900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Sabes cómo reclamar una indemnizacion por accidente de trafico por cervicalgia? La cervicalgia postraumática es la lesión más común en los accidentes de tráfico. Hay muchos factores que definen cómo el accidente afecta a cada persona (posición en el vehículo, estado de alerta o reposo, musculatura, llevar cinturón de seguridad puesto, etc.) y especialmente en los casos de cervicalgia. En este artículo vamos a hablar sobre esta particular lesión y nos ayudaremos de una profesional del sector de la fisioterapia para tratar de arrojar un poco de luz a su proceso de curación.

Como hemos comentado ya en otras entradas de nuestro Blog, la cervicalgia postraumática es la lesión más común en los accidentes de tráfico dado que el cuello es una de las zonas más expuestas al recibir un impacto en el vehículo, ya sea por delante, por detrás o por los laterales. El latigazo cervical es la dinámica de cómo se produce la lesión, el esguince cervical es el diagnóstico y la lesión es la cervicalgia. El término postraumática hace referencia a que la lesión se produce como consecuencia de un trauma, es decir, en estos casos, del impacto recibido en el vehículo.

 

Diagnóstico médico de una fisio especialista

Antes de nada, hay que destacar que la lesión debe ser diagnosticada cuanto antes. Es decir, se debe acudir al servicio médico de urgencias después de un accidente de tráfico en cuanto se sientan síntomas de un dolor inespecífico en el cuello o aquellos síntomas asociados a esta lesión tales como mareos, vómitos, dolor de cabeza, vértigos, etc. Esto marcará la base de la reclamación y el cálculo de cuánto corresponde por las lesiones sufridas. Lo normal es que al acudir al servicio de urgencias, mediante las pruebas pertinentes, radiografía, ecografía o resonancia, se confirme un diagnóstico de esguince cervical, provocado por un latigazo cervical.

Alexandra S., fisioterapeuta  de una famosa clínica de fisioterapia de la zona norte de Madrid, especialista en tratar a pacientes de accidentes de tráfico que sufren de dolencias en el cuello, asegura que «el primer diagnóstico es fundamental para definir el tratamiento que la víctima necesita. Un mal diagnóstico inicial puede retrasar el inicio del tratamiento oportuno y perjudicar así el proceso de curación del lesionado/a.»

¿Cuáles son los síntomas de un síndrome postraumático cervical?, preguntamos a la especialista Alexandra S. «Cefaleas, parestesias, rigidez en el cuello, limitación de movilidad, vértigos, mareos, dolor…Al mínimo sentir de estos síntomas se debe acudir al servicio médico de urgencias. No al médico de cabecera, sino al servicio de urgencias para que la víctima pueda recibir la atención médica adecuada en cuanto a pruebas diagnósticas.»

No paramos de ver casos en los que los médicos recomiendan a las víctimas con síntomas cervicales un tratamiento conservador con medicación, haciendo esperar al lesionado/a entre dos y tres semanas para recomendar el inicio de un tratamiento rehabilitador.

Alexandra S. es rotunda en este asunto: «Un tratamiento farmacológico no cura la cervicalgia o un síndrome postraumático cervical. Los medicamentos esconden los síntomas y pueden rebajar la inflamación. Pero no curan. Hablamos de un problema muscular, un problema físico que los medicamentos no pueden sanar. De hecho, esconder los síntomas de la cervicalgia es perjudicial, pues se retrasa el inicio del proceso de curación y puede causar mayores problemas a medio plazo.»

¿Y qué opina una especialista en problemas de cuello del uso del collarín cervical? Lo desaconseja firmemente: «Usar collarín cervical puede ser un apoyo para casos graves, pero por lo general no beneficia y, es más, puede empeorar un estado inicial, ya que puede provocar una atrofia muscular en el cuello en un uso prolongado».

Entonces, ¿cuál es el tratamiento recomendado por la fisioterapeuta Alexandra S.? «Rehabilitación, sin duda». ¿Sin fisioterapia se puede curar una lesión cervical? «En casos muy, muy leves puede curarse con ayuda de medidas posturales, pero la víctima debe tener una base de musculatura y predisposición especial. La mayoría de los casos no curan sin fisioterapia«.

¿Cómo debe ser este tratamiento? ¿Cuándo debe empezar y cuánto debe alargarse? Al contrario de lo que las compañías de seguros recomiendan, la especialista Alexandra S. recomienda «empezar el tratamiento cuanto antes, si puede ser, un día después del accidente. El mejor tratamiento sería de una o dos sesiones a la semana. Para nada estoy de acuerdo en que el tratamiento debe ser combinado con sesiones diarias, como recomiendan las compañías de seguros para ahorrarse los costes de mejores tratamientos médicos. Al alargar los tratamientos, que sería lo mejor para las víctimas, los tiempos de curación se amplían y las compañías deberían pagar mejores indemnizaciones.

Por eso la mayor parte de las víctimas de accidentes de tráfico no reciben el tratamiento adecuado para sus lesiones. El tratamiento debe alargarse entre 15 y 25 sesiones, dependiendo del estado inicial y de la evolución del paciente.».

Influye la calidad del tratamiento, entonces.«Por supuesto. Las compañías de seguros solo se hacen cargo de tratamientos muy pobres, sesiones cortas combinando diferentes terapias y limitando el tiempo de los masajes. Si mejoramos la calidad de los tratamientos y el número de sesiones, las compañías rechazan abonarnos la factura emitida por el tratamiento realizado. 

Como el precio por el raquis está impuesto, las clínicas deben ajustar sus tratamientos a ese pobre precio. Al final quien se ve perjudicada es la propia víctima.»

 

Ya fui diagnosticado ¿Qué hago ahora?

El tratamiento de rehabilitación de una Cervicalgia Postraumática depende de la opinión del profesional, sin embargo las prescripciones más comunes son:

  • Medicamentos: Para aliviar el dolor los expertos suelen indicar la toma de analgésicos, tales como ibuprofeno y tiocolchicósido, además de relajantes musculares.
  • Reposo: es muy importante para cualquier proceso de recuperación y por supuesto en el caso de la cervicalgia postraumatica tiempo recuperación, se debe respetar el tiempo de reposo indicado por el médico, estar algunos días relajados, sin estrés y descansando, ello ayudara a que mejore más rápido la lesión.
  • Fisioterapia y Quiropraxis: Los especialistas realizaran ejercicios de control motor, de resistencia y fuerza. A través de la Quiropraxia se realizan ajustes a las vértebras con las manos. Estas terapias ayudan sobre todo a recobrar la curvatura del cuello y eliminar pinzamientos de nervios. El número de sesiones en el tratamiento dependerá del diagnóstico, sin embargo para evitar secuelas suelen durar más de tres meses.
  • Otras terapias: como la medicina avanza diariamente, constantemente están saliendo nuevas técnicas de rehabilitación que ya se aplican en muchos centros: termoterapia, ultrasonidos, electroterapia, entre otras.

 

Tipos de cervicalgias

Dependiendo del tiempo de duración la afección puede ser:

 

Cervicalgia aguda

Se caracteriza por aparecer de forma repentina, causa un fuerte dolor en la zona del cuello, puede llegar a inmovilizar. A pesar que puede incapacitar la realización de tareas cotidianas, desaparece con el tiempo, aunque en ocasiones deja secuela.

 

Cervicalgia Crónica

Cuando la afección supera los tres meses, es considerada crónica, y en este caso tiene  una serie de características específicas:

  • Dolores intensos en la zona cervical
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Tensión muscular
  • Sensación de hormigueo

 

El cálculo de la indemnización por accidente de tráfico con cervicalgia

Este cálculo se hace en base al tiempo de curación o estabilización lesional, es decir, el tiempo en el que se justifique con documentación médica que la lesión ha seguido dando síntomas, así como todo el periodo de tratamiento rehabilitador que las lesiones hayan requerido para su curación. Por esto, es muy importante recopilar toda la documentación médica posible.

Cada documento médico o informe de consulta justifica la existencia de la lesión y que ésta sigue afectando de una u otra manera en la vida de la víctima. Además, esta documentación médica será el único justificante que se tendrá una vez se haya curado o estabilizado de sus lesiones y se proceda a hacer la valoración objetiva de las mismas. Sin documentación médica, todo el tiempo de curación/estabilización no se puede justificar.

Calcular una indemnización por cervicalgia requiere de la previa valoración de los documentos médicos que justifiquen esta lesión así como su tratamiento específico. Una vez se tenga toda la documentación, se podrá valorar el tiempo que ha tardado en curar/estabilizarse y entonces se podrá proceder al cálculo de la indemnización por cervicalgia y lumbalgia postraumática.

Como ya hemos comentado en otros apartados de nuestro Blog, y al igual que para todas las lesiones, la indemnización por cervicalgia se valorará en función a los días, las secuelas y los factores de corrección. Si no estás conforme con la negociación con la compañía, puedes recurrir a un juicio por cervicalgia y proceder a demandar para conseguir un mejor acuerdo.

 

El tiempo de curación: un factor básico en el cálculo

El tiempo de curación se divide por los días en los que se ha sufrido según qué tipo de perjuicio personal. Este perjuicio puede ser básico, moderado, grave y muy grave, conforme al Baremo de Tráfico de 2016. Cada tipo de perjuicio tiene una cuantía asociada en función del tipo de perjuicio sufrido. Así, tenemos:

  • Perjuicio personal básico: 30€/día. Es aquel perjuicio físico sufrido desde el momento del accidente hasta el final de su proceso de curación o su estabilización lesional.
  • Perjuicio personal moderado: 52€/día. El lesionado sufre un perjuicio tal que no puede realizar actividades importantes de su actividad diaria habitual. Generalmente este tipo de perjuicio se justifica con partes de baja laboral o con partes de reposo.
  • Perjuicio personal grave: 75€/día. El lesionado se encuentra en una incapacidad temporal que le impide realizar la mayor parte de actividades de su día a día.
  • Perjuicio personal muy grave: 100€/día. La incapacidad es total para realizar todas las actividades de su vida. Se suele reconocer en este grupo el ingreso hospitalario con cuidados intensivos y estados de reposo similares al vegetativo.

 

Secuelas: cervicalgia y síndrome postraumático cervical

Las secuelas que afectan a la cervicalgia están recogidas en el Baremo Legal de Tráfico. Las secuelas están limitadas mediante una horquilla de valoración que delimita la puntuación aplicable a cada caso. La valoración y adecuación de cada una de ellas a la realidad del lesionado debe hacerla un experto en valoración de daño personal: un Médico Forense o un perito médico especialista en valoración del daño corporal.

El precio por cada punto de secuela se fijará en función de los años de la víctima y la cantidad de puntos de secuela por cervicalgia que acumule. Los factores de corrección son todas aquellas circunstancias que modifican el informe de valoración de las lesiones de la víctima para adecuarlo a su realidad médica.

 

Las aseguradoras

Es un hecho cierto que las compañías de seguros han presionado todo lo posible para hacer desaparecer las indemnizaciones derivadas de los esguinces o latigazos cervicales, o reducirlas a lo mínimo.

Sin embargo en LEGALCAR, después de tantos años viendo y tratando con víctimas de accidentes, hemos constatado y comprobado que esta lesión existe y es cierta y real, pese a que las aseguradoras se empeñen en alegar que existe un alto porcentaje de fraude, y ello evidentemente lo que hace es perjudicar a todas aquellas víctimas reales de los esguinces cervicales, que son la mayoría.

 

Baremo de tráfico

El Baremo de tráfico se actualizó con cambios importantes en la forma de tramitar las indemnizaciones por accidentes de tráfico, dentro de los aspectos más importantes a destacar se encuentran los nuevos criterios que tienen que cumplir los lesionados para poder realizar su reclamación.

 

Dentro de los criterios se encuentran:

  • Criterio cronológico: este indica que el lesionado debe tener un informe de urgencias o parte de ambulancias que recoja sus lesiones en un periodo no superior a 72 horas pasado el accidente.
  • Criterio topográfico: las lesiones sufridas deben corresponder con la lesión y la zona afectada por el accidente, es importante por consiguiente que en el primer informe médico se recojan todas las areas afectadas y lesiones sufridas,por ejemplo, si en el informe se explica que la persona tiene un dolor en la zona lumbar, pero también o presenta molestia en la rodilla, si esto último no aparece en el informe y después la vícitma es diagnosticada con una lesión en la rodilla, no será reconocida para la indemnización.
  • Criterio de intensidad: exige que los daños materiales del vehículo deben ser representativos para que la lesión ocurra, basandose en la biomecánica. Este criterio es uno de los más polémicos hoy día, pues en el Baremo no se especifica una cantidad mínima de daños, pero según nuestra experiencia con las diferentes compañías, suelen aceptar peritaciones superiores a 400€, pero esto depende de cada caso y cada aseguradora.

La interpretación que debemos hacer de este articulo nos lleva a sacar varias conclusiones importantes:

El artículo hace referencia a los esguinces cervicales recogidos en un informe inicial en el que se hace constar el dolor cervical por la manifestación del propio lesionado.

El diagnóstico se realiza en la exploración del paciente, que puede hacerla desde el médico traumatólogo de urgencias hasta el rehabilitador, sea público o privado, no sirviendo para el mismo las pruebas como RX, resonancias, o pruebas similares.

El periodo de curación de un esguince cervical se va a considerar como días de incapacidad temporal, y puede dejar secuelas, pero deben recogerse de manera clara y concluyente en un informe médico (por ejemplo del rehabilitador tras el tratamiento recibido).

Para que haya indemnización es necesario es necesario no tener antecedentes de dicha dolencia antes del accidente, que la sintomatología aparezca dentro de las 72 horas siguientes al siniestro, que la lesión esté justificada al inicio-el llamado nexo causal- (no sirve, por ejemplo, acudir por dolor de muñeca y un mes después acudir por dolor de cuello), y que haya habido un impacto de cierta entidad para que se provoquen dichas lesiones (el famoso y ya tan discutido tema de los daños materiales, que las aseguradoras llevan años peleando y los abogados que nos dedicamos a esto llevamos años defendiendo y ganando).

En definitiva, aunque el nuevo Baremo de tráfico ha supuesto nuevas trabas a las víctimas de accidentes con esguinces cervicales, si podemos decir, que si se cumplen estos parámetros, se va a seguir indemnizando, pero va a ser fundamental acudir a urgencias de inmediato tras el accidente, las pruebas médicas, y el tratamiento rehabilitador.

 

¿Qué hacer?

La cervicalgia se conoce también como “latigazo cervical”, a pesar de que el latigazo es el mecanismo, por el que se produce la lesión, y si bien en general se trata de lesiones leves, que con el tratamiento adecuado pueden curar sin dejar secuelas, en muchos casos se complican por diversos motivos y puede llegar a ser muy incapacitante para la víctima.

Prácticamente el 80% de los accidentes de circulación provocan lesiones cervicales a los perjudicados. El cuello es la zona más propensa a lesionarse, principalmente en siniestros tan comunes como las colisiones laterales y los alcances traseros.

Con la actualización del baremo de tráfico, las víctimas con lesiones asociadas a la cervicalgia deben cumplir los siguientes criterios para tener derecho:

  • Acudir a urgencias de inmediato nada más sufrir el accidente y aunque inicialmente no notemos mucho dolor, pues este tipo de dolencias suelen manifestarse de manera más fuerte en las horas siguientes al siniestro. En cualquier caso, la primera asistencia médica debe producirse antes de que pasen 72 horas desde el accidente, ya que de lo contrario la compañía de seguros se va a negar el perjudicado alegando la ruptura del nexo causal entre el accidente y las lesiones.
  • Acreditar de la manera más exhaustiva posible el periodo de curación y contar con pruebas diagnósticas complementarias que acrediten la existencia de la lesión. En este sentido las compañías de seguros suelen poner pegas por secuelas derivadas de una cervicalgia si no existe, como mínimo, una rectificación cervical en las radiografías que nos hagan. Las resonancias suelen ser pruebas de peso y que en ocasiones determinan la aparición de hernias o protusiones cervicales que se indemnizan como secuela siempre que se demuestre que son traumáticas, es decir, derivadas del accidente (en estos casos conviene pedir un informe médico que acredite la ausencia de antecedentes de cervicalgias previas al accidente de la víctima).
  • Si los daños materiales en los vehículos implicados son escasos, la aseguradora nos puede denegar la indemnización por cervicalgia alegando el criterio de intensidad, es decir, que con pocos daños materiales son pueden haberse producido lesiones. Existen multitud de estudios que demuestran el error de esta afirmación, si bien con el nuevo Baremo será necesario que el lesionado se realice una prueba biomecánica que demuestre que, pese a la levedad de los daños materiales, se han producido lesiones.

Comprenderá tanto el tiempo que hayamos tardado en curarnos (periodo que se computa desde la fecha del accidente hasta que la víctima recibe el alta médica), como las secuelas que en su caso queden acreditadas en los informes médicos. Si la lesión ha provocado además una incapacidad al perjudicado (sea parcial, total, o absoluta).

Teniendo en cuenta las dificultades que hoy, más que nunca, ponen las compañías para pagar por los daños por cervicalgia, se hace necesario contar desde el principio con el asesoramiento de abogados especialistas en accidentes de tráfico.