900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Los atropellos en vías urbanas representan el 50% de las causas de muerte por accidente de tráfico, según datos ofrecidos por la Dirección General de Tráfico (DGT).

En total, hasta 224 personas resultaron fallecidas por atropello en 2013 en este tipo de vías, mientras que si tenemos en cuenta todas las vías, esta cifra se dispara hasta los 378 peatones que perecieron víctimas de un atropello. No debemos olvidar que igualmente 2.053 personas sufrieron heridas graves y que otras 9.913 sufrieron heridas leves.

Unas cifras que hablan por sí solas de una problemática que sigue necesitando de medidas que  reduzcan considerablemente el número de peatones que sufren un accidente de tráfico por atropello en España. Atendiendo a las causas de estos atropellos, los estudios realizados por la DGT indican que en función de la edad y el sexo del peatón, las causas del fallecimiento por atropello varían.

Así, los hombres que sufren un atropello mortal suele ser, en más de la mitad de las ocasiones, por cruzar por un lugar inadecuado, y las mujeres que son atropelladas es común que tenga lugar cuando están cruzando un paso de cebra.

Si tenemos en cuenta la edad de los peatones que han fallecido tras un atropello, la gran mayoría, en concreto el 90%, tiene más de 30 años, y casi la mitad de ellos son personas que superan los 65 años de edad, donde la causa del atropello habitualmente tiene que ver con el hecho de cruzar por un paso inadecuado.

En relación a este último aspecto, Josep Alfonso, director general del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA, afirma que “cuando los peatones cruzan incorrectamente es más probable que las lesiones sean más graves ya que los conductores no están tan atentos ni reducen la velocidad tal y como cruces señalizados”.

Por otro lado, los accidentes de tráfico que se producen por atropello y donde el conductor es el responsable del accidente, casi la mitad de los mismos lo encontramos en casos de peatones que cruzan correctamente por una vía habilitada para que precisamente puedan pasar. En poco más del 30% de las ocasiones, el atropello tuvo lugar cuando un vehículo estaba efectuando una maniobra de marcha atrás.

Límites de velocidad a peatones

Como una medida para dar un giro radical a los datos que sitúan al atropello como una de las causas de muerte principales por accidente de tráfico en vías urbanas, la DGT, en el proyecto de Reglamento de Circulación, hace alusión a la imposición de límites de velocidad a los peatones. Asimismo, alude a la posibilidad de que éstos tengan que pasar un control de alcoholemia y consumo de drogas en caso de que cometan alguna infracción.

Unas polémicas medidas presentes en un proyecto donde el Consejo de Estado indica que ha encontrado “notables imprecisiones”. La más notable es que el texto expuesto por la DGT iguala en condiciones a conductores de vehículos y peatones. A ambos los define como usuarios de las vía y, por tanto, en ambos entiende que es lícito realizar pruebas de alcohol cuando estén implicados en un accidente de tráfico, como pueden ser los atropellos.

Este último aspecto influye decisivamente en las personas que habitualmente consumen medicamentos que contienen codeínas, benzodiacepinas u opiáceos, entre otros componentes que darían un resultado positivo en un test de droga, lo cual las obligaría a salir de casa con las recetas médicas encima.

Con respecto a los límites de velocidad, el Reglamento de Circulación cita, textualmente, que “los vehículos en los que su conductor circule a pie no sobrepasarán la velocidad del paso a mano”. Esta media, para el Consejo de Estado, supondría privar del deporte a aquellas personas que salen a correr por vías urbanas, una práctica deportiva muy extendida actualmente y que difícilmente podría erradicarse.

¿Has sufrido algún atropello? te llamamos sin compromiso.