¿Quieres calcular cuánto te corresponde por tu accidente?

¿Quieres calcular cuánto te corresponde por tu accidente?

Si quieres calcular cuánto te corresponde por tu accidente debes conocer que factores intervienen en una indemnización, además puedes utilizar nuestra calculadora

En un accidente de tráfico intervienen multitud de factores que van a condicionar de una u otra forma la indemnización a percibir por la víctima. La edad, las circunstancias laborales o familiares, la profesión, los antecedentes médicos, son algunos de los puntos que habrá que valorar para calcular la indemnización.

No todos los casos son iguales, ni una misma lesión da lugar a la misma indemnización en dos personas distintas. Por eso no debe tenerse como referencia otros supuestos que conozcamos ni realizar comparativas entre unos accidentes y otros.

Lo que si es cierto y debe tenerse siempre en cuenta es que partiendo de la base de que las compañías de seguros ofertan siempre indemnizaciones por debajo de lo que corresponde percibir al lesionado, nunca debe aceptarse la primera propuesta de la aseguradora, y mucho menos hacerlo sin consultar antes a un abogado para accidente de tráfico, porque se corre el riesgo de recibir una indemnización menor a la que correspondería.

¿CÓMO SE CALCULA?

Una indemnización por accidente de tráfico persigue la reparación íntegra del daño sufrido por la víctima, que debe ser compensada por todos los daños y perjuicios derivados del siniestro.

Tras la entrada en vigor en enero de 2016 del nuevo Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas en Accidentes de Circulación, conocido como Baremo de Tráfico, se modifica el modo de calcular la indemnización, desapareciendo lo que se denominaba periodo de sanidad y los famosos días impeditivos y no impeditivos.

Ahora, se indemnizan, básicamente, tres conceptos, que son el perjuicio personal básico, el perjuicio personal particular, y el perjuicio patrimonial, que a su vez engloba tanto el lucro cesante como el daño emergente.

Estos conceptos deben tenerse claros para saber por dónde empezar a calcular la indemnización, y se encuentran especificados en la Tabla 3 del Baremo (“Indemnización por lesiones temporales”).

Así, el perjuicio personal básico (Tabla 3.A) consiste en el periodo de tiempo que tarda en restablecerse de sus lesiones cualquier víctima de un accidente de tráfico, por el hecho de haberlo sufrido. Vendría a equivaler a los días no impeditivos o de curación del antiguo Baremo.

El perjuicio personal particular (Tabla 3.B) por pérdida temporal de calidad de vida solo lo van a tener algunos lesionados, aunque hayan sufrido la misma lesión, y se divide en días muy graves (equivalentes a la estancia en UCI o similar), días graves (serían los días de hospitalización) y los días moderados (equivalen a los antiguos días impeditivos o a los de inmovilización, o incapacidad para hacer las tareas normales de la vida diaria).

Y por último tendríamos el perjuicio patrimonial (Tabla 3.C), que incluye el daño emergente (gastos diversos resarcibles y gastos de asistencia sanitaria derivados del accidente), y el lucro cesante.

Para realizar el cálculo del periodo de curación de una víctima de acuerdo con lo anterior, debemos tener en cuenta que las cantidades establecidas para cada caso se modifican cada año que pasa, al actualizarse de conformidad con la revalorización de las pensiones.

Ponemos un ejemplo: el día de perjuicio personal básico, si acudimos a la Tabla 3.A del Baremo de Tráfico 2016, se indemniza con 30 €/día en 2016, cantidad que se actualiza en 2017 aplicando la actualización mencionada, a la cantidad de 30,075 €/día, y en 2018 la cantidad que nos darían por el día de perjuicio personal básico es de 30,15 €/día.

Y así ocurre con el resto de los días: el moderado, por ejemplo, pasa de 52 €/día en 2016, a 52,13 €/día en 2017, y a 52,26 €/día en 2018.

Una vez calculados los días que ha tardado en curar la víctima, hay que calcular la indemnización por secuelas (perjuicio personal particular por secuelas), que no todos los lesionados tienen, pues algunos curan sin secuelas.

El cálculo por secuelas se realiza acudiendo también a las Tablas recogidas en el Baremo, pero hay que tener cuidado porque no es fácil calcularlo. Hay que tener en cuenta que cada secuela tiene una horquilla de puntos, siendo la menor puntuación la correspondiente a la secuela en grado leve, y la mayor en grado grave.

Para valorar las secuelas, la víctima necesita contar con el asesoramiento de un abogado para accidente de tráfico que sea quien realice esa valoración conforme a la documentación médica del lesionado, el informe pericial del especialista en valoración del daño corporal, si se dispone de él, y los antecedentes y evolución médica.

 

LEGALCAR ABOGADOS

Ahora bien, en LEGALCAR abogados ponemos a disposición de la víctima un teléfono gratuito de consulta directa con un abogado para accidente. Si quieres saber más, solo tienes que llamarnos o te llamamos nosotros, y podremos darte una valoración más específica de lo que puede comprender tu indemnización.