El Baremo de tráfico en 2019

El Baremo de tráfico en 2019

LegalCar comenta el Baremo de tráfico que se usa en 2019 para el cálculo de indemnizaciones de lesiones por accidente de tráfico

En otros artículos hemos hablado de cómo a la hora de calcular una indemnización por accidente de tráfico sufrido, tendremos que utilizar el Baremo correspondiente al año de la fecha en la que ocurrió el siniestro. Así, si hemos sufrido un accidente en el 2015, aunque nuestras lesiones se hayan estabilizado en el año 2016, tendremos que aplicar, para el cálculo de la correspondiente indemnización, el Baremo correspondiente al año 2015.

Tras la entrada en vigor, el pasado 1 de enero de 2016, del nuevo Baremo de tráfico, para todos los siniestros ocurridos a partir de esa fecha, conviene saber que actualización se ha producido respecto el año pasado en la aplicación práctica del Baremo.

ACTUALIZACIONES DEL BAREMO DE ACCIDENTES

Hasta la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016 con todas las modificaciones nuevas que ello ha supuesto tanto en la tramitación como en la aplicación práctica del mismo, veníamos utilizando el Baremo anterior, que se iba actualizando cada año de manera diferente a como se hace ahora.

Años atrás, el Ministerio de Economía publicaba cada año una Resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, por la que se publicaban las cuantías de las indemnizaciones por muerte, lesiones permanentes e incapacidad temporal que resultarían de aplicar durante ese año el sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Así, por ejemplo, para el año 2014 se publicó en el BOE de 15 de marzo de 2014 dicha Resolución, de fecha 5 de marzo, con las cuantías actualizadas respecto del año anterior, y así de manera sucesiva.

La actualización de las cuantías se venía realizando tomando como base el incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC), con la idea de que las víctimas de accidentes de circulación no perdieran poder adquisitivo, y de la misma forma que evolucionaban los precios, lo hicieran las indemnizaciones a percibir.

A la hora de calcular la indemnización, si por ejemplo la víctima había sufrido un accidente de tráfico grave en el año 2013, y había alcanzado la estabilización lesional en 2015, se aplicaría para el cálculo de las indemnizaciones el Baremo vigente a fecha de estabilización lesional, es decir, el de 2015.

En ese sentido se pronunció, por ejemplo, el Tribunal Supremo en sentencia de la Sala 1ª, de 17 de abril de 2007, rec. 2908/2007, Pte. Excmo. Sra. Dª Encarnación Roca Trías (LA LEY 26917/2007), F.J. 6º, apartado 2º en donde se dice que “la cuantificación de los puntos que corresponden según el sistema de valoración aplicable en el momento del accidente debe efectuarse en el momento en que las secuelas del propio accidente han quedado determinadas, que es el del alta definitiva, momento en que además comienza la prescripción de la acción para reclamar la indemnización, según reiterada jurisprudencia de esta Sala”.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY?

El nuevo Baremo 2016 recoge el sistema de actualizaciones en el artículo 49 que indica textualmente:

Artículo49-Actualizaciones.
“1. A partir del año siguiente a la entrada en vigor de esta Ley, las cuantías y límites indemnizatorios fijados en ella y en sus tablas quedan automáticamente actualizadas con efecto a 1 de enero de cada año en el porcentaje del índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado”.

El Baremo para 2017 no es un Baremo nuevo, sino que va a ser a efectos de su aplicación al caso concreto, el del año 2016 con las actualizaciones que correspondan, como ahora veremos.

La principal novedad consiste en que mientras hasta el año 2016 la actualización se practicaba en base al incremento del IPC, a partir de ahora la misma se va a realizar utilizando como base el incremento de las pensiones previsto en los Presupuestos Generales del Estado.

En este año, como no se han aprobado los Presupuestos, el Gobierno ha emitido un Decreto por el cual ha aumentado las pensiones en el mínimo porcentaje que le obliga la ley, que es un 0,25%, es decir, una actualización tan baja que apenas se va a notar a efectos prácticos.

De haberse realizado la actualización conforme al IPC como se venía haciendo, el incremento habría rondado el 1,3%, es decir, bastante más que con la revalorización de las pensiones.

EFECTOS PRÁCTICOS

¿Y en qué se traduce este pequeñísimo incremento? Pues realmente se va a notar muy poco, si bien debemos tenerlo en cuenta a la hora de calcular nuestra indemnización.

Así, si hemos sufrido un accidente en 2016 pero nuestras lesiones se han estabilizado con el alta médica en el año 2017, tendremos que aplicar el mal llamado Baremo 2017 (es decir, el Baremo 2016 con la actualización correspondiente a 2017 en los términos que hemos comentado).

De esta forma, el día muy grave que en 2016 se pagaba a 100 euros, este año 2017 se paga a 100,25 euros. El día grave que se pagaba a 75 euros ahora se paga a 75,18 euros, el día moderado pasa de 52 a 52,13 euros, y el día básico pasa de 30 a 30,075 euros.

En cuanto al cálculo de la indemnización por secuelas habrá que hacer lo mismo, es decir, primero calcular la indemnización y después añadirle el 0,25% (excepto, claro está, en la indemnización correspondiente a cualquier invalidez y al lucro cesante).

900901450 – Teléfono gratuito