900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

El Atestado resulta una prueba fundamental a la hora de defender una reclamación por un accidente de tráfico. Existen Atestados en  los accidentes de tráfico de cierta importancia o donde se haya solicitado la presencia de los agentes por no estar las partes intervinientes en el accidente conformes con la dinámica del accidente.

PARTES DEL ATESTADO

Los Atestados policiales deben de recoger:

  1. LUGAR DEL ACCIDENTE
  2. FECHA DEL ACCIDENTE
  3. TIPO DE VÍA Y SUS CARACTERÍSTICAS
  4. FILIACIÓN ( INTERVINIENTES)
  5. TOMA DE DECLARACIÓN ( RESUMEN DE LO QUE CADA PARTE ALEGA RESPECTO AL ACCIDENTE)
  6. PRUEBA DE ALCOHOLEMIA/SUSTANCIAS PSICOTRÓPICAS
  7. TESTIGOS
  8. CROQUIS
  9. REPORTAJE FOTOGRÁFICO
  10. CALCULO DE VELOCIDADES/ ESTUDIO BIOMECÁNICA
  11. JUICIO CRITICO

No todos los Atestados policiales contienen todos los epígrafes anteriores, ya que depende del tipo de accidente y de la dificultad a la hora de esclarecer las causas del siniestro de tráfico. Si hay fallecidos el Atestado es obligatorio o si hay  lesionados de gravedad (por ejemplo víctimas con pérdida de extremidades o daños severos).

En ocasiones nos encontramos que los Atestados policiales son erróneos, ya sea por no estar identificadas correctamente las partes o por llegar a conclusiones falsas o que no se corresponden con la realidad del siniestro. La labor de los agentes es complicada ya que normalmente no se encuentran en el lugar de los hechos y cuando llegan se encuentran los vehículos en posiciones distintas de como finalizaron tras el accidente, incluso a veces las partes va cambiando su declaración y los testigos pueden ser “ contaminados” con declaraciones entre ellos mientras llega los agentes a preguntarles, o incluso puede ocurrir que existan testigos pero por no involucrarse se marchen y no queden personas ajenas al accidente a quién preguntar.

ATESTADO EN CONTRA

Cuando sufrimos un accidente de tráfico y el Atestado nos atribuye culpabilidad a nosotros, debemos, bajo el asesoramiento de un abogado especialista, considerarlo como solo una prueba más, que deberá valorarse junto con el resto de pruebas, ya que un juez será quien decida en última instancia, quién es el responsable. Pese a ello el Atestado siempre se ha considerado  una prueba importante.

Es probable que nuestra compañía de seguros acepte como válido dicho Atestado sin dar crédito a nuestra versión.  Pero no es imposible luchar contra esa situación, difícil sí, imposible no,  hay que contar con abogados especialistas expertos en este tipo de accidentes para poder luchar y comprobar los detalles del Atestado, así mismo es importante contar con la posibilidad de otras pruebas que puedan tener peso en el Juicio, como son testigos que no aparezcan en el Atestado, reconstructores de accidentes, fotos hechas desde nuestro móvil, errores en el Atestado, etc.

FORMAS DE RECLAMAR

Con la entrada en vigor del nuevo Código Penal y la despenalización de los juicios de faltas,  la pelea en un  Juzgado con un pleito civil, si el Atestado no es claro,  es  más “peligroso “ por el riesgo de perderlo y que nos condenen en costas, ya que la despenalización de las faltas deja abierta a la reclamación de accidentes en sede penal solo para fallecidos en el accidente de tráfico o alcoholemias.

La idea del legislador es que si el principal objetivo del lesionado es la indemnización de sus lesiones, el procedimiento para dicha reclamación es el Civil y no el Penal. Esto que parece bastante lógico, pero nos encontramos con una serie de problemas a la hora de la reclamación en la vía civil como son:

  1. Necesidad de abogado y Procurador ( lo exige el procedimiento para reclamaciones de más de 2.000€)
  2. Necesidad de un Perito, que es perito quien valora las lesiones sufridas en un accidente de tráfico. En la vía Penal dicha tarea la realiza un forense, que es gratuito.
  3. En caso de que la Sentencia sea a favor de las pretensiones de la compañía, no solo no se obtiene una indemnización, sino que además hay que pagar las costas del procedimiento ( abogado y procurador de la parte contraria)

La discusión se va a plantear en dos sentidos, el principal es la responsabilidad, es decir, hay que demostrar que el conductor contrario es culpable del accidente de tráfico. Este punto si tenemos un Atestado en contra implica un riesgo, ya que en caso de no poder demostrar dicha culpa no nos corresponde indemnización, que es la segunda parte de la discusión (cuantificar las lesiones derivadas del accidente).

En la Comunidad de Madrid se han realizado un estudio en el que solo el 30% de los accidentes han intervenido los agentes realizando Atestados policiales. Esto es así debido a que la mayoría de los accidentes no generan unas lesiones de importancia, o bien por no ser necesario la intervención al reconocer el accidente el culpable y cumplimentar las partes el parte amistoso sin problemas.

Un particular puede conseguir el Atestado en determinadas ocasiones, aunque lo normal es que solo le faciliten datos genéricos debido a la Ley de Protección de datos, es decir, dan matrícula, seguro y nombre del contrario.

Tanto la compañía de seguros como el letrado especialista puede conseguir el Atestado ya sea a través del Juzgado o pagando una tasa en el caso de la Policía Municipal o a través de una solicitud a la  Guardia Civil. Siempre desde LEGALCAR recomendamos que debe acudirse cuanto antes a un abogado especialista, quien valorará la prueba, las opciones y vías para reclamar y asesorará a la víctima sobre los pasos a dar para garantizar el éxito en la reclamación.