900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Los daños materiales son aquellos que afectan directamente a la realidad económica. Aquí encajan todos los daños que afecten a la economía de la víctima. Es decir, desde perdida de objetos o destrucción o daño de los mismos, pasando por todos aquellos gastos que vea obligado realizar como consecuencia de atropello hasta el posible lucro cesante.

En el Baremo de Tráfico los daños materiales se conocen como perjuicio patrimonial y se dividen en daño emergente y lucro cesante.  Dentro del este perjuicio se pueden incluir conceptos indemnizables como: gastos de asistencia sanitaria y otros gastos resarcibles (incluyen aumentos en costos de movilidad y traslados de familiares para atenderle, en caso de que su estado sea grave)

El lucro cesante por su parte contempla la posibilidad de indemnizar al lesionado por la disminución de ingresos que ha tenido debido al accidente, sobre todo cuando son trabajadores autónomos. Para calcular el lucro cesante se toma en cuenta los ingresos netos de la persona y se toma en cuenta los ingresos y se realiza un cálculo especial que depende de cada caso.