900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Los atropellos están a la orden del día en ciudades grandes, como Madrid, debido a la gran afluencia de vehículos, sobre todo en horas punta, y a las prisas que tenemos todos, lo que se traduce en impaciencia que en muchas ocasiones tienen resultados fatales.

Tenemos que tener en cuenta que además el atropello genera siempre lesiones de gravedad, ya que la víctima recibe en su propio cuerpo el impacto directo del vehículo, motocicleta o cualquier otro medio de transporte, por lo que las posibilidades de sufrir lesiones severas se multiplica. Un abogado accidente de tráfico Madrid te cuenta cómo reclamarlos.

Indemnización por atropello

Las indemnizaciones que se pueden percibir por este concepto, siempre que el atropello haya sido en todo o en parte culpa de la otra parte, van a variar dependiendo de lo que hayamos sufrido, pero comprenderán, en todo caso, los días de hospitalización, si ha sido necesario, los días de impedimento (periodo en el que estamos incapacitados para el desarrollo de nuestra vida normal, tengamos o no baja laboral), los días de curación (el tiempo que tardamos en curarnos fuera del periodo de impedimento, y que suele coincidir con la rehabilitación, realización de pruebas diagnósticas, como resonancias, ecografías, y otras), y las secuelas que nos queden tras el tratamiento recibido, que varían según las lesiones sufridas, y que se puntúan con una horquilla de puntos que varía según la secuela de que se trate y la edad de la víctima. A todo ello tenemos que sumarle los factores de corrección que puedan darse, recogidas en el Baremo de tráfico, por ejemplo la necesidad de ayuda de una tercera persona, y las posibles minusvalías o incapacidades (parcial, total o absoluta, dependiendo del caso). Y asimismo la indemnización contemplará también los daños en objetos y cosas que portáramos en el momento de sufrir el atropello (móviles, gafas, y otros).

Caso real de un atropello en Madrid

Hace unos meses tramitamos en LEGALCAR un atropello sufrido por N.S.S, en el Paseo de la Castellana de Madrid, cruzando correctamente por un paso de peatones con el semáforo en ámbar, y estando a mitad del mismo, un vehículo que no se percató de que los otros coches estaban detenidos en el mismo, lo rebasó atropellando a la cliente y lanzándola a  varios metros de distancia. A consecuencia del atropello sufrió varias lesiones graves, estuvo hospitalizada, y fue operada de una fractura de cadera, que requirió operación y colocación de material de osteosíntesis. Tuvo una recuperación muy lenta, estuvo de baja laboral casi seis meses y tuvo un periodo de  rehabilitación que fue largo en el tiempo. La víctima era profesora de bailes de salón, y tras el alta por estabilización lesional le quedó una limitación de movilidad en la cadera, una coxalgia (dolor de cadera) permanente, y una talalgia como consecuencia de una dismetría de 17 milímetros que la obligó a ponerse un alza de un centímetro en los zapatos para corregirla. Además de lo anterior se le valoró una secuela de perjuicio estético moderado por las cicatrices quirúrgicas y por el alza que debía llevar para corregir la dismetría.

Las lesiones en los atropellos

Ante la importancia de las lesiones de nuestra cliente, los abogados de LEGALCAR decidimos interponer una demanda civil directamente contra la aseguradora del vehículo responsable del atropello, por cuantía superior a 70.000 euros. Durante el procedimiento se entablaron conversaciones con la otra parte, que hicieron una oferta motivada a la lesionada muy por debajo de lo que en derecho le correspondía. La compañía de seguros aportó una pericial médica que se había hecho en base a la documental y sin haber explorado a la lesionada, motivo por el cual entendíamos que era imposible valorar de manera justa el alcance de las secuelas de N.S.S. Posteriormente y ante la falta de acuerdo, se celebró juicio en el que declararon los peritos de cada una de las partes, y finalmente la sentencia fue favorable a los intereses de nuestra cliente, que cobró el 100% de la indemnización que solicitábamos, y que incluía no solamente la parte relativa a las lesiones, sino también todos los gastos médicos que tuvo que sufragar para el tratamiento y curación de sus lesiones, tanto de farmacia, como de rehabilitación, resonancia magnética, alzas en los zapatos, un sillón con elevador especialmente prescrito para hacer vida cama-sillón tras la operación, y un teléfono móvil y unas gafas que resultaron dañadas en el atropello.

Nuestra cliente, N.S.S, además de percibir su indemnización íntegra, pudo recuperar en gran parte los honorarios abonados a LEGALCAR, pues contaba con una póliza de hogar que le cubrió, con la defensa jurídica, los gastos de representación de nuestros abogados.

LegalCar Abogados

Dada la especialidad de los atropellos, las posibilidades de que nos puedan discutir la culpa, y la necesidad de dirigir a la víctima en todo el proceso y tratamiento médico, es por lo que desde LEGALCAR recomendamos siempre acudir a un abogado especialista en atropellos desde el primer momento, para asesorarse de las vías, opciones y caminos para reclamar y los derechos que le asisten como víctima de un atropello.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico totalmente gratis.