Avances en las lesiones de médula

Avances en las lesiones de médula

Los avances en las lesiones medulares por accidente de tráfico son cada vez más importantes en España, en parte gracias a la doctora Almudena Ramón Cueto. Ramón Cueto es una científica vallisoletana de 52 años que lleva más de 25 investigando la aplicación de tratamientos médicos para las personas afectadas por lesiones de médula.

Recientemente, la doctora ha conseguido que tres lesionados severos de médula espinal, dos de ellos tras sufrir un accidente de tráfico, puedan mover de forma voluntaria dedos, piernas y troncos, algo que hace menos de un año no podían hacer por sí mismos.

Unos avances en las lesiones de médula de estos tres pacientes que, además, tienen expectativas de obtener mayores progresos en su movilidad gracias al tratamiento de Ramón Cueto. Su técnica se denomina “terapia regenerativa medular”, un tratamiento médico-multidisciplinar pionero en el mundo que sigue tres fases concretas.

La primera fase de la técnica que Ramón Cueto dirige desde el Centro de Innovación Médica en Regeneración Medular (Cimerm) es la de activación muscular, que consiste en activar las neuronas del paciente por medio de neurofármacos.

En la segunda fase, se aplica el trasplante de glía envolvente y la terapia de reinervación. Finalmente, la tercera fase de la terapia es la estabilización funcional para favorecer la reconexión de las fibras nerviosas y su activación.

Ya en 2012, la técnica de preparación celular y trasplante diseñada por la científica  Ramón Cueto sirvió para que los doctores Geoffrey Raisman y Pawel Tabakow operaran al bombero polaco Darek Fidyka y este, paralizado de cintura para abajo, consiguiera volver a andar.

Los avances en las lesiones medulares y la terapia de la vallisoletana Ramón Cueto, a la cabeza de un magnífico equipo multidisciplinar, demuestran que nuestro país, como la propia doctora recuerda, “es líder mundial” en este tratamiento.

LA PRINCIPAL CAUSA DE LA LESIÓN MEDULAR

Los avances en las lesiones medulares representan una grata noticia especialmente para las víctimas de accidentes de tráfico, la principal causa de las lesiones de médula.

La unidad de referencia de lesionados medulares en Andalucía para las provincias de Sevilla, Huelva, Córdoba y Málaga está en el Hospital San Juan de Dios, en Bormujos (Sevilla). Aquí, más de la mitad de los pacientes que tienen lesiones de médula es a causa de un accidente de tráfico.

Hace unos años, en 2011, la principal causa de la lesión medular era otra bien distinta: las precipitaciones y las caídas, fundamentalmente por accidentes laborales. Los accidentes de circulación se situaban por entonces en tercera posición.

María Barrera Chacón, jefe de Sección de Neurorehabilitación del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, señaló que si bien ahora los accidentes de tráfico son la principal causa de las lesiones de medulares, desde el año 2005 los siniestros de coche han disminuido hasta más de la mitad. No ha ocurrido así, sin embargo, con los accidentes de motoristas, quienes sufren daños medulares de mayor gravedad.

La Unidad de Lesionados Medulares del Hospital San Juan de Dios está compuesta por un equipo multidisciplinar de cuatro médicos, cuatro fisioterapeutas, un terapeuta ocupacional, una psicóloga, dos trabajadores sociales y trece enfermeras y auxiliares de enfermería.

Este equipo trabaja de manera incansable por que los pacientes que atienden en la unidad de lesionados medulares alcancen el mayor nivel de autonomía posible tras el tratamiento al que son sometidos.

Junto a los hospitales Virgen del Rocío y San Juan de Dios de Sevilla, en Andalucía hay otras unidades de lesiones medulares, como la del Hospital Puerta del Mar de Cádiz o la del Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

LEGALCAR ABOGADOS

Los daños medulares constituyen una de las principales causas de los accidentes con grandes lesionados en las carreteras. Son lesiones de gravedad que cambian por completo la vida de la víctima de un accidente de tráfico y, por supuesto, también la de sus familiares.

Para conseguir la mayor indemnización posible por este tipo de siniestros, conviene dejar el caso desde un principio en manos de un abogado especialista en accidentes de tráfico, como los que trabajan en LegalCar Abogados, quienes pueden guiarte mejor en la reclamación de una indemnización por las lesiones físicas y los daños materiales sufridos en el accidente.