Cómo cobrar por un accidente de autobús

Cómo cobrar por un accidente de autobús

La indemnización por accidente de autobús va a depender de múltiples factores que deben tenerse en cuenta para que la reclamación a la compañía de seguros que corresponda, según quien haya sido el responsable, prospere con garantías de éxito.

Muchos usuarios de medios de transporte público como el autobús ignoran, en caso de sufrir un accidente siendo ocupantes del mismo, qué es lo que deben hacer para reclamar, y sobre todo a quien dirigirse, y qué derechos tienen si resultan lesionados en el siniestro.

Lo primero que el usuario de un autobús debe saber es que solo por el hecho de viajar en un medio de transporte público y contar con el correspondiente billete o tarjeta de transporte, dispone de una cobertura a cargo del denominado Seguro Obligatorio de Viajeros (también conocido como SOV), que cubrirá los daños personales sufridos viajando en el autobús en caso de accidente.

Por otro lado, cualquier autobús, sea urbano o interurbano, dispone del correspondiente Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil que cubre aquellos siniestros que se produzcan por responsabilidad del conductor del mismo.

Es importante tener en cuenta que ambas coberturas no son excluyentes, de modo que dependiendo del tipo de accidente y de quien haya sido responsable, será factible reclamar indemnización con cargo a una de ellas o a las dos (y recibir por tanto dos indemnizaciones).

Para reclamar la indemnización por accidente de autobús hay que tener en cuenta las distintas situaciones que pueden darse, que van a determinar a quién debe reclamarse la compensación económica que corresponda por los daños y perjuicios sufridos:

  • Si un ocupante de autobús se cae de manera accidental o fortuita en el interior del mismo, no podrá reclamar indemnización alguna con cargo al Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil, ya que el propio pasajero es el único responsable de la caída, pero si tendrá derecho a que se le indemnice con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros o SOV. La excepción es para aquellos casos en los que el pasajero actúa de manera negligente, dolosa o bajo los efectos de las drogas o del alcohol.
  • En el supuesto en que el accidente de autobús se produce por culpa del conductor del mismo, los pasajeros lesionados podrán reclamar las indemnizaciones que correspondan por los daños y perjuicios sufridos a la compañía de seguros del autobús en el que viajamos, y por otro lado se podrá reclamar también la indemnización que corresponda con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros.
  • Si el accidente de autobús se produce por culpa de un tercero (por ejemplo, un vehículo que se cruza en la trayectoria del autobús provocando el siniestro), los pasajeros lesionados podrán reclamar las indemnizaciones a la compañía de seguros de ese vehículo responsable del accidente, y además la compensación que corresponda también con cargo al SOV.

Para poder reclamar y cobrar la indemnización por accidente de autobús, es necesario, por un lado, acreditar que viajábamos en el mismo con el billete o tarjeta de abono transporte correspondiente.

Y es conveniente saber quién ha sido el culpable del accidente para conocer a qué aseguradora tenemos que reclamar. Para ello es fundamental no abandonar el autobús tras el siniestro y poner los hechos en conocimiento del conductor (por ejemplo, en casos en los que un ocupante se cae dentro del autobús a causa de un frenazo brusco, sin que el conductor se haya percatado). Debe tenerse en cuenta que todos los conductores de un medio de transporte público tienen que dar un parte de cualquier incidencia que pueda producirse durante el trayecto, de modo que si no avisamos al conductor nos podemos encontrar con que la aseguradora nos niegue la realidad del accidente.

El modo más seguro para acreditar la culpa es llamar de inmediato a la Policía o Guardia Civil para que levante un Atestado o Parte de Accidente, indicando los intervinientes, matrículas y aseguradoras, y datos de los lesionados, sobre todo si hay varios, para acreditar que viajaban en el autobús en el momento del siniestro. Como puede haber versiones contradictorias, es importante que los agentes de la autoridad recojan la dinámica del siniestro y quien ha sido responsable, para lo que los testigos (otros pasajeros del autobús, u otros conductores) pueden resultar fundamentales para reconstruir los hechos con garantías.

Es conveniente llamar a los servicios de emergencias para que la primera asistencia médica a los heridos se realice en el lugar del siniestro, sin perjuicio de que debe acudirse cuanto antes a un Hospital para que las víctimas sean reconocidas de manera más exhaustiva y se les hagan cuantas pruebas médicas sean necesarias para determinar el alcance de las lesiones sufridas, y recopilar cuantos documentos médicos sean necesarios desde el momento del accidente hasta el alta médica para demostrar el tiempo de curación y las posibles secuelas que nos queden.

Y por último, es muy importante, sobre todo si el accidente se produce por culpa del conductor del autobús, poner una reclamación en la empresa de autobuses correspondiente, especificando día, hora, lugar, dinámica del accidente, datos de testigos, y qué se reclama, adjuntando fotografías si es posible, copia del billete o título de transporte y primeros informes médicos

La indemnización por accidente de autobús comprenderá por un lado los daños personales, que incluyen el tiempo de curación (dividido en perjuicio personal básico y perjuicio personal particular), y las posibles secuelas o incapacidades que hayan quedado a la víctima tras la estabilización de las lesiones. Para ello se utilizará el Baremo de Tráfico 2016, en cuanto a la reclamación conforme al Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. Y por otro lado, los daños materiales en objetos que el perjudicado llevara y que hayan resultado dañados, tales como gafas, teléfonos, etcétera, previa justificación con presupuesto o factura de reparación.

Por otro lado, se reclamará la indemnización conforme al Seguro Obligatorio de Viajeros o SOV, que se valora conforme a un Baremo aparte y en base al cual se percibe una sola cantidad que está en función del tipo de lesión sufrida.

Teniendo en cuenta la complejidad de la reclamación de indemnizaciones por accidente de autobús, no solo por las distintas variantes que pueden darse, sino también por las dos posibles coberturas que tiene el pasajero -según el tipo de siniestro, como hemos visto-y la complejidad de Baremo de Tráfico para interpretar y valorar todos los conceptos a los que la