Tener un accidente volviendo de una boda es más frecuente de lo que pensamos. Celebrar una boda siempre es motivo de alegría. Cada vez con más frecuencia se celebran en lugares donde o bien los novios ponen autocares a disposición de los invitados al enlace o sino debes desplazarte en tu coche particular para llegar hasta el lugar donde se celebra.

De cualquier forma, no es plato de buen gusto, después de la celebración volviendo a tu hogar, sufrir un accidente de tráfico. Por ello y para después poder reclamar debes tener algunas cuestiones en cuenta. Te las resumimos a continuación.

TE PODEMOS AYUDAR

Lo primero que debemos hacer si tenemos un accidente volviendo de una boda es pedir ayuda si estamos en condiciones de hacerlo: llamar a una ambulancia o a algún amigo o familiar que sepamos que están cerca. En caso de que te acompañe alguien, también debes ayudarle o preguntarle cómo se encuentra. Es muy importante que nadie se mueva hasta llegar los servicios de emergencia. Aunque en ese momento no sintáis dolor u os encontréis bien, desconocéis qué lesiones internas podéis sufrir y lo mejor es que nadie se mueva.

Una vez os hayan trasladado a un centro sanitario o hospital debéis comunicar a los médicos vuestras impresiones, dolores o heridas. Y además que os redacten un buen informe sobre todo ello para que quede escrito. A esto hay que añadir los documentos que acrediten las pruebas médicas que se os realicen: radiografías, resonancias, ecografías,… Toda esa documentación será vital para reclamarn.

NO ERES EL ÚNICO

No pienses que eres el único que tiene un accidente volviendo de una boda, que qué mala suerte tienes. Los accidentes ocurren a diario por diferentes causas. Es importante que, independientemente de cuántos implicados haya y de quién tenga la culpa, no hayamos bebido alcohol o por lo menos no demos positivo cuando la Policía nos realice el test de alcoholemia porque de lo contrario el tema se complicaría.

En caso de no acudir a un centro sanitario porque las heridas o el golpe no revistiera gravedad, debes saber que si posteriormente a las 72 horas del siniestro tienes algún dolor o problema derivado del accidente no podrá ser demostrado que se haya producido por el mismo. Es lo que se conoce como criterio cronológico. Por eso, aconsejamos que siempre se acuda al médico en las 72 horas posteriores al accidente y cuanto antes, mejor.

¿QUÉ VA A  PASAR AHORA?

También hay que tener en cuenta el criterio de intensidad. Esto es, cuando los gastos de reparación del vehículo tras el siniestro no superen los 500 euros, los ocupantes no podrán tener lesiones derivadas del accidente, a pesar de que tengas informes médicos que así lo acrediten. Las aseguradoras lo defenderán de esta manera. Hay muchos casos en los que finalmente no pagan el tratamiento rehabilitador a las víctimas a pesar de que la lesión existe acreditada por informes médicos.

Recuerda que tienes hasta un año para reclamar, aunque cuanto antes se haga, siempre y cuando la víctima o víctimas tengan el alta tras haber recibido el tratamiento correspondiente, mejor. Todo estará más reciente y podrás recordarlo con mayor facilidad. Además es importante que sepas que tu seguro probablemente tendrá una cobertura de defensa jurídica. Esto te da derecho a tener un abogado externo que tu aseguradora pagará parcial o totalmente.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita