900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Este fin de semana hemos tenido conocimiento del mortal atropello sufrido por un Guardia civil de 54 años que falleció mientras realizaba un control de tráfico en Barbastro, provincia de Huesca.

Tras las primeras investigaciones se pudo averiguar que los implicados en el atropello son un joven menor de edad, con 17 años, quien conducía bajos los efectos de las drogas, y  sus acompañantes, que eran un chico de 14 años y dos chicas de 14 y 17 años.

Según los medios de comunicación, el  coche se detuvo en un control del tráfico, y el agente se dirigió hacia los jóvenes para realizar la prueba de alcoholemia, en ese momento este introdujo sus brazos dentro del vehículo para entregarle el etilómetro, y el conductor  aceleró súbitamente dejando los brazos del guardia atrapados dentro del coche, y arrastrándole  más de 400 metros hasta que el vehículo se incorporó a la N-240 para terminar chocando contra la bionda, reventando una rueda del coche y  terminando en el sentido contrario de la vía, donde chocó contra un Audi Q7. El cuerpo del guardia quedó sobre el asfalto, mientras que los jóvenes escaparon del lugar.

El responsable del accidente dio positivo en el control de drogas.

Drogas y Seguridad Vial

Una de las causas principales de muchos accidentes como el presente es conducir bajo los efectos de las drogas. Hemos visto en numerosas ocasiones en los medios de comunicación campañas para evitar la conducción bajo los efectos del alcohol, sin embargo conducir bajo los efectos de drogas puede ser muchísimo más peligroso, puesto que puede afectar directamente al sistema nervioso y a las habilidades de conducción que se verán mermadas con toda seguridad.

Según el Observatorio Europeo de las Drogas (OED) en su informe del 2015, el Cannabis es la droga más consumida por todos los grupos de edad en Europa, además estiman que 14.6 millones de jóvenes entre 15 y 34 años consumieron Cannabis el año pasado, tomando como referencia el mismo informe en España entre el 15% y 20% de los jóvenes en el mismo grupo de edad consumen dicha sustancia, 3% Cocaína,  1-1.2% éxtasis, 2% Heroína u otros opioides.

Con respecto a las drogas y la seguridad vial, en 2014 hubo un aumento del 266% en los expedientes administrativos por conducción con drogas en comparación a 2013,  además los procedimientos penales por conducción bajo los efectos de drogas y alcohol representaron el 65% de todos los procesados en materia de seguridad vial, según informó la Fiscalía General, bajo la coordinación de seguridad vial en su informe de 2015.

En el informe titulado “Principales cifras de Siniestralidad Vial 2014” realizado por la Dirección General de Tráfico (DGT) informa que en 2014 el 13.4% de los que condujeron bajos los efectos de alguna droga fallecieron, igualmente indica que  el 34.7% de los conductores testados en controles preventivos dieron positivo.

¿Cómo afectan las drogas a las habilidades de conducción?

Cannabis: Fumar Cannabis  a largo plazo altera al cerebro de forma significativa, especialmente cuando su consumo comienza durante la adolescencia. Diversos estudios confirman que el uso constante de dicha droga puede causar la pérdida de hasta ocho puntos de coeficiente intelectual.

Mientras se está bajo los efectos de dicha droga, especialmente la variedad Hachís – la más consumida en España-  sus principales afecciones mientras conduces  serán:

  • Sensación de estado de ebriedad
  • Relajación excesiva (incluso somnolencia)
  • Alteración de percepciones espaciales
  • Dificultad de visión (especialmente nitidez y colores)
  • Reflejos más lentos
  • Fácil distracción
  • Sobrevaloración de capacidades al volante

Cocaína: Es una de las  drogas más adictivas y peligrosas, aumenta la generación de dopamina  y acelera el sistema nervioso, pudiendo causar ataques cardíacos,  afecciones en el sistema respiratorio y digestivo. Expertos revelan que su uso crónico puede cambiar la estructura celular del cerebro y afectar la corteza.

Su peligrosidad aumenta al conducir bajo sus efectos debido a:

  • Comportamiento impaciente, compulsivo
  • Aumento de conductas peligrosas al volante
  • Falta de concentración
  • Cambio de percepción del entorno
  • Conductas competitivas y agresivas contra otros conductores

Estos efectos pueden durar aun cuando los placenteros hayan terminado, por lo cual la capacidad para manejar estará afectada por más tiempo.

Éxtasis: Esta droga es del tipo anfetamina, en el sistema nervioso esta droga causa el aumento de tres neurotransmisores: serotonina,  dopamina, y la norepinefrina. Al aumentar los niveles de serotonina, estados de ánimo se ven afectados, su consumo prolongado puede desarrollar hipertensión, deshidratación, paranoia, depresiones y ataques de pánico.

Bajo los efectos  del MDMA el comportamiento será:

  • Sensación de Euforia y una emotividad
  • Ilusiones ópticas
  • Visión borrosa y mayor sensibilidad a la luz
  • Dificultad para mantener concentración
  • Episodios de depresión y ansiedad
  • Agotamiento (al pasar el efecto)

Multas e Infracciones por conducir bajo los efectos de drogas

Según un informe de Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial) para la DGT, realizado por medio de encuestas online, revelan que un 19%  de los conductores se ponen al volante a pesar de saber que darían positivo en un test,  más preocupante aun es que casi cuatro de cada diez encuestados desconoce que los efectos de las drogas pueden seguir en el cuerpo aun 5-6 horas después de su consumo, como se mostró anteriormente, varias drogas pueden continuar su efecto horas después de su consumo.

La ley de Seguridad Vial sanciona con 1000 euros a los conductores que den positivo en la prueba salival realizada por la policía, sin embargo se puede solicitar la realización de una prueba de sangre, para comparar.

Sin duda alguna, conducir bajo los efectos de las drogas representa un peligro para conductores y como se pudo constatar este fin de semana también para guardias civiles y peatones, que mientras cumplen con sus labores,  pueden verse afectados por conductas de personas irresponsables que están bajo efectos de alguna sustancia. Es importante hacerse eco de las campañas de prevención sobre el tema, para así prevenir y evitar este tipo de accidentes de tráfico.