Cervicalgia: síntomas y duración

Cervicalgia: síntomas y duración

El cuello es la parte más sensible a ser lesionada en un accidente de tráfico leve. Generalmente las lesiones se producen por el llamado síndrome de latigazo cervical, el cual recibe este nombre por el movimiento de flexión y extensión que realiza el área cervical tras una colisión.

La lesión más común en estos casos es la cervicalgia postraumática, la cual se caracteriza por dolores fuerte en el área cervical que impide que la víctima del accidente realice sus actividades diarias. En este artículo te informaremos sobre los síntomas más comunes de esta lesión y el tiempo de cura.

¿QUÉ ES LA CERVICALGIA?

El término ‘algia’ significa dolor  por lo que ‘cervicalgia’ significa dolor cervical. Sin embargo, tras una cervicalgia postraumática el paciente puede presentar afecciones en otras áreas, generalmente irradiados a la zona lumbar y miembros superiores.

Algunos estudios aseguran que cerca del 80% de la población la sufre, al menos una vez en la vida, generalmente provocada por malas posturas y que la lesión afecta en mayor porcentaje a mujeres menores de 40 años.

Las cervicalgias generadas por traumatismos como los accidentes de tráfico generalmente están asociados a la rectificación de la lordosis cervical, es decir de la curvatura natural que tiene la columna vertebral.

¿Cómo se diagnostica la cervicalgia? Generalmente el médico realiza una exploración física para palpar las zonas donde el afectado tiene dolor, además de hacer movimientos específicos para determinar las zonas afectadas.

Además, se recomienda la realización de radiografías para confirmar si las vértebras se han visto afectadas por el dolor o una resonancia para comprobar el estado de los músculos y nervios. En el caso de pruebas más específicas como el TAC o electromiografía hace falta esperar al menos tres semanas con el dolor, para verificar si el mismo es provocado por algún deterioro en los nervios.

SÍNTOMAS MÁS COMUNES

Generalmente la cervicalgia es el síntoma de lesiones más complejas como la rectificación de la lordosis cervical, protrusiones  discales y hernias cervicales. Dependiendo del tipo de lesión los síntomas pueden variar y agravarse.

Por ejemplo, en el caso de una rectificación de la lordosis cervical los síntomas pueden ser: cervicalgia, dificultad para la movilidad, náuseas, sensación de vértigo, adormecimiento de manos y dolores irradiados a miembros inferiores.

Las protrusiones por su parte implican daños en la fibra del disco cervical, esta lesión no implica la salida del líquido fibroso. Esta lesión suele generar dolores intensos que dificultan ciertas actividades en el paciente. Además de dolor irradiado a brazos y manos, si la protusión alcanza un tamaño importante puede provocar que los nervios se vean comprometidos por lo que la persona puede perder sensibilidad en ciertas áreas.

Cuando la fibra pulposa del disco se sale del anillo, se forma una hernia, cuyos síntomas suelen ser similares e incluso más intensos. En este artículo el Dr. Jorge de las Heras, especialista en traumatología, nos habla algo más sobre esta lesión.

DURACIÓN DE LA LESIÓN

Es importante saber que cada persona es diferente por lo que el tiempo de curación puede variar de una a otra. Sin embargo, podemos comentar los estándares que se consideran normales en ciertas lesiones.

En casos donde la lesión es más leve, como en las rectificaciones de la lordosis cervical, el tiempo de curación puede rondar entre los 30 a 90 días. Durante este periodo la persona debe recibir tratamiento rehabilitador para mejorar los síntomas, pues la medicación solo paliará los síntomas.

Cuando las lesiones son más graves como lo es en el caso de protrusiones o hernias, realmente no hay un tiempo de curación, sino se habla de la estabilización de la lesión, pues estas lesiones más graves acompañarán a la víctima por el resto de su vida a menos que sean operadas –en el caso de las hernias- sin embargo solo en el 10% de los casos es necesaria una intervención quirúrgica.

INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE TRÁFICO CON CERVICALGIA

Como comentamos al principio las lesiones cervicales son las más comunes tras sufrir un accidente de tráfico. Las víctimas de accidentes de tráfico que no han sido culpables únicos del accidente tienen derecho a recibir una indemnización. Los ocupantes por su parte siempre tienen derecho a indemnización.

Para cobrar una indemnización, es importante demostrar que la responsabilidad del siniestro es del otro conductor o que ha sido compartida. Esto se hace a través de la presentación de un atestado realizado por la Policía o Guardia Civil o de un parte amistoso elaborado por los involucrados.

Las indemnizaciones por lesiones no son valores cerrados, son por el contrario, suma de varios conceptos indemnizables, divididos en: tiempo de curación y secuelas.

El tiempo de curación es el tiempo que ha tardado la víctima en estabilizarse de sus lesiones y su indemnización de acuerdo al baremo de tráfico de la siguiente forma:

  • Perjuicio personal básico: cuando la víctima del accidente de tráfico se encuentra realizando tratamiento rehabilitador, tiene derecho a recibir 30 € por cada día.
  • Perjuicio personal moderado: mientras el lesionado se encuentre de baja laboral o sus lesiones le impidan realizar sus labores diarias, recibirá 52€ diario por este concepto.
  • Perjuicio personal grave/ muy grave: en accidentes más graves, en los cuales el lesionado haya estado hospitalizado, la indemnización por días será de 75€ o 100€ en casos más graves.

Con respecto a las secuelas, se le denomina de esta forma a todo dolor o molestia residual que continúa en la víctima una vez terminado el tratamiento rehabilitador. Las secuelas se calculan basándose en una horquilla de puntos. Las secuelas por lesiones cervicales, según el baremo de tráfico pueden ser evaluadas de 1 a 5 puntos en caso de algias y de 1 a 15 en caso de hernias cervicales, dorsales y lumbares.

 

¿Quieres saber cuánto te corresponde por tu indemnización por cervicalgia?

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita