Adelantar correctamente a los ciclistas

Adelantar correctamente a los ciclistas

Estamos más que acostumbrados a circular por diferentes vías y carreteras y a encontrarnos, de repente y en muchas ocasiones a ciclistas que pedalean al mismo tiempo que nosotros por el arcén, o incluso por la misma vía al unísono cuando no disponen de dicho arcén. Nos hablan de cómo adelantarlos y todos parecemos conocer bastante bien la teoría, pero la puesta en práctica, siempre se convierte en algo un poco más complejo, y en muchas ocasiones, peligroso.

Los ciclistas, por la debilidad del ‘chasis’ que los protege, siempre salen perdiendo en estas circunstancias, y en las carreteras españolas se producen un gran número de fallecimientos. Al obtener nuestro carnet de coche nos queda muy claro que para realizar la maniobra de manera correcta, tienen que quedar 1,5 metros de distancia de seguridad entre nuestro automóvil y el ciclista. Por nuestra poca experiencia cuando aún somos noveles, cumplimos en la mayor parte de los casos esta normativa, pero una vez que nos creemos expertos conductores, dichas distancias parecen no cumplirse. Tanto conductores como ciclistas deben cumplir la normativa de tráfico para poder coexistir sin peligro para ninguno de los dos, pero algo está fallando. Debe prevalecer la prudencia, en ambos casos, ya que un mínimo despiste puede acabar con la vida del ciclista.

Cuando vayamos a adelantar a un ciclista, debemos mantenernos a una distancia prudencial del mismo. Se debe tener en cuenta que su ritmo de pedaleo no es similar a la velocidad que alcanza el coche, por tanto, lo primero a tener en cuenta, mucha prudencia. Para realizar el adelantamiento debemos tener buena visibilidad y comprobar que no es posible una colisión frontal con otro vehículo en el momento del adelantamiento. Una vez superadas estas condiciones, podemos empezar el adelantamiento aunque para ello tengamos que invadir la línea continua (de ahí el comprobar que no viene ningún automóvil por el carril contrario) y siempre manteniendo esa distancia de separación de un metro y medio para realizarlo de manera segura.

Debemos refrescar nuestro antiguo aprendizaje de aquellos años en que nos sacamos en carnet de conducir y aplicar la nueva ley de seguridad vial porque las cosas, como todo, van cambiando. Por ejemplo, si vamos a adelantar a un ciclista y comprobamos que viene otro de frente por el sentido contrario, este adelantamiento se convierte en prohibido totalmente, ya que en el mayor número de los casos no podrás dejar 1,5 metros de distancia de seguridad con cada uno de los ciclistas. Es por esto que este adelantamiento se convierte en ilegal y totalmente prohibido.

Los ciclistas saben que deben circular por el arcén o lo más arrimado posible al lado derecho de la carretera, y de uno en uno, y no en grupo como podemos observar en muchas ocasiones. Esto como conductores puede desesperarnos, pero debemos tener en cuenta, que en cualquier momento de nuestras vidas, podemos dejar de ser conductores y adoptar el rol de ciclistas por un momento o unas horas. Por lo tanto, seamos prudentes, conductores y ciclistas, y como dice el dicho, más vale la pena llegar tarde que nunca.

Ahora os dejamos un video de como lo explica perfectamente un camionero, al cual, desde aquí queremos aplaudir.

https://www.youtube.com/watch?v=I1wxNZdKbIE