Atestados de tráfico

Atestados de tráfico

Los atestados de tráfico son una parte importante al analizar la indemnización del accidente. Si al sufrir un accidente de tráfico, la parte contraria no quiere firmar el parte amistoso, debes llamar a la Policía o Guardia Civil para que ellos realicen el atestado, pero ¿qué es  un atestado de tráfico? El atestado de tráfico es un documento que realizan las autoridades competente y recogen lo ocurrido en un accidente, sin embargo,  existe la posibilidad que estos atestados no sean fieles a la realidad o que las autoridades entiendan el accidente de una forma distinta,  debido a que  en la mayoría de los casos las autoridades competentes llegan al lugar luego que el accidente ha ocurrido, e incluso cuando ya los lesionados o testigos se han retirado del lugar. En este artículo vamos a comentar la importancia de los atestados de tráfico a la hora de definir la responsabilidad derivada de un accidente de tráfico y lo que puede influir en el devenir de la reclamación de la oportuna indemnización.

TIPOS DE ATESTADOS DE TRÁFICO

 

  • Atestado a favor: es el que se genera cuando las autoridades comparten nuestra visión de los hechos. Puede ser que el conductor contrario haya admitido su culpa, o que las autoridades después de inspeccionar diversos factores como la posición de los vehículos, daños materiales, testigos, huellas de frenado, entre otras, así lo especifiquen en el juicio crítico del accidente.
  • Atestado en contra: cuando las autoridades interpretan en base a las inspecciones que la culpa es de la propia víctima. Esto perjudica la reclamación de los daños sufridos en el accidente debido a que en este caso las aseguradoras se agarrarán a la versión de los hechos vertida en el atestado para negar la culpa y de hecho será la aseguradora de la víctima la que tendrá que abonar los daños a la contraria. Levantar el atestado, es decir, reunir las pruebas suficientes para contradecir lo que en él se especifica es tarea del abogado particular que la víctima designe para defender sus intereses.

Si se considera que el atestado no concuerda con lo que en realidad ocurrió, se debe conseguir pruebas como fotografías, vídeos o declaraciones que comprueben otra versión.

  • Concurrencia de culpas: cuando las autoridades determinan que las partes involucradas son igualmente culpables del accidente se dice que hay concurrencia de culpa. El porcentaje de indemnización en estos casos se reduce a la mitad,  sin embargo, puede variar entre 75-25%,  depende como se pelee el caso.
  • Atestado sin juicio crítico: En este se recogen las declaraciones de ambas partes, generalmente ocurre cuando las autoridades no pueden determinar de quien es la culpa, porque los hechos no son claros y las declaraciones no corresponden.

¿CÓMO CONSEGUIR UN ATESTADO?

Después de que las autoridades a cargo realizan el atestado, suelen remitirlo al juzgado competente en los accidentes donde hay víctimas, en este caso el juzgado no va a facilitar el documento a menos que alguna de las partes haya interpuesto una denuncia o se persone como perjudicada en el procedimiento ya abierto.

A pesar de esto, existe una vía más fácil, en la que el interesado se puede dirigir directamente a la comisaría o cuartel de la autoridad correspondiente a la que estuvo en el accidente. Se debe preguntar cómo obtener el atestado y dependiendo del caso se puede rellenar un formulario en la comisaría y se podrá acceder al documento. En otras ocasiones la gestión también puede hacerse en el Ayuntamiento de la localidad donde se produjo el accidente. También se puede acceder al documento pagando una tasa en la comisaría de policía, pero el monto de la misma varía según la localidad. Generalmente su precio ronda entre 30 y 300€, dependiendo de la localidad.

¿GARANTIZA LA INDEMNIZACIÓN DE TU ACCIDENTE?

Como hemos mencionado anteriormente, los atestados no son 100% fiables ya que  su resultado depende de la interpretación de las autoridades, quienes llegan al accidente después de que los coches se hayan movido y los testigos  ya no se encuentran en el lugar.

Por lo tanto tener un atestado no nos garantizará una indemnización, incluso  si está a nuestro favor, debido a que la otra parte puede alegar que el atestado está errado y es por eso que es recomendable en todos los casos contar con una asesoría jurídica que nos oriente sobre las mejores opciones para garantizar indemnización, es decir, contratar los servicios de un despacho de abogados especializado en accidentes de tráfico.

La asesoría de un abogado especializado es sobretodo importante cuando el atestado está en tu contra y consideras que no tuviste culpa en el accidente. Es cuando un abogado tendrá que valorar lo ocurrido, te aconsejará sobre qué debe hacerse y en el caso de que encuentre vacíos en el atestado te dirá de qué forma se puede reclamar.

El año pasado debido a una reforma de la ley, los casos de accidentes de tráfico ya no son atendidos por los tribunales penales y ahora las reclamaciones deben hacerse por la vía civil en los cuales la persona interesada debe contratar a un abogado y un perito, estos gastos correrían por parte del interesado, perdiendo el dinero en caso de no ganar  el caso. En este artículo tienes más información sobre los atestados policiales y la importancia de los atestados de tráfico.

LEGALCAR ABOGADOS

En LegalCar Abogados somos especialistas en accidentes de tráfico, por lo cual te asesoraremos de la mejor forma, para que obtengas la mayor indemnización acorde a los daños sufridos en el accidente de tráfico. Si has sido víctima de un accidente de tráfico y crees que tu atestado está equivocado, contáctanos que te asesoraremos gratuitamente.

Como ejemplo de caso con atestado en contra, en LegalCar Abogados atendimos el año pasado a un motorista que el atestado atribuía la culpabilidad del siniestro. El caso era muy discutible pues la víctima se encontraba adelantado a un autocar cuando éste comenzó una maniobra de cambio de carril sin señalizar y tiró al motorista. Dadas las circunstancias del siniestro la Policía que intervino para hacer el atestado no tuvo los medios de prueba suficientes para atribuir la culpa al conductor del autocar y atribuyó la culpa al motorista. A través del trabajo de nuestros abogados especialistas y todo el equipo que conforma LegalCar Abogados se consiguió que la culpa se atribuyera en un 50%-50% y el motorista consiguió quedar indemnizado.

Consulta a tu abogado totalmente gratis

900901450 – Teléfono gratuito