900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Más del  50% de la población sufre o ha sufrido alguna vez de Cervicalgia, sin embargo muchas veces pasa desapercibida,  se piensa que se debe por ejemplo a una mala posición a la hora de dormir,  cuando en realidad en muchas ocasiones resulta traumática a consecuencia, entre otros casos, de un accidente de tráfico.

Cuando sufrimos un alcance en un accidente de tráfico no muy grave, lo primero que revisamos es el coche para comprobar los daños materiales, luego pensamos en el seguro y en reparar nuestro coche, dejando en ocasiones en un segundo plano el dolor que podemos sentir de manera inicial.

Sin embargo es muy importante nada más sufrir un accidente de tráfico, ya sea como conductor o como acompañante, acudir cuanto antes a urgencias o al médico para que nos realicen un examen inicial y las pruebas médicas  que hagan falta para verificar que no hayan daños graves, sobretodo en una zona como el cuello –la parte del cuerpo que suele ser  más afectada en un accidente –. No olvidemos que en muchas ocasiones los dolores aparecen en las horas posteriores al accidente, por lo que, al margen de que luego queramos o no reclamar, hemos de pensar que lo más importante de todo es nuestra salud.

TIPOS DE CERVICALGIAS

Dependiendo del tiempo de duración la afección puede ser:

Cervicalgia aguda

Se caracteriza por aparecer de forma repentina, causa un fuerte dolor en la zona del cuello, puede llegar a inmovilizar. A pesar que puede incapacitar la realización de tareas cotidianas, desaparece con el tiempo, aunque en ocasiones deja secuela.

Cervicalgia Crónica

Cuando la afección supera los tres meses, es considerada crónica, y en este caso tiene  una serie de características específicas:

  • Dolores intensos en la zona cervical
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Tensión muscular
  • Sensación de hormigueo

DIAGNÓSTICOS DE CERVICALGIAS

Lo primordial es acudir lo antes posible al médico y contarle lo que ha ocurrido explicando de manera pormenorizada toda la sintomatología que tengamos, para que el facultativo nos prescriba las pruebas médicas que hagan falta que le permitirán determinar el diagnóstico. Pueden ser exámenes sencillos como movimientos de cuello, exploración de músculos, chequeo de nervios y otros. De igual forma es importante también realizar revisión de movimientos en otras articulaciones como manos y columnas.

Además de los exámenes físicos que  puede realizar el especialista, para tener un diagnóstico mucho más preciso, es aconsejable la realización de una  tomografía y una resonancia magnética. La tomografía permitirá al profesional  observar las estructuras blandas del cuello, permitiendo también observar vasos sanguíneos y médula espinal. Por su parte la resonancia magnética es una técnica que no aplica radiaciones, permite observar tejidos blandos y nervios, esta última tiene más calidad que el TAC, por lo que suele ser más costosa.

En contraste los RX solo permiten observar mejor las partes óseas, ver desgates de discos y el estado de las vértebras.  También son necesarias para descartar facturas, fisuras y otro tipo de enfermedades.

Ya fui diagnosticado ¿Qué hago ahora?

El tratamiento de rehabilitación de una Cervicalgia Postraumática depende de la opinión del profesional, sin embargo las prescripciones más comunes son:

  • Medicamentos: Para aliviar el dolor los expertos suelen indicar la toma de analgésicos, tales como ibuprofeno y tiocolchicósido, además de relajantes musculares.
  • Reposo: es muy importante para cualquier proceso de recuperación y por supuesto en el caso de la cervicalgia postraumatica tiempo recuperación, se debe respetar el tiempo de reposo indicado por el médico, estar algunos días relajados, sin estrés y descansando, ello ayudara a que mejore más rápido la lesión.
  • Fisioterapia y Quiropraxis: Los especialistas realizaran ejercicios de control motor, de resistencia y fuerza. A través de la Quiropraxia se realizan ajustes a las vértebras con las manos. Estas terapias ayudan sobre todo a recobrar la curvatura del cuello y eliminar pinzamientos de nervios. El número de sesiones en el tratamiento dependerá del diagnóstico, sin embargo para evitar secuelas suelen durar más de tres meses.
  • Otras terapias: como la medicina avanza diariamente, constantemente están saliendo nuevas técnicas de rehabilitación que ya se aplican en muchos centros: termoterapia, ultrasonidos, electroterapia, entre otras.

INDEMNIZACIÓN POR CERVICALGIA

La cervicalgia es la lesión más típica en los accidentes de tráfico, la indemnización por cervicalgia es precisamente por la más discutida y la peor indemnizada por las compañías de seguros. Precisamente por ello no solo debe estar bien diagnosticada desde el principio, sino que además debe quedar claro que es consecuencia del accidente de tráfico sufrido.

Tras la entrada en vigor el pasado 1 de enero de 2016 del nuevo Baremo de Tráfico las reclamaciones derivadas de accidentes con resultado de cervicalgia se complican. Es por ello por lo que recomendamos NO ESPERAR para acudir al médico y consultar lo antes posible con un abogado especialista, porque las primeras horas son fundamentales a la hora de construir la posible reclamación.

NUEVO BAREMO DE TRÁFICO Y LA CERVICALGIA POSTRAUMÁTICA

El nuevo Baremo dedica un apartado específico a la cervicalgia postraumática, estableciendo una serie de requisitos sin los cuales va a resultar muy difícil que una reclamación por lesiones de este tipo prospere.

Las principales novedades que deben tenerse en cuenta son:

  • Debe disponerse de informes médicos iniciales con el diagnóstico en el plazo máximo de 72 horas tras haber sufrido el accidente. Fuera de ese plazo se considera que no hay nexo causal entre el accidente y la lesión.
  • Debe existir una prueba objetiva de que la lesión existe, no bastando con la mera afirmación de que tenemos dolor. En estos casos, una RX con una rectificación cervical o una resonancia con existencia de lesión se consideran  imprescindibles para que haya un diagnóstico previo claro y específico. Aun así, muchas aseguradoras ya lo están discutiendo, por lo que es conveniente pedir un informe medico que recoja la ausencia de antecedentes cervicales.
  • El tratamiento rehabilitador en un proceso curativo por cervicalgia postraumática resulta esencial. Pero OJO, porque el informe final debe recoger el estado final tras el tratamiento y si tras el mismo persiste, pese a la mejoría parcial, cierta sintomatología, debe hacerse constar  en el informe de manera clara como secuela, porque de lo contrario la aseguradora no va a querer indemnizar por las mismas.
  • Las pruebas como las resonancias magnéticas resultan fundamentales para apoyar el diagnóstico inicial. No olvidemos que hay cervicalgias más leves y más graves.

LEGALCAR ABOGADOS

En cualquier caso, y ante la evidente complicación de estas reclamaciones, hoy más que nunca recomendamos desde LEGALCAR consultar lo antes posible con abogados especializados, para recibir asesoramiento desde el principio y tener opciones de éxito en la reclamación. En este artículo puedes leer más sobre ¿cervicalgia traumatica que es?

Consulta a tu abogado totalmente gratis