900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Dar positivo en alcoholemia en el taxi acarrea consecuencias para el taxista que ha dado positivo, no solo por el hecho de circular bajo los efectos del alcohol, sino también en el caso de que el taxista provoque un accidente de tráfico y cause daños a terceras personas.

Los taxistas son profesionales de la circulación, y además con el agravante de que se dedican al transporte de viajeros.

Los ocupantes del taxi también pueden resultar perjudicados si el taxista que circula bajo los efectos del alcohol da positivo en alcoholemia y además provoca un accidente.

Así, mientras que la tasa de alcoholemia permitida para un conductor normal oscila entre 0,25 mg/l y 0,50 mg/l, en el caso de los conductores de un taxi se encuentra entre 0,5 g/l y 0,15 mg/l.

Un punto importante a tener en cuenta es que el taxista, que es conductor profesional, lo es en base al tipo de autorización administrativa que tiene para conducir.

Esto significa que, aunque esté conduciendo un turismo, el taxista es considerado conductor profesional a todos los efectos, en base al tipo de carnet de conducir que tiene, y, por tanto, aunque en ese momento no esté desarrollando su actividad, la tasa de alcoholemia que se le va a aplicar es la correspondiente a conductores profesionales. Un abogado alcoholemia Leganés nos cuenta cómo esto puede afectarle.

¿Qué supuestos se pueden dar en caso de dar positivo en alcoholemia en el taxi?

Nos podemos encontrar con varios casos:

  • El taxista que da positivo en alcoholemia, pero no alcanza la tasa máxima permitida. En estos casos se le impondrá una sanción administrativa.
  • El taxista que arroja una tasa superior a la permitida, en cuyo caso se le va a imputar un Delito contra la Seguridad del Tráfico. En este caso se le puede citar a un Juicio rápido por alcoholemia, en base a las actuaciones penales que se van a incoar a raíz de la denuncia interpuesta por los agentes de la autoridad que le realizan la prueba.
  • El taxista que además de superar la tasa de alcohol permitida, provoca un accidente de tráfico causando lesiones a terceras personas. En este caso también resultará imputado por un Delito contra la Seguridad del Tráfico, con las consecuencias penales que ello acarrea.

En estos supuestos, las aseguradoras no cubren los daños causados a terceros, debido a las cláusulas de exención de responsabilidad contenidas en las mismas.

  • El taxista que además de dar positivo en alcoholemia, circula con pasajeros en su taxi, y provoca un accidente, con o sin contrarios implicados. Si los pasajeros resultan lesionados, igualmente podrán reclamar  por los daños y perjuicios sufridos en el accidente, de los que responderá personalmente el propio taxista.

Esto significa que el taxista deberá devolver a la aseguradora lo que esta haya pagado a los perjudicados por los daños sufridos en el accidente.

¿Qué pueden hacer las víctimas de un accidente de taxi con positivo en alcoholemia?

Los perjudicados en un accidente de taxi cuyo conductor ha dado positivo en alcoholemia podrán reclamar siempre.

En este tipo de supuestos, donde un conductor da positivo, siempre se van a levantar Diligencias por los agentes de la autoridad, por lo que es relativamente sencillo acreditar la responsabilidad.

¿QUÉ PUEDEN RECLAMAR LOS OCUPANTES EL TAXI EN ESTOS CASOS?

Los ocupantes o pasajeros del taxi cuyo conductor da positivo en alcoholemia pueden reclamar en caso de accidente los daños y perjuicios sufridos en el mismo.

Los daños personales o lesiones deberán ser demostrados con la documentación médica que acredite su entidad.

Y por otro lado se pagará a los ocupantes por las posibles secuelas, sean funcionales o estéticas, que les hayan quedado tras recibir el alta médica.

Otros conceptos tales como operaciones médicas, daño moral, posibles incapacidades, o incluso gastos de asistencia futura en caso de grandes lesionados en el accidente, también se reclamarán.

Cualquier otro perjuicio patrimonial sufrido en el accidente también es susceptible de reclamarse, como el lucro cesante o el daño emergente.

 

¿Qué pueden reclamar las víctimas de otros vehículos implicados en el accidente provocado por el taxista que ha dado positivo en alcohol?

 

Pues los terceros perjudicados pueden reclamar, por un lado, los daños personales o lesiones de la misma manera que los ocupantes del taxi que hayan resultado heridos o lesionados en el siniestro.

Y, por otro lado, los propietarios de los vehículos dañados en el accidente provocado por el taxi cuyo conductor ha dado positivo en alcoholemia, también puede reclamar los daños materiales sufridos por sus vehículos.