900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Sabes cómo se calcula una indemnización por accidente de trafico con cervicalgia y lumbalgia? Unas de las lesiones más comunes en los accidentes de tráfico son la cervicalgia postraumática o la dorsalgia postraumática, y precisamente por ser tan comunes, son de las más discutidas e incluso negadas por las compañías de seguros. Conviene tenerlo en cuenta para demostrar muy bien su existencia de cara a una posible reclamación.

CERVICALGIA POSTRAUMÁTICA

Se trata de una lesión que casi con toda seguridad nos van a diagnosticar  cuando sufrimos un accidente de tráfico. La cervigalgia es un dolor en la zona cervical. Esto que parece muy obvio es fundamental para saber distinguir que el latigazo es el mecanismo que genera la cervicalgia.

Cuando en un informe médico aparece la palabra cervicalgia es lo mismo que si me dijeran que tengo algias cervicales (un algia es un dolor). Y postraumática significa que es posterior al traumatismo, es decir al accidente. Hacemos hincapié en esto porque si en un documento médico aparece dicha terminología se está indicando que  “existe dolor en la zona del cuello derivado de un accidente”. Esto es tan importante que será un elemento determinante a la hora de defender que ese dolor cervical proviene del accidente de tráfico, y precisamente este punto es la primera pelea que tendremos frente a la aseguradora del vehículo responsable.

La sintomatología de una cervicalgia postraumática es variada, y abarca  desde dolor y limitación de movilidad, hasta mareos, pasando por pitidos en  los oídos, nauseas, dolor de cabeza, parestesias (que significa que se queden dormidos los dedos de la mano, o sensación de hormigueo). Todo ello puede implicar que tenemos una afección nerviosa, ya sea por pinzamiento o por contracturas.

La cervicalgia es también asimilada a un esguince cervical. El esguince cervical es un término médico que indica la distensión de los ligamentos y musculatura del cuello que hace, al igual que un esguince de tobillo, que nos duela, ya que  el límite de movilidad del cuello ha sido sobre pasada, generando dolor.

INDEMNIZACIÓN POR CERVICALGIA

Las cervicalgias se valoran en el Baremo actual que ha entrado en vigor en 2016, como algias postraumáticas cronificadas y permanentes y/o síndrome cervical asociado, y se valora  en una horquilla entre 1 y 5 puntos. El punto vale más cuanto más joven es el lesionado y a mayor grevedad, más puntos puntos de secuela por cervicalgia.

Es fundamental para reclamarlo, y más ahora tras las modificaciones operadas en el nuevo Baremo,  disponer de un informe realizado entre las 24 y 72 horas después del accidente donde aparezca diagnosticada la lesión, ya que fuera de este plazo nos arriesgamos a que la compañía no quiera aceptar que la cervicalgia viene del accidente.

Así mismo es habitual ahora que para indemnizarnos por cervicalgia nos soliciten  una prueba objetiva que indique que la lesión existe, como requisito para poder realizarnos oferta por la secuela, en caso contrario las compañías solo nos ofrecerán indemnización por el tiempo que hemos tardado en curar (normalmente entre 10 y 60 días, aunque hay casos que tardan más tiempo). La prueba que se indica como objetiva es una radiografía o una resonancia magnética que indique alguna afección vertebral, por ejemplo la rectificación de la lordosis cervical.

A continuación, explicaremos con un caso práctico cómo funciona la indemnización por cervicalgia y lumbalgia postraumatica.

M.A.L de 25 años de edad, sufrió un accidente de tráfico que le provocó una lesión cervical, tras el accidente, M.A.L acudió a urgencias dentro de las horas, en el centro médico le hicieron una radiografía y se comprobó que había sufrido una rectificación de la lordosis. Además del dolor en la zona M.A.L, también comenzó a sufrir dolores de cabeza, adormecimiento en sus brazos y mareos.  M.A.L estuvo de baja 45 días y recibió tratamiento rehabilitador por dos meses, además tuvo dos puntos por las secuelas del cuello. La indemnización M.A.L fue de 5858,73 €

DORSALGIA POSTRAUMÁTICA

Respecto a la dorsalgia postraumática o dorsalgia por accidente de trafico, se trata de un  algia-dolor en la  zona dorsal, que es postraumática porque es consecuencia de un trauma (accidente de tráfico, en este caso). La zona dorsal es una de las tres partes en las que se divide la espalda (cervical, dorsal y lumbar), y  en función de la altura donde se tenga el dolor, será una u otra zona la dañada.

La dorsalgia suele generar una sintomatología consistente en dolor en las costillas y parrilla media de la espalda, llegando en ocasiones a generar dificultad para respirar. Normalmente suele irradiarse hacia el cuello o hacia la zona lumbar, por lo que en muchas ocasiones  la compañía de seguros lo atribuye  al dolor en el cuello  que se irradia hacia abajo.

Es por ello por lo que en LEGALCAR recomendamos que cuando se acuda al médico es importante decir qué zonas concretas nos duelen de forma muy específica, identificando cada parte de la espalda como una y no generalizando,  ya que esta puntualización va a determinar que luego pueda reclamarse indemnización por las zonas dañadas en concreto, y no por una sola como las compañías tratan de justificar.

El tratamiento para la mejoría de dicha lesión consiste en analgésicos y tratamiento rehabilitador o de fisioterapia. Es conveniente poder realizar tratamiento en un tiempo prudencial desde la fecha del accidente, ya que de lo contrario no será considerado por las aseguradoras como curativo, sino como paliativo y por tanto no indemnizable.

INDEMNIZACIÓN POR DORSALGIA

Ambas secuelas, cervicalgia y dorsalgia, son complicadas de tramitar con el nuevo Baremo, que las ha limitado y condicionado mucho más, cuando la realidad es que  en ocasiones constituyen el  principio de sintomatología de lesiones más graves. Para ello el Baremo actual recoge las opciones, pero siempre condicionadas a que existan determinadas pruebas que las acrediten, como electromiogramas, resonancias magnéticas, o  ecografías.

La dorsalgia se encuentra en el baremo de tráfico, dentro de los Traumatismos menores de la columna vertebral. La indemnización en este caso es muy parecida a la de cervicalgia, se pueden evaluar las secuelas de 1 a 5 puntos y el tiempo de estabilización esta también dentro de 90 días.

L.A.N de 60 años sufrió una dorsalgia como consecuencia de su accidente, estuvo de bajo 45 días de baja y 45 en tratamiento rehabilitador,  la lesión dificultaba la respiración al lesionado, debido también a su edad, tras finalizar el tratamiento, quedo un dolor residual en la zona  que fue valorado con un punto de secuela.  L.A.N recibió por sus lesiones 4854,97 €

Para la indemnización de estas lesiones, es recomendable, contar con un abogado especializado en reclamaciones de lesiones derivadas de accidentes de tráfico, ya que, como hemos explicado anteriormente, la mayoría de las veces las compañías no van a querer indemnizarlas.

Las aseguradoras se apoyan en sus propios médicos peritos, por lo que los abogados que somos especialistas y conocemos la forma de reclamación de estas lesiones además de contar con conocimientos médicos, disponen asimismo de médicos-peritos especialistas en valoración del daño corporal, que van a ayudar a defender las lesiones de la víctima  a través de un informe pericial.

En caso de  no estar conforme con la valoración realizada por la compañía, el lesionado tiene la opción de reclamar a la misma a través de demanda judicial, donde cada perito defenderá su posición, y constituyendo finalmente la indemnización lo que el Juez estime a través de sentencia, aunque en muchas ocasiones puede llegarse antes a un acuerdo con la aseguradora, si se negocia por el abogado de la víctima con la compañía apoyándose en las pruebas médicas y periciales presentadas con la demanda. En el siguiente artículo puedes conocer mejor ¿cervicalgia traumatica que es?

 

Consulta a tu abogado totalmente gratis