Caso Civil en Accidente de tráfico

Caso Civil en Accidente de tráfico

En esta ocasión os queremos hablar de como se consigue una indemnización por accidente de tráfico en un caso civil. Para eso hablaremos con un caso real resulto por nuestros abogados para accidentes de tráfico de LegalCar.

Caso Civil

 

E.B.R sufrió un atropello el día 2/10/14  al cruzar un paso de paso de peatones, dicho atropello le provocó unas lesiones en cadera, muñeca y hombro.

El vehículo que le atropelló se dio a la fuga, no pudiendo identificar la lesionada nada más que el color y tipo de vehículo.

Se personó en el lugar de los hechos una ambulancia derivando a la lesionada a Urgencias, así mismo se personó una patrulla de la policía local para elaborar el oportuno Atestado. A la llegada de la Policía se tomó declaración a dos personas que fueron los que llamaron a la ambulancia y le atendieron.

La Policía realizó el Atestado donde ser recogía  el punto de colisión, la existencia de restos del vehículo y punto final donde cayó el peatón.

Al no haber persona contra la que dirigir la acción penal, se procedió a interponer demanda  civil contra el Consorcio de Compensación de Seguros,  el cual se persona como responsable en este tipo de procedimiento cuando un vehículo se da a la fuga.

La lesionada estuvo de baja 100 días, y en tratamiento rehabilitador otros 90 días más, dejando el atropello unas secuelas en la cadera y hombro que fueron valoradas en total por el Perito en una cantidad de 43.000€. Dicha valoración se realizó una vez constatado que el Consorcio de Compensación de seguros solo se hacía responsable de una indemnización de 10.000€ al no reconocer la lesión de secuela del hombro, por entender que dicha lesión la padecía anteriormente la lesionada.

Una vez interpuesta la demanda, el Consorcio de Compensación abonó en concepto de pago a cuenta la cantidad de 5.000€, a los que había que añadir los anteriores 10.000€. Las alegaciones del Consorcio seguían siendo las mismas, reconocían la responsabilidad de indemnizar, ya que se demuestra la intervención de un vehículo en el atropello que se da a la fuga, pero no estaban conformes con la valoración de las lesiones referidas por el Perito contratado por E.B.R.

En concreto el Consorcio alegaba que las lesiones del hombro las padecía la lesionada previamente, al tener una ecografía  donde se observaban signos degenerativos y tener la paciente una edad de 68 años. Así mismo tampoco estaban conformes con el tiempo de tratamiento de esa lesión que fue la que más tardó en curar y por último, no estaban conforme con la valoración en la puntuación de la secuela de la cadera.

Las partes comparecieron a la Audiencia previa, donde cada parte se mantuvo en sus posiciones recogidas en la Demanda y en la Contestación respectivamente, y tras proponerse y admitirse la prueba se citó para Juicio unos meses después.

En dicho Juicio se practicó como prueba la declaración de los peritos, y quedó visto para Sentencia.

La Sentencia se demoró 2 meses, siendo el resultado que de los 43.000€ solicitados se estimó como indemnización para E.B.R la cantidad de 38.000€ más Intereses.  Se reconocieron todos los días, las dos secuelas y la rebaja vino en la puntuación de las secuelas, las cuales se valoraron con una reducción en cuatro puntos.

Se trata del típico procedimiento en el que la discusión no es tanto de responsabilidad de la compañía, sino sobre la valoración de las lesiones.  Lo normal es que las compañías de seguros estén disconformes con la valoración de las lesiones, alegando la inexistencia de lesiones o la valoración excesiva de la puntuación.  Para ello suelen solicitar historiales médicos, explorar  al lesionado y aportar informes periciales médicos o de detectives privados.

En este caso en concreto la lesionada, tenía una lesión en el hombro que no reconocía el Consorcio, ya que en una ecografía aparecía como una lesión degenerativa, y así la estrategia del Consorcio fue alegar que dicha lesión por lo tanto no era derivada del accidente y por tanto el tiempo de curación de dicha lesión tampoco se podía tener en cuenta. La estrategia del despacho fue echar abajo dicha alegación aportando el historial de la lesionada donde se podía comprobar que nunca había sufrido lesiones ni dolores en el hombro, por lo que dicha lesión era traumática sin ningún género de dudas.

Es habitual encontrarnos con la situación de un lesionado de accidente de tráfico a partir de los 30 años (en ocasiones incluso antes) que se le realiza una prueba debido a los dolores generados del accidente y donde aparece que hay un problema degenerativo (incipiente o avanzado). En estos casos hay que demostrar que no hay antecedentes de dolor para poder acreditar que dicha lesión viene del accidente, es decir que antes de dicho accidente es evidente que tenía dicho problema pero también es evidente que si no hay antecedentes dicha “enfermedad” era asintomática por lo que si el dolor aparece a raíz del accidente hemos de defender que la compañía abone como secuela esa lesión.

Así fue como lo entendió la Juez en este caso, y por lo tanto también reconoció como parte de la indemnización el tratamiento necesario para el hombro de E.B.R.

LegalCar Abogados

 

FUNDAMENTAL EN ESTOS CASOS EL SEGUIMIENTO MÉDICO DEL LETRADO, LOS CONOCIMIENTOS MÉDICOS LEGALES SON MUY IMPORTANTES, YA QUE PERMITE GESTIONAR EL CASO CON UNA DEFENSA DEL MISMO CON GARANTÍAS.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico totalmente gratis.