Colisión en un cruce ¿Cómo evitarla?

Colisión en un cruce ¿Cómo evitarla?

¿Sabes cómo evitar una colisión en un cruce? Conoce los factores de riesgo en este tipo de situaciones y los consejos prácticos para no sufrir un accidente de tráfico.

Reclamar por una colisión en un cruce no es sencillo, porque entre otras cosas, puede resultar complicado acreditar la responsabilidad en el accidente, por lo que es importante que la víctima de un siniestro de este tipo busque lo antes posible asesoramiento legal.

¿Qué es una colisión en cruce?

Una colisión en un cruce se produce cuando alguno de los implicados no respeta las normas de circulación establecidas en estos casos adentrándose en el mismo sin tener la preferencia, obstaculizando la prioridad de paso del contrario, que debe tenerse en cuenta siempre para evitar accidentes, sobre todo cuando no existe una señal de circulación que regule esa intersección.

Cuando el cruce o intersección se encuentre regulado por un semáforo, debe respetarse deteniéndose por completo para que pasen el resto de usuarios de la vía que en ese momento tienen la preferencia.

Cuando se encuentre regulado por un Agente de tráfico, habrá que detenerse cuando éste lo indique.

Y cuando se encuentre regulado por una señal de tráfico (un stop o un ceda el paso) hay que detenerse igualmente para ceder el paso a los vehículos que circulan por la vía preferente.

En el caso de que no haya señalización, la preferencia de paso la tendrá el conductor que se aproxime por la derecha de la vía. El responsable de un accidente en estos supuestos en el conductor que sale por la izquierda.

Las excepciones a esta norma son:

  • En una autopista o autovía tienen preferencia los vehículos que circulan por ella frente a los que se incorporan a la misma.
  • Tienen preferencia los vehículos que circulan por una vía pavimentada sobre los que lo hacen por una sin pavimentar.
  • En una glorieta tienen preferencia los vehículos que circulan por los carriles interiores sobre los que pretenden incorporarse a ella.
  • Los tranvías tienen preferencia, sea cual sea el lado por el que vengan, y hay que cederles siempre el paso.

Factores de riesgo

Uno de los factores de riesgo en una colisión en un cruce es la velocidad, que influye negativamente en la atención y capacidad de reacción de los conductores cuando se aproximan al mismo, de la misma manera que lo hacen las distracciones o despistes.

Otro factor de riesgo es el no respeto a la señalización, riesgo que se acrecienta más en cruces sin señalizar donde por falta de observancia de las normas de circulación, colisionan dos vehículos en la creencia de que ambos tenían la prioridad de paso.

También constituye un factor de riesgo en las intersecciones la falta de visibilidad, que se da en algunos cruces con visión limitada, como medio de obligar a los conductores a reducir la velocidad conforme se acercan al mismo.

Consejos para evitarlos

El primer consejo para evitar accidentes en un cruce es la prudencia y conducir con seguridad. No podemos olvidar que las intersecciones aglutinan una gran cantidad de accidentes de tráfico, siendo un punto muy conflictivo especialmente para las motocicletas.

Otro consejo a tener en cuenta es que cuando el conductor de un vehículo tenga que ceder el paso a otro en un cruce, debe, por un lado, reducir la velocidad para avisar al otro conductor anticipadamente de que su intención es detenerse.

Y, por otro lado, no debe reiniciar la marcha hasta asegurarse de que no va poner en peligro al otro conductor, que tiene la preferencia, obligándole a acelerar o incluso a cambiar de dirección para evitar un posible accidente.

Es importante insistir en que debe atenderse a la señalización, especialmente de noche o con malas circunstancias meteorológicas. Asimismo, es importante resultar visible para los otros conductores, sobre todo si se circula en bicicleta.

Antes de realizar un giro en una intersección es importante asegurarse de mirar en todas direcciones para comprobar que no hay peatones o ciclistas, y en caso de hacerse un giro a la derecha, comprobar siempre antes a ambos lados antes de continuar.

Igualmente, evitar distracciones al volante en estos casos, como el uso de teléfonos móviles, navegadores o dispositivos musicales evita situaciones de riesgo.

Las colisiones en un cruce suelen provocar daños materiales y personales importantes. Si pese a adoptar todas las medidas de precaución, sufres un accidente de este tipo, debes avisar siempre a los agentes de la autoridad para levantar un Atestado, porque en muchos de estos casos las aseguradoras discuten la culpa, o cumplimentar adecuadamente un parte amistoso que acredite la responsabilidad.

Por lo demás, acude al Hospital más cercano de inmediato para obtener un diagnóstico completo de las lesiones que hayas podido sufrir, y no olvides asesorarte llamando a LegalCar. En muchos de estos siniestros acaban fracasando las reclamaciones porque las víctimas no saben qué deben hacer tras el accidente.