Accidentes de bicicletas mortales

Accidentes de bicicletas mortales

Conoce que ocurre en los casos de accidentes de bicicleta mortales siendo culpable el conductor del vehículo contrario o si el culpable es el ciclista, que se puede reclamar en cada caso y cómo te pueden ayudar los abogados.

En los últimos años, ha crecido la siniestralidad, y ello implica que las víctimas de accidentes de bicicleta deben conocer las distintas situaciones que pueden darse en este tipo de siniestros para saber si pueden reclamar por los daños y perjuicios sufridos.

En este post vemos qué ocurre cuando la víctima es el ciclista, y, por el contrario, cuando el mismo resulta culpable del accidente de tráfico.

SI EL CULPABLE ES EL CONDUCTOR DEL VEHÍCULO CONTRARIO

El primer escenario que puede producirse es el accidente de bicicleta en el que el culpable es un tercero, normalmente un vehículo.

Los accidentes de bicicleta mortales en este caso suelen producirse en las vías interurbanas. Hemos conocido en los últimos tiempos siniestros que responden todos ellos a una misma dinámica, y es cuando uno o varios ciclistas son arrollados por un vehículo mientras pedalean por una carretera.

Las causas más frecuentes son que el conductor no respeta la distancia de seguridad de metro y medio que debe dejarse al sobrepasar a un ciclista, pero también el exceso de velocidad y la falta de atención.

En muchos de estos casos, los conductores responsables daban positivo en los controles de alcohol y drogas, y en varios de ellos también se marchan del lugar sin detenerse tras el atropello del ciclista.

Supuestos como estos son especialmente graves y en la mayoría de los casos las lesiones son de gran entidad o el accidente de bicicleta resulta mortal para el ciclista.

En estos casos, la responsabilidad recae, lógicamente, en el conductor del vehículo, y en estos casos es su compañía de seguros quien deberá hacerse cargo de las indemnizaciones que correspondan al ciclista por los daños y perjuicios sufridos.

SI EL CULPABLE ES EL CICLISTA

El segundo escenario de accidentes de bicicleta mortales lo constituyen aquellos siniestros donde la culpa recae en el ciclista.

En la inmensa mayoría de los casos se trata de atropellos a peatones, y en muchos de ellos la víctima es una persona de edad avanzada.

En este tipo de accidentes hay que tener en cuenta no solo que el peatón atropellado por el ciclista resulte herido o fallecido en el siniestro, sino también que el propio ciclista resultará, seguramente, también con lesiones, si bien su responsabilidad en el accidente implica que, en su caso, no podrá reclamación alguna si es culpable exclusivo del siniestro.

El carril bici es uno de los puntos donde más atropellos se producen, siendo en muchas ocasiones provocados por los peatones que los invaden sin asegurarse de que pueden cruzar sin peligro.

En otros casos, el atropello se produce porque el ciclista infringe alguna norma de circulación, o, por ejemplo, circula por la acera cuando debe bajarse de la bicicleta y caminar andando en estos tramos, igual que en los pasos de peatones.

Si se demuestra que el ciclista ha sido el culpable, tendrá que responder de los daños y perjuicios sufridos. Y en este punto es importante tener en cuenta que, si el ciclista ha asegurado su bicicleta, el seguro le va a cubrir los daños a terceros (que no los propios si es responsable).

Pero si no cuenta con seguro de bicicleta, tendrá que responder con su propio patrimonio de las indemnizaciones a las víctimas del atropello. Y aquí hay que tener cuidado, porque como haya provocado el fallecimiento del peatón, las compensaciones económicas son de tal entidad que pueden arruinar al responsable.