tenemos derecho a ser indemnizados por todos los daños y perjuicios sufridos a causa del siniestro.

¿Cómo se tramitan estas reclamaciones? Es muy importante que el perjudicado cuente con asistencia legal de LegalCar, para que la víctima logre hacerse con las pruebas pertinentes y que pueda reclamar el total de la indemnización que le corresponde.

Si dispones de un seguro de hogar, puede que el servicio te salga gratis, ya que muchos incluyen una cobertura por defensa jurídica, esta cobertura suele ser bastante amplia, por lo que dependiendo del caso, puede que la víctima no tenga que abonar ninguna cantidad.

Tenemos, pues, derecho a que se nos indemnice por los daños personales sufridos (lesiones, que incluyen tanto el tiempo que tardemos en curar como las secuelas que nos hayan quedado una vez que tengamos el alta médica), y por daños materiales, si en el accidente hemos perdido o se nos han deteriorado objetos tales como gafas, relojes o teléfonos móviles.

También tenemos derecho a reclamar por cualquier gasto derivado directamente del siniestro (facturas de rehabilitación, de desplazamiento, de farmacia, etcétera) y cualquier perjuicio patrimonial sufrido (lucro cesante y daño emergente).