900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Vamos a comentar algunos consejos para la conducción bajo lluvia puesto que la Dirección General de Tráfico (DGT) informa que las condiciones meteorológicas influyen negativamente en la conducción y en LegalCar Abogados atendemos a diario casos en los que la meteorología ha afectado de un modo u otro en el accidente de tráfico. En este artículo profundizaremos en los consejos de seguridad para conducir bajo la lluvia.

¿CÓMO INFLUYE LA LLUVIA EN LA CONDUCCIÓN?

 

Según Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), 7 de cada 10 accidentes con mal tiempo se produjeron bajo la lluvia. Y es que está comprobado que la lluvia afecta el agarre de los neumáticos, la estabilidad y la visibilidad. Como ya sabrás, el pavimento mojado suele dificultar la conducción por lo cual es importante tomar precaución cuando los días son lluviosos.

En 2013, la DGT informó a través de su portal web que en el invierno de ese año ocurrieron al menos 9600 accidentes de tráfico provocados por circunstancias meteorológicas concretas, de los cuales el 43% fueron por niebla, lluvia e inundaciones. Por tanto, las cifras confirman la influencia de este factor meteorológico en la conducción.

En 2014, ocurrieron al menos 11.000 accidentes en condiciones de clima desfavorable;  en ese año el 89% de los accidentes en estas condiciones se produjeron en situación de lluvia, unos, 10.000 casos. Con respecto a la mortalidad de este tipo de accidentes, la lluvia fue culpable de la muerte de, al menos, 155 personas, representando así un 75%  del total de accidentes donde el clima ha influido. Los heridos de gravedad en estos casos fueron del 83%. Estas cifras son según un reportaje presentado por el diario Día.es.

CONSEJOS PARA EVITAR ACCIDENTES EN DÍAS DE LLUVIA

 

Con respecto al agarre y la estabilidad, lo más importante es tener unos neumáticos en buen estado, para así evitar cualquier tipo de deslizamiento o derrape. Comentábamos en nuestro artículo sobre tips de seguridad para viajes que el pavimento mojado y un caucho liso es la combinación perfecta para un accidente.

Puede suceder en muchas ocasiones, que a pesar de tener unos cauchos en perfectas condiciones, perdamos el control de nuestro vehículo. la mayoría de las veces ocurre como consecuencia del el llamado “aquaplaning”.  la revista Muy Interesante lo define como: “la pérdida gradual de contacto entre el neumático y la superficie de la calzada, provocada por la entrada de una delgada capa de agua”.

Según el fabricante de neumáticos Michelin, para evitar o reducir el aquaplaning  se debe comprobar regularmente la presión y agregan que si la presión de los neumáticos es menor del 30% el riesgo aumenta. Igualmente, aseguran que se debe comprobar que los dibujos del caucho no se estén borrando ya  que los dibujos colaboran a la evacuación del agua. Finalmente, agregan, obviamente, la importancia de la  reducción de la velocidad.

Si te sorprende un charco de agua en la carretera, además de bajar la velocidad, debes sujetar firmemente el volante, pues la dirección es más sensible y es más fácil perder el control. La situación empeora cuando el charco de agua te sorprende en una curva. Comenta Kike Ruiz, en el portal Autobild, que en estos casos debes tener especial cuidado al salir del agua, puesto que al tener las ruedas giradas, al salir del agua  con las ruedas giradas  “te va a obligar a hacer manos para reaccionar al bandazo de la parte trasera”.

Los motoristas no están exentos de sufrir aquaplaning, por lo cual, debes, al igual que los coches, conducir a una velocidad moderada, evitando los frenazos bruscos, para no perder adherencia en los neumáticos traseros y así evitar derrapes. Además se recomienda aumentar la distancia de seguridad. Otros especialistas en el tema comentan que las motos con sistema de frenado ABS reaccionan mejor a los frenazos, pero igual, se debe estar atento al control de la dirección.

Se recomienda, además, evitar conducir sobre señales pintadas en la carretera y por tapas de alcantarilla, puesto que mojadas se convierten en “auténticas pistas de patinaje”.  De igual manera, caso de lluvia, también deben evitarse los cambios de asfaltos, líneas sospechosas o parches.  Si no puedes evitar el contacto con estos, lo recomendable es que al pasar por estos lugares lo hagas a una velocidad que te permita reaccionar y controlar tu motocicleta para evitar caídas.

Otro factor de riesgo para los motoristas es la mezcla de  partículas de aceite y agua que se puede producir en las carreteras, por lo cual es importantísimo conducir con máxima precaución, aunque entendemos que no quieras mojarte, es mejor llegar a salvo a tu destino aunque poco mojado, que  conducir rápido y sufrir un fatídico accidente.

Todos los expertos coinciden en que la mejor forma de evitar que esto ocurra es anticiparse y reducir la velocidad, usa tu sentido común y conduce con más precaución de la diaria cuando el clima no está a nuestro favor.

VISIBILIDAD, NORMAS Y SEGURIDAD VIAL

 

 En el Reglamento General de Vehículos se establece que todos los vehículos que conduzcan  más de 40km/h deben encender las luces de largo alcance en situaciones de lluvia intensa y niebla (además de otros casos como nevadas, nubes de polvo, entre otras). Es obligatorio también bajo estas circunstancias el encendido de las luces de corto alcance. Con respecto al alumbrado de niebla,  estas solo están autorizadas a encenderse en casos de meteorología poco favorable, como intensa lluvia o niebla. Las motocicletas no están obligadas a tener este sistema de alumbrado.

En el caso de los coches, además del alumbrado, el parabrisas y limpiaparabrisas juegan un papel fundamental.  En este sentido debes tratar de mantener limpio y libre polvo u otras sustancias el parabrisas, dado que la mezcla de polvo y agua dificultará más tu visibilidad durante unos instantes que pueden ser cruciales para evitar un accidente. También debes chequear que tus escobillas estén funcionando adecuadamente y que la goma no esté lo suficientemente desgastada como para que ya no cumplan su función correctamente. Debes estar atento también al agua que te pueden salpicar el resto de coches ya que esto puede sorprenderte e incluso asustarte. Trata de mantener el control en cualquier caso.

Conducir bajo precipitaciones, también puede  causar que los cristales de tu coche se empañen, lo cual puede llegar a ser sumamente peligroso. Esto sucede porque el aire está húmedo y el cristal frío, mientras que el aire dentro del coche es húmedo pero más cálido debido a la respiración y transpiración; este aire aumenta obviamente si hay más acompañantes en el coche. Entonces, te diremos qué hacer en caso de que se empañe tu cristal:

  • Calefacción directo al parabrisas: Esta es la opción más práctica y sencilla. El aire acondicionado de tu coche tiene la opción de dirigir el aire directo al parabrisas (es el ícono donde no aparece la persona y se ve como la forma de un parabrisas y unas flechas) una vez seleccionado esta opción, debes activar la calefacción al máximo para que se desempañe cuanto antes. El aire caliente eliminará rápidamente el problema. También se puede hacer con aire frío, pero es menos rápido.
  • Abrir un poco las ventanas: Si la calefacción de tu coche no funciona, esto también es una opción práctica, pero no la abras demasiado pues terminarán todos empapados.
  • Utilización de paño: la técnica común de muchos conductores, sin embargo, es la menos efectiva porque solo resuelve el problema de forma temporal, además de generar una distracción y quitar la atención de la carretera.

Comentamos anteriormente que es complicado evitar que los cristales se empañen, pero si hay algunas cosas que puedes hacer para evitar que ocurra, como limpiar constantemente tus cristales con líquido antivaho. Si tu economía es limitada, en internet conseguirás una gran variedad de métodos caseros  que van desde limpiar con vinagre blanco, hasta utilizar media patata para limpiar el parabrisas.

En el caso de los motoristas, lo primordial es utilizar un casco en buenas condiciones,  pues la visibilidad dependerá de eso. Al igual que en el parabrisas en los coches, tu casco puede empañarse, por lo cual deberás tomar precauciones antes. Como limpiar con líquidos especiales la visera por dentro y por fuera. En el mercado hay también algunos accesorios para evitar estas situaciones como Pinlock ( es una pantalla que va instalada por dentro de la visera) algunos cascos lo tienen instalado. Comprueba si el tuyo no lo tiene, pues puedes adquirirlo por aproximadamente 25 euros.

LEGALCAR ABOGADOS

 

Como te hemos comentado a lo largo de este artículo, lo más importante es la prevención,  pero es habitual sufrir circunstancias que provocan accidentes. En caso de sufrir un accidente por conducir bajo la lluvia, consúltanos tu caso gratuitamente para que un abogado especialista en accidentes de tráfico te asesore e informe si tienes o no derecho a una indemnización. En caso afirmativo, lo importante es que, cuanto antes, el caso quede en manos de un abogado externo a las compañías de seguros para que la indemnización sea acorde a los daños sufridos en el siniestro.