Atropello en el carril del autobús

Atropello en el carril del autobús

El accidente de tráfico con atropello en el carril del autobús puede producirse de distintas maneras, donde pueden verse involucrados peatones, vehículos como autobuses o taxis e incluso motoristas, que son usuarios del carril bus en ciudades donde se encuentra permitido, aunque hay muchas personas que lo desconocen.

Se trata de siniestros que por la posible complejidad que pueden tener, van a requerir siempre de la ayuda y asesoramiento de abogados para atropellos, ya que muchas víctimas desconocen los derechos que les asisten y es importante saber las opciones de reclamar y si tenemos derecho a indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

NORMATIVA DE USO EN EL CARRIL BUS

El carril bus se encuentra implantado en varias ciudades españolas como un medio de facilitar, en el tráfico diario, la circulación de los autobuses públicos, los taxis, y en los últimos tiempos en algunas ciudades, las motocicletas. Se trata de carriles reservados a estos vehículos, y normalmente se encuentran señalizados de manera específica. Cada localidad tiene su propia normativa específica que regula el uso y normas de circulación por estos carriles.

Es muy importante saber que el carril bus indica claramente la prohibición de circular por el de otros vehículos que no sean de transporte público (autobuses y taxis), con la salvedad de las motos, que pueden hacerlo si específicamente está permitido en la correspondiente Ordenanza Municipal, como ocurre en la Comunidad de Madrid, donde están autorizadas para utilizarlo. Otras ciudades que lo permiten son Palma de Mallorca, Valencia, Vigo o Sevilla. En Barcelona, sin embargo, no está permitido que las motocicletas circulen por el carril bus.

Hay tramos del carril bus donde existe, en la marca blanca longitudinal de la parte exterior del mismo, una parte con línea discontinua, que indica la opción de utilizarlo para realizar alguna manobra que no sea ni parar, ni estacionar, ni adelantar o cambiar el sentido de la marcha, y siempre dejando la prioridad de paso a los autobuses y los taxis.

LOS ATROPELLOS EN EL CARRIL BUS

Accidentes por atropello en el carril bus pueden producirse de diversas formas, y verse afectados distintos usuarios de la vía, con las consiguientes responsabilidades.

Uno de los casos más habituales es el atropello de peatones. En la mayoría de los carriles bus, hay instaladas señales de advertencia para cruzar un carril bus, indicando al peatón que debe asegurarse que puede cruzar sin ser atropellado. Sin embargo, en muchas ocasiones, los peatones cruzan el carril bus sin mirar, a la carrera, o sin prestar atención a si por el mismo se acerca algún taxi, autobús o motocicleta, produciéndose el atropello.

En otros casos el accidente de tráfico se produce cuando los coches tienen que realizar un giro para meterse en otra calle y para ello tienen que pasar por el carril bus. Ocurre, por ejemplo, también cuando una moto que no circula por el carril bus realiza un giro a la derecha en un cruce permitido, atravesando dicho carril bus sin apercibirse de la presencia de un autobús o taxi, colisionando con ellos, y en otras ocasiones, es el motorista que circula correctamente por el carril bus, quien es arrollado por un turismo que atraviesa el mismo en un cruce para realizar un giro permitido, sin haberse apercibido de la presencia del motorista.

¿QUÉ PUEDE PASAR?

En todos estos supuestos, lo primero que hay que hacer es determinar quién es el responsable del accidente para saber si hay derecho a reclamar indemnización, y para ello es necesario saber cómo se ha producido, quien tenía preferencia de paso, o quién de los intervinientes no circulaba de manera correcta.

Por ello, resulta fundamental que la víctima de un accidente en el carril bus se asesore primero acudiendo lo antes posible a un abogado especialista en accidentes de tráfico a exponer su caso, para que sea valorado por expertos y de esa forma saber si se puede reclamar la indemnización que corresponda.

Para poder determinar la responsabilidad, en este tipo de accidentes es necesario llamar de inmediato a la Policía para que acudan al lugar de los hechos y realicen un atestado donde se haga constar cómo ocurrió el siniestro y el juicio crítico, en base a la recopilación de datos, sobre quién es el culpable.

Y esto es así, porque incluso pueden darse casos en los que quien aparentemente es culpable del accidente, pueda reclamar una indemnización. Un supuesto controvertido es el del peatón que cruza el carril bus y no se apercibe de la presencia de una moto, siendo atropellado por ella.

Es muy posible que la aseguradora nos diga que la culpa es del peatón por no estar atento al tráfico y cruzar de manera negligente. Pero también es cierto que normalmente en el carril bus hay buena visibilidad y si la moto circulaba con exceso de velocidad, ha podido atropellar al peatón por no darle tiempo a frenar al ir más deprisa de lo permitido, pese a haberle visto. En estos supuestos es posible discutir una concurrencia de culpas, para lo que será necesario el asesoramiento de un abogado especialista en este tipo de siniestros para valorar, tanto desde el punto de vista del peatón, como del motorista, si hay derecho a realizar reclamación y en qué proporción.

INDEMNIZACIÓN POR ATROPELLO

La indemnización por atropello va a depender, lógicamente, de la entidad de los daños sufridos en el mismo. Cuanto más grave haya sido, mayores serán las lesiones y, por tanto, mayor la compensación económica que la víctima tiene derecho a percibir.

Si la víctima es un peatón con derecho a ser indemnizado, los daños sufridos serán las lesiones que le ha provocado el accidente, que abarcan tanto el tiempo que haya tardado en curarse como las posibles secuelas que le hayan quedado, además de los gastos y daños en objetos producidos en el atropello.

Si el accidentado es por ejemplo un motorista no culpable, los daños podrán ser tanto personales (las lesiones sufridas en el accidente) como materiales (daños en la moto, casco, indumentaria, etcétera).

Dada la variedad de supuestos que pueden darse y la complejidad que puede haber a la hora de determinar la responsabilidad, y por supuesto, de valorar los daños sufridos, para calcular la indemnización por atropello que nos pueda corresponder si tenemos derecho a ella, es fundamental acudir a un despacho de abogados especialista.

LEGALCAR ABOGADOS

En LEGALCAR ABOGADOS contamos con un equipo de profesionales expertos en reclamaciones de indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico de todo tipo, y hemos gestionado multitud de siniestros ocurridos en el carril bus, contando con abogados, peritos médicos, expertos en reconstrucción de accidentes y tramitadores que ponen todos sus conocimientos a disposición del perjudicado para que la reclamación sea un éxito.