Accidentes con colisión trasera

Accidentes con colisión trasera

Los accidentes por colisión trasera se producen generalmente porque el conductor que impacta no ha guardado la respectiva distancia de seguridad con el vehículo que le precede, algunos conductores encuentran estas situaciones injustas, pues consideran que la responsabilidad es del otro conductor por frenar bruscamente, sin embargo, el código de circulación es muy claro en este sentido, hay que guardar una distancia de seguridad de mínimo 100 metros, esta debe duplicarse si hay condiciones climáticas adversas.

Por lo general, en este tipo de colisiones hay dos vehículos implicados, pero en ocasiones estas colisiones por alcance afectan a más vehículos, siendo conocidas como colisiones en cadena, en las que a partir de un impacto inicial se producen otros posteriores, viéndose implicados otros vehículos.

NUESTRO DERECHO COMO CONDUCTOR

Las colisiones por alcance han aumentado en los últimos años, principalmente por despistes o distracciones al volante. Algunas son leves, como hemos comentado con anterioridad, pero otras pueden acarrear fatales consecuencias para los conductores y ocupantes de los vehículos implicados.

Estar al corriente de este tipo de accidentes y de sus correspondientes pagos e indemnizaciones puede resultar fundamental para conocer cómo debemos actuar si nos vemos involucrados en un siniestro de este tipo.

En este tipo de siniestro, el conductor tiene derecho a recibir una indemnización solo si no es el culpable exclusivo, en colisiones múltiples la culpa suele ser muy clara, pero en caso de que se produzca por una concurrencia de culpas, ambos implicados serán indemnizados en diferentes porcentajes.

¿QUIÉN TIENE LA CULPA EN UNA COLISIÓN TRASERA?

El responsable en este tipo de accidentes será el conductor que colisione desde atrás, siendo la compañía de seguros de este conductor la que se encargue de indemnizar a las víctimas.

Así pues, en los casos de colisiones traseras en los que solo hay dos vehículos implicados no entrañará mucha dificultad acreditar la culpa. Sin embargo, en los casos de colisiones múltiples de tres o más vehículos, para saber qué aseguradora tendrá que abonar las indemnizaciones derivadas del siniestro, tendremos que saber  que vehículo colisionó primero con el fin de no reclamar a la aseguradora incorrecta.

Recuerda que para reclamar una indemnización debes aportar un documento que lo acredita, puede ser el parte amistoso (más común en colisiones traseras), pero si la culpa no está clara, lo mejor es llamar a la Guardia Civil o Policía para que realicen el oportuno atestado.

UN CLÁSICO: ESGUINCE CERVICAL

La lesión más común cuando sufrimos un accidente por colisión trasera es el Esguince Cervical. En estos accidentes nuestro cuello sufre una sucesiva flexión y extensión brusca y excesiva, produciendo que los ligamentos y musculatura del cuello se vean afectados. Esto es conocido como esguince cervical o latigazo cervical. En sí, el latigazo cervical es el mecanismo  por el cual se produce el esguince cervical, por tanto  el esguince cervical es la consecuencia.

La indemnización por esguince cervical varía en función de la documentación médica que se pueda aportar y sobre todo del seguimiento y tratamiento que podamos justificar. La horquilla es muy amplia, la indemnización varía entre los 1.500 a los 6.000€

Hay que tener en cuenta otros factores a la hora de calcular la indemnización como pueden ser: edad, sexo, posición del lesionado en el momento de la colisión etc.

BAJA LABORAL POR COLISIÓN TRASERA IN INTENERE

Así se denominan los siniestros producidos mientras el trabajador se desplaza desde su domicilio al lugar de trabajo o viceversa.

Para que pueda considerarse que nos encontramos ante este accidente de tráfico de tipo in itinere, el siniestro debe haberse producido en un rango de hora que concuerde con el horario de trabajo del empleado. Además, para que pueda ser considerado accidente de tráfico laboral “in itenere”  no debe haberse producido ninguna interrupción ni desvío del trayecto.

En este caso, la entidad aseguradora que se hará cargo del tratamiento rehabilitador de la víctima, la atención médica y del informe para determinar la baja será la Mutua de la empresa de la que la víctima forme parte como empleado.

Es aquí donde surge la controversia, pues los empleados denuncian que las mutuas quieren darles el alta sin que la recuperación sea completa, generando un grave riesgo para la salud del lesionado, que puede verse afectado por secuelas como consecuencia de un tratamiento médico incompleto.

Por otra parte, si la responsabilidad del accidente recae sobre el otro conductor, el lesionado tiene derecho a reclamar una indemnización por los daños sufridos. Dicha indemnización será el resultado de la suma de: puntos por secuelas, días de baja, perjuicios patrimoniales y otros gastos surgidos como consecuencia del accidente.

LEGALCAR ABOGADOS

En LegalCar Abogados somos abogados especialistas en accidentes de tráfico y contamos con una amplia experiencia tramitando reclamaciones, es por esto que entendemos lo que sienten los lesionados con respecto a la baja laboral, por lo que nos comprometemos siempre tramitar la oferta de indemnización más justa, para que recuperen lo que han dejado de ganar como consecuencia del terrible accidente.

No dejes tu caso en manos de un abogado sin experiencia, llámanos sin ningún compromiso, nuestros letrados resolverán tus dudas.