Clínicas de rehabilitación dentro del convenio

Clínicas de rehabilitación dentro del convenio

En el día de hoy, me gustaría hablaros de los centros de rehabilitación del Convenio de asistencia sanitaria del sector privado.

He elegido éste, como mi primer tema, debido a la repercusión que tiene en la reclamación de los lesionados de accidentes de tráfico y la poca importancia que se le otorga a la elección de la clínica para el tratamiento de las lesiones.

Voy a realizar un viaje al pasado, a fin de que podamos entender el motivo por el que a las  compañías de seguro les ha interesado tanto crear y promover este convenio.

Según la normativa, todos los gastos sanitarios derivados del accidente de tráfico han de ser cubiertos por la compañía de seguro del vehículo culpable, estando la sanidad pública exenta de pago de dicho tratamiento. Ojo, decimos que está exento, ya que sanidad pública te debe de atender el tratamiento, lo que ocurre es que luego debe de pasar los gastos  a la compañía.

Antiguamente, los lesionados que acudían a la seguridad social para que le dieran tratamiento rehabilitador debían de esperar hasta que le dieran cita, lo cual suponía que el lesionado estuviese varios meses sin tratamiento rehabilitador, cuestión que las compañías entendían que no era responsabilidad suya y por lo tanto este tiempo de espera no lo abonaban, y en otros casos, entendían que dicho tratamiento, pasado tanto tiempo, no era curativo.

El lesionado tenía que acudir a fisioterapeutas privados y adelantar los gastos, lo cuales oscilaban entre 40 y 100€ por sesión. Dichos gastos eran reclamados a la compañía de seguros que tenían obligación, como habíamos indicado, de abonarlos siempre y cuando se demostrara que dicho tratamiento había sido curativo.

Pues bien, a las compañías este tipo de práctica no era de su agrado por dos motivos:

  1. El baremo de tráfico indemniza el tiempo que tarde en curar el lesionado, pues bien, estos fisioterapeutas solían dar un tratamiento de dos sesiones a la semana, esto se debía a que el tratamiento era intenso con sesiones de una hora de la cuales tratamiento manual era de una hora. Pero claro, 15 sesiones se podía alargar 60 días o más.
  2. Los gastos sanitarios no eran controlables, ya que además de abonar las lesiones, había que abonar los gastos, y cómo cualquier empresa, necesitaban tener una previsión de gastos para tener una previsión contable más o menos segura.

Pues bien, ya que las compañías debían de pagar los gastos, se gestionó un convenio para poder controlar los dos puntos arriba descritos, y en la actualidad este convenio obliga a lo siguiente;

  1. El tratamiento dado por las clínicas,  obligan a éstas y al paciente a recibir tratamiento TODOS LOS DÍAS. Lo que implica que el tratamiento que se realiza es un tratamiento más “ suave” 15 m de tratamiento manual, 15 de calor, y 15 de corrientes.
  2. Las clínicas que dan el tratamiento no cobran por sesión, sino cobran por el del tratamiento completo, es decir, la compañía paga 560€ a la clínica por el tratamiento dado, ya le dé al lesionado 10 sesiones o les dé 50 sesiones.

 

Y ahora dicho esto, es hora de reflexionar

Si tengo que darme todos los días tratamiento, este criterio ¿es para mejorar las lesiones del paciente? o,  es  para que no se alargue el tratamiento más “de lo adecuado” y por lo tanto beneficiar a la compañía de seguros.

Si abono un fijo a una clínica que me va a dar el tratamiento rehabilitador, ¿no estoy  limitando el tratamiento por parte de la clínica?, ya que independientemente que reciba 10 sesiones o reciba 40 la clínica recibe la misma cantidad de dinero.

Si unimos a esto, que la ley indica que lo que se puede reclamar por parte de un lesionado de accidente de tráfico es tiempo (desde la fecha del accidente hasta el alta del tratamiento rehabilitador)  y las posibles secuelas, ¿no está coaccionando la compañía de seguros  la documental en la que me baso para la reclamación, reduciendo el tiempo reclamable y sus costes, en perjuicio de la salud de los lesionados?

Solo dejo las reflexiones para que el lector saque sus propias conclusiones, he de añadir que hay muchas clínicas adheridas al convenio que son muy profesionales y serias, y que dentro de las limitaciones que tiene el convenio, hacen el tratamiento al paciente pensando  en recuperar lo máximo al lesionado sin mirar  su beneficio empresarial.

Por último recomiendo que se lea el convenio, ya  que es público,  y está al alcance de cualquiera. Ésto impediría lo que he visto en muchas ocasiones que lesionados son dados de alta con 7 o 10 sesiones con informes infames, sin sintomatología y que contradice informes de urgencias. O que se le diga al lesionado que no depende de la clínica, que la compañía no autoriza más tratamiento, cuando esto es completamente falso.

 

Espero que esté artículo os haya sido de interés y utilidad.