900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Las grandes superficies, centros comerciales y establecimientos públicos son lugares donde de manera constante se produce gran afluencia de público, llegando en ocasiones a sufrir aglomeraciones en periodos como rebajas o navidades.

En ocasiones, se producen accidentes en estos lugares, siendo un hecho innegable que muchas personas desconocen lo que deben hacer en estos casos, y en que supuestos podrían reclamar una indemnización en caso de sufrir daños y perjuicios en las instalaciones de estos establecimientos.

La principal diferencia en cuanto a las posibilidades de reclamar radica en la responsabilidad en el accidente, es decir, quien ha tenido la culpa en el mismo.

Así, si el accidente se produce por culpa del propio cliente, que va despistado, o sufre una caída fortuita o accidental imputable sólo a él mismo, no existe responsabilidad alguna del centro comercial y por tanto no puede reclamarse indemnización por responsabilidad civil.

Sin embargo, si el siniestro se produce por otras causas, como por ejemplo una mancha de líquido o cualquier producto derramada en el suelo, una escalera defectuosa, una baldosa mal colocada, una estantería con productos que se vence sobre el cliente, etcétera, en esos casos sí existe responsabilidad del establecimiento y en consecuencia puede reclamarse una indemnización si a consecuencia del mismo hemos sufrido daños personales y materiales.

SUPERMERCADO DÍA

 

Las siglas DIA corresponden a “Distribuidora Internacional de Alimentación”, y son una cadena de establecimientos de origen español. Fue creada en 1979 con la implantación de la primera tienda en Madrid, comenzando rápidamente la expansión internacional.

En España el crecimiento fue enorme entre 1995 y 2004, y las tiendas se distribuyen principalmente entre Centro, Cataluña, Norte, Andalucía y Levante.

A finales de 2015 contaba con un total de 4.941 tiendas en España, de las que 1954 son franquicias, y cuenta con varios formatos de locales, entre los que se encuentran DIA MARKET, DIA MAXI, LA PLAZA DE DIA o DIA MAXI, entre otras.

Dispone de una tienda “on line” de hogar (Oportunidades Día %) y utiliza el formato comercial de “tienda de descuento”, con gran simplicidad en sus establecimientos y mínima decoración para ahorrar costes. Cuenta también con su propia marca blanca de productos DIA.

Como cualquier otro supermercado, DIA cuenta con su propio seguro de responsabilidad civil, que va a cubrir los accidentes producidos en sus establecimientos sin culpa del cliente y de los que pueda derivarse una responsabilidad del local comercial.

Sin embargo, no todos los accidentes de este tipo pueden reclamarse, ya que si no se puede demostrar cómo ha ocurrido el mismo, y disponer de elementos probatorios en ese sentido, posiblemente la compañía de seguros del local nos niegue el derecho a indemnización y exima al establecimiento de responsabilidad.

Es por ello por lo que hay que tener muy claro qué hacer en caso de accidente y acudir cuanto antes a un abogado especialista para que nos asesore sobre la documentación que vamos a necesitar para poder reclamar con garantías.

Los primeros pasos que hay que dar son los siguientes:

  • Mantener la calma y no abandonar el local, llamando a la policía para que levante un parte de accidente y a los servicios sanitarios para que nos hagan una primera asistencia sanitaria en el mismo lugar, especificando que la caída no ha sido “casual o fortuita”, sino debida a una causa concreta no imputable a la víctima (por ejemplo un resbalón por un líquido derramado en el suelo).
  • Tomar datos de testigos presenciales del accidente que hayan visto como ha ocurrido el mismo, asegurándonos de coger su nombre y apellidos, teléfono y domicilio, ya que en caso de discrepancia con la aseguradora, los testigos podrán corroborar nuestra versión del accidente, incluso en juicio si fuera necesario.
  • Hacer fotos del lugar del siniestro, y de la causa del accidente. Lo cual servirá como pruebea para gestionar la reclamación.
  • Poner una reclamación en el servicio de atención al cliente lo antes posible. Es conveniente, si se pone en los días inmediatamente posteriores al accidente, especificar fecha, lugar exacto y hora del siniestro, datos de los testigos, fotos del lugar y parte policial si lo hubiera, además de adjuntar una copia de los primeros informes de urgencias médicos que acrediten las lesiones sufridas, y si hay daños materiales, fotografías de los objetos dañados.

Normalmente el establecimiento comercial remite la reclamación a su aseguradora, que es con quien en su momento habrá que negociar la indemnización que corresponda a la víctima.

El tiempo para reclamar la indemnización va a depender del tiempo que tarde la víctima en restablecerse. No es igual una curación de una cervicalgia o lumbalgia, que de una fractura de cadera, que requiere varios meses de tratamiento.

La indemnización comprenderá por un lado los daños personales, que abarcan por un lado el periodo que la víctima haya tardado en curarse de sus lesiones (puede ser con días de impedimento para realizar la vida normal, o fuera del periodo de incapacidad, el tiempo que el lesionado esté en tratamiento para curar sus lesiones, que normalmente va a coincidir con la rehabilitación).

Si tras el alta médica el lesionado queda con secuelas o algún tipo de incapacidad deberá reclamarse la indemnización por estos conceptos en base a lo dispuesto en el Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de Reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación), para lo que necesitaremos siempre la ayuda de un abogado especialista en responsabilidad civil.

Igualmente son susceptibles de indemnización los daños materiales que hayamos sufrido, reclamando su reparación o restitución según el caso aportando facturas o presupuestos de arreglo, y cualquier otro gasto adicional derivado del accidente (farmacia, rehabilitación, taxis, etcétera) siempre que se puedan justificar.

LEGALCAR ABOGADOS

Si has sufrido un accidente en un supermercado, local comercial, o establecimiento público, debes consultar de inmediato a un abogado especialista en responsabilidad civil.

Los días inmediatamente posteriores al siniestro son los más importantes, por lo que conviene asesorarse cuanto antes para recopilar desde el principio las pruebas necesarias para que la reclamación salga bien.

En LEGALCAR abogados somos especialistas en exclusiva en accidentes de todo tipo, ofreciendo a la víctima un servicio integral desde el primer momento para garantizar la viabilidad de la reclamación.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita