Si has sufrido un accidente con una moto de alquiler puedes reclamar una compensación por los daños y perjuicios. Conoce cómo actuar, qué seguros hay en estos casos y quien es responsable de indemnizarte.

La aglomeración y saturación del tráfico, sobre todo en las ciudades grandes, ha propiciado que gran cantidad de usuarios opten por alquilar este tipo de vehículo, que es un modo económico, fácil y rápido para moverse que ahorra tiempo y dinero.

El perfil de usuario es muy variado: turistas que las utilizan para recorrer las ciudades que visitan, trabajadores que prefieren dejar el coche en casa para no pagar aparcamiento y se mueven con ellas, o incluso aficionados que cuentan así con un medio de transporte que hoy está al alcance de todos.

Por contra, los accidentes con motos de alquiler, también han crecido. Si no eres culpable exclusivo, puedes reclamar los daños y perjuicios que hayas tenido, pero eso sí, busca siempre asesoramiento legal especializado para ayudarte.

Cómo actuar en caso de sufrir un accidente con una moto de alquiler

Las pautas en caso de accidente con una moto de alquiler son las mismas que en cualquier otro siniestro, salvo porque debes tener en cuenta una serie de puntos fundamentales:

  • Debes comunicar el siniestro de inmediato a la empresa de alquiler, facilitando todos los datos y detalles del mismo. Es muy importante que puedas acreditarlo con un parte amistoso, o en su caso, un Atestado de los agentes de la autoridad, y que lo remitas cuanto antes a la empresa de alquiler.
  • Tu reclamación no incluye la parte de daños materiales sufridos por la moto, que corresponde a la empresa de alquiler, y solo comprenderá los daños personales, los que hayas podido sufrir en objetos que portaras en ese momento, y el perjuicio patrimonial.
  • Pon especial atención a las condiciones incluidas en el contrato de alquiler que firmas, e infórmate bien de las coberturas que tienes en caso de tener un percance con la moto. Hay ocasiones, por ejemplo, que el coste de la grúa no lo cubre la empresa si no has contratado algún tipo de servicio adicional.

Si en el accidente has sufrido lesiones, el modo de actuar es el mismo que en cualquier otro tipo de siniestro: llama a los servicios de emergencias para que te atiendan en el lugar de ocurrencia, o si no has tenido daños graves, acude en cualquier caso de inmediato a urgencias del Hospital más cercano, para una primera evaluación de tus daños.

Recuerda que la primera asistencia médica debe realizarse dentro del plazo de las 72 horas posteriores al accidente, aunque no hayas tenido lesiones de gravedad.

Tipos de seguros en motos de alquiler

Antes de alquilar una moto, es muy importante que te fijes en las condiciones y coberturas que vas a tener cuando firmes el contrato de alquiler, y si te cubriría en todo o en parte la responsabilidad si eres culpable del accidente, o qué ocurre en caso de que haya sido provocado por un tercero y tú seas el perjudicado.

Son diferentes los supuestos que se pueden dar. Y debes tener en cuenta que, aunque todas las motos de alquiler cuentan con un seguro, normalmente la cobertura que ofrecen es la básica, que cubre la responsabilidad civil obligatoria.

Sin embargo, al igual que con los seguros de los coches de alquiler, es posible que puedas, según el caso, ampliar las coberturas contratándolas y pagando una cantidad adicional

En cualquier caso, cada empresa es diferente, por lo que debes consultar siempre antes de firmar el contrato para valorar el tipo de cobertura que más te conviene.

¿Quién es el responsable y qué indemnización me corresponde?

Cuando el accidente de tráfico se produce por culpa de un tercero, y tú eres la víctima no responsable, puedes reclamar a su compañía que te paguen los daños y perjuicios que hayas tenido como en cualquier otro siniestro.

Podrás reclamar los daños personales, por un lado, que va a incluir el tiempo que hayas tardado en curar las lesiones sufridas y las posibles secuelas, tanto funcionales como estéticas, que te hayan quedado.

El Baremo incluye otra serie de factores de corrección, como el perjuicio moral por pérdida de calidad de vida, que puedes reclamar si se da en tu caso, pero siempre con ayuda y asesoramiento legal especializado.

También te pagarán el perjuicio patrimonial (lucro cesante-pérdidas económicas a consecuencia del siniestro- y daño emergente-gastos derivados el mismo) si lo tienes acreditado documentalmente.

Los accidentes de moto suelen ser graves. No reclames por tu cuenta porque corres el riesgo, por desconocimiento, de aceptar la primera oferta que te haga la compañía que no será nunca la que te correspondería.

Y es posible que en casos de duda sobre la responsabilidad en el accidente te encuentres con que la aseguradora te niegue el pago de tus daños, aunque puedas reclamar una parte en estos casos.

En LEGALCAR conocemos las dificultades que conlleva una reclamación por accidente de moto y podemos ayudarte. Contacta con nuestro equipo y resolveremos todas tus dudas sin compromiso.