900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En ocasiones, se producen accidentes en centros comerciales o establecimientos públicos susceptibles de ser indemnizados, y sin embargo por desconocimiento de las víctimas no se reclaman en su momento.

Es importante saber que no todos estos accidentes pueden reclamarse. Así, cuando el siniestro se produce por culpa exclusiva de la víctima, no es posible reclamar, al no haber intervención de un tercero en el mismo. Son supuestos de caídas fortuitas debidas en muchos casos a despistes o falta de cuidado de la propia víctima.

Sin embargo en otras ocasiones, el accidente se produce por una causa imputable al establecimiento, y en esos supuestos sí es posible reclamar los daños y perjuicios sufridos, mediante un modelo reclamación caída en centro comercial, como ahora veremos. Nuestro abogado caídas vía pública os explica cómo.

INDEMNIZACIONES Y CENTROS COMERCIALES

Todos los establecimientos y centros comerciales cuentan con un seguro de responsabilidad civil, para cubrir las lesiones que se produzcan por accidentes ocurridos donde existe una responsabilidad del centro comercial.

Va a depender en gran medida del daño sufrido, ya que no es lo mismo caerse y a consecuencia de la caída sufrir un esguince cervical o una lumbalgia, que caerse con el resultado de, por ejemplo, una fractura de cadera.

Los tiempos de curación de esas lesiones y las secuelas y demás consecuencias derivadas del accidente son susceptibles de pagarse, para lo cual siempre necesitaremos el asesoramiento y ayuda de LegalCar en este tipo de reclamaciones, ya que debe conocer la normativa aplicable y todos los conceptos por los que se puede reclamar, algo que un ciudadano de a pie desconoce, pudiendo ocurrir que si tramita su reclamación por su cuenta, la oferta de indemnización de la aseguradora del centro comercial sea muy por debajo de lo que realmente le correspondería.

Asimismo podremos reclamar los daños materiales, si a consecuencia de la caída hemos sufrido daños en objetos, por ejemplo teléfonos móviles o gafas, siempre y cuando acreditemos que los portábamos en el momento del accidente y aportando factura de arreglo o presupuesto. También deben reclamarse los gastos que hayamos podido tener (farmacia, taxis, rehabilitación, etcétera) derivados del siniestro y que puedan acreditarse documentalmente.

LESIONES EN ESPACIOS PÚBLICOS

Puede reclamarse por daños y perjuicios causados en espacios públicos como aceras, parques, etcétera, provocados por causas como el mal estado del pavimento, baldosas mal colocadas, alcantarillas defectuosas, socavones sin señalizar, deficiente iluminación, etcétera.

Si sufrimos un accidente en la calle hay que tener en cuenta que para poder reclamarlo con garantías va a ser necesario recopilar una serie de documentos sin los cuales la reclamación no puede salir adelante:

  • Sacar fotos del lugar del accidente y la causa que lo ha motivado, y no moverse de allí hasta llamar a la policía para que acuda a levantar un parte de accidente o Atestado, que nos va a servir para demostrar la existencia del siniestro y el motivo que ha originado el mismo.
  • Llamar a los servicios de emergencias para que nos hagan una primera asistencia en el propio lugar del accidente, y acudir posteriormente de inmediato al servicio de Urgencias del Hospital más cercano para que nos hagan un reconocimiento completo indicando en el informe de alta todas las lesiones sufridas.
  • Recopilar datos de testigos de la caída, que normalmente son otros transeúntes que presencian el accidente. En caso de discrepancia su declaración es vital para acreditar el accidente y la causa que lo originó.

Este tipo de reclamaciones se interponen contra la Administración Pública, ya que se trata de una reclamación por responsabilidad patrimonial. Debe presentarse una instancia en el Registro General del Ayuntamiento al que corresponda la titularidad de esa calle o vía, que lo remitirá al departamento de Reclamaciones Patrimoniales, adjuntando copia de fotos, atestado, datos de testigos e informes médicos iniciales.

El Ayuntamiento tiene seis meses para contestar, pasados los cuales se entiende desestimada la reclamación por silencio administrativo, en cuyo caso queda abierta la vía judicial para reclamar.

Normalmente los Ayuntamientos tienen contratado un seguro que cubre las reclamaciones por responsabilidad patrimonial, a quien remitirán las mismas, pudiendo ser requerido el reclamante para aportar más documentos o informes, siendo muy importante cumplir los plazos que en este sentido se nos vayan indicando.

LA RECLAMACIÓN DE UNA CAÍDA

La reclamación de una caída puede realizarse por la propia víctima, si bien nunca es aconsejable porque como es natural, la mayoría de los lesionados desconocen los derechos que les asisten, y que conceptos podrían reclamar.

Es por ello que no se debe esperar para contactar con LegalCar, que nos oriente y explique en que consiste la reclamación, si hay derecho a ella, y que documentos nos van a hacer falta para garantizar su viabilidad.

Asimismo, es importante que la negociación con la compañía de seguros que tenga que abonar la cuantía que corresponda, la realice LegalCar, puesto que la víctima no sabe que normativa es de aplicación y puede conformarse con la primera oferta que le haga la aseguradora, sin saber que tiene derecho a reclamar por más conceptos.

ASEGURADORAS Y CAÍDAS

 

Las aseguradoras que tienen que pagar por una caída en un establecimiento público, centro comercial o espacio público, siempre van a tratar de pagar lo menos posible. En un porcentaje muy alto las ofertas están siempre por debajo de lo que realmente corresponde a la víctima, quien debe contar con la ayuda de LegalCar que analice la oferta y en su caso negocie con la aseguradora.

En los casos de caídas, la compañía de seguros va a negar responsabilidad y por tanto la cuantía, si no se consigue acreditar con la pertinente documentación la existencia del accidente o el modo de ocurrir el mismo. De ahí que sin elementos probatorios como los testigos, el parte policial, las fotos o la asistencia médica en el lugar del siniestro, lo normal es que la compañía se niegue a pagar, y en esos casos no se puede reclamar con garantías.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita