He tenido un accidente con coche viejo

He tenido un accidente con coche viejo

¿Qué puede ocurrir si tienes un accidente con un coche viejo? Conoce los riesgos de circular con ellos de cara a un accidente, y qué ocurre con los daños materiales de cara a su reparación o declaración de siniestro.

Seguro que has oído alguna, por parte de algún perjudicado por un accidente de tráfico, frases como “me quieren dar mi vehículo siniestro porque es viejo, pero estaba perfecto y bien cuidado” o “tenía muchos años, pero funcionaba perfectamente”.

Muchas personas disponen de coches que, pese a sus años de antigüedad, circulan perfectamente y se encuentran en buen estado. No obstante, sufrir un siniestro con ellos implica, casi siempre, que esa antigüedad juegue en su contra a la hora de valorar el accidente y los daños que haya podido tener.

¿Cómo afecta conducir un coche viejo en un accidente?

A raíz de la crisis sufrida en España, aumentó de manera considerable el número de vehículos antiguos, creciendo hasta llegar a una media de 11,5 años.

Las estadísticas indican que el riesgo de fallecer en un siniestro es el doble si lo sufrimos con un coche de más de 15 años de antigüedad que con uno nuevo que tenga 3 o 4 años.

Todos los estudios realizados han evidenciado que la edad de un vehículo es determinante a la hora de tener un accidente de tráfico. Los coches viejos no cuentan con los elementos de seguridad que tienen hoy los modelos más modernos, muchos de ellos no disponen de airbag, y en caso de accidente se deforman con mucha más facilidad.

Sin embargo, hay dos puntos fundamentales a tener en cuenta en estos supuestos:

  1. Es muy importante cuidar el mantenimiento del automóvil, empezando por los neumáticos, pasar las revisiones necesarias y tener la ITV al día, para garantizar la mayor seguridad circulando con él.
  2. Extremar la prudencia, que, si bien es una recomendación para conducir cualquier tipo de vehículo, es absolutamente imprescindible si circulamos con un coche viejo, que no cuenta con los elementos de seguridad de los modelos más modernos.

¿Cómo valorará el seguro la reparación de un coche viejo tras un accidente?

Evidentemente, y en LEGALCAR lo hemos vivido con muchos de nuestros clientes, cuando tienes un accidente con un coche viejo, las posibilidades de que te lo reparen son mucho menores que si lo tienes con uno moderno.

En la mayoría de los casos, los vehículos antiguos sufren muchos mayores daños materiales, al no estar preparados de la misma forma para encajar los resultados de una colisión, por leve que sea.

Esto significa que es muy fácil que la compañía de seguros tire “por la calle de en medio” y automáticamente decida no reparar el vehículo y declararlo siniestro.

Esto es así porque cuando la reparación del coche resulta más cara que el propio valor de mercado del mismo en el momento del accidente, la respuesta siempre va a ser la declaración de siniestro total.

Ya sabemos que el valor de los vehículos se va devaluando a pasos agigantados cada año que pasa desde que sale del concesionario, por lo que es fácil entender que, si el nuestro es viejo, su valor venal en el momento del accidente es muy pequeño, por muy cuidado y bien mantenido que esté.

¿Y si ha quedado siniestro total?

Ya hemos visto que es muy fácil que, en caso de tener un accidente con un coche antiguo, las posibilidades de una declaración de siniestro total son muy elevadas. El vehículo será peritado por la compañía y cuando el valor venal supere el de la reparación, automáticamente nos encontraremos con la desagradable “sorpresa”.

¿Qué te van a pagar por ello? Pues por desgracia, muy poco, porque el pago del siniestro se calcula en base a una serie de parámetros ya determinados, empezando por el más importante, que es el valor de mercado de tu vehículo en el momento de sufrir el accidente.

Es fácil imaginar que, si el vehículo tiene 10, 12 o 15 años, su valor es mínimo, por lo que la cantidad que te abone la aseguradora será muy pequeña, por muy bien conservado y cuidado que lo tuvieras.

Lo más normal es que tengas el seguro a terceros (lo habitual en coberturas para este tipo de vehículos), en cuyo caso si has sido culpable exclusivo del accidente, seguramente te quedes sin pago alguno.

En LEGALCAR podemos ayudarte si tienes dudas con un accidente con coche viejo. Contacta con LegalCar y tendrás un primer asesoramiento gratuito sobre tu reclamación.