Cómo viajar seguro en tu moto

Cómo viajar seguro en tu moto

A muchos de los conductores que poseen el carnet de coche les ilusiona la idea de conducir una motocicleta o scooter de 125cc ya sea para ir a trabajar, a la universidad o para pasear por la ciudad al poder conducir dichos vehículos sin necesidad de sacarse otro carné distinto al B1. Eso sí, la idea se evapora en cuanto “bajan de las nubes” y son conscientes de que pueden sufrir un accidente o caerse. Pero, ¿y si hablamos de cómo viajar seguro en tu moto o de una serie de consejos que hagan que viajar en moto sea seguro?

Partiendo de la base de que siempre existen posibilidades de caerse de la moto o de sufrir un accidente de moto, en otras ocasiones será, por descontado, evitable. “Somos lo que hacemos en cada momento, por lo tanto debemos ser excelentes en todo lo que hacemos”.

  • Tal y como dice el refrán, piensa mal y acertarás. No te fíes del resto de usuarios que te vas a encontrar por la carretera, no te fíes que hagan las cosas bien. Estate alerta. Con este instrumento defensivo conseguirás adelantarte a las acciones negativas de los demás conductores.
  • Tu moto puede ser la mejor, pero no por ello debes exceder los límites de velocidad establecidos en ciudad o en carretera, o ir a más velocidad de la que puedas controlar.
  • Teniendo en cuenta que cuando circulamos en un coche, en ocasiones, no vemos a otro vehículo, por los puntos muertos del coche, cuando vamos circulando con una moto debemos tener presente en nuestra mente mientras conducimos que quizá los otros vehículos no nos ven, y así evitaremos más de un percance.
  • Debemos circular con todos los sentidos en la conducción, con la máxima atención puesta de nuestra parte. No debemos dejar que nuestra mente fluya en detalles insignificantes, por ejemplo, de vestimentas de otros conductores, o su físico ya que esto puede hacer, que por un despiste sufras un percance al no darte tiempo a reaccionar.
  • La paciencia al volante de nuestra moto es clave fundamental para llegar a nuestro destino en perfecto estado. Debemos ser comprensivos y tolerantes.
  • La calma al volante es fundamental. Debemos evitar al frente de nuestra moto el ir cambiándonos de carril como “locos” y siempre que realicemos un movimiento, debemos señalizar todos nuestros movimientos con anterioridad, y así evitarás los problemas.
  • Cuando compres tu motocicleta o scooter, hazlo de acuerdo con tus condiciones físicas, tu altura y peso para que tengas un control absoluto sobre la misma.
  • La aceleración que se alcanza con la moto es uno de los atractivos que tienen las motos para los conductores habituales de automóviles. Eso a su vez se puede convertir en un gran peligro, y es por eso que debemos tener especial cuidado cuando cojamos una moto y empecemos a circular con ella.
  • Varios estudios remarcan que muchos de los accidentes de tráfico se producen en los primeros 15 minutos al volante, a una velocidad media de unos 60 kilómetros por hora, en intersecciones y cuando volvemos a casa. Si consideras que tu recorrido en moto es así habitualmente, mantén tu mente bien despierta y no bajes la guardia hasta que hayas llegado a tu destino. Vale la pena llegar cinco minutos más tarde, que no llegar nunca.
  • Antes de iniciar un movimiento debes pensarlo. Por ejemplo, si de repente te encuentras un automóvil que va excesivamente despacio, quizá sea que no sabe por dónde va o no conoce el camino. Sé prudente y ten paciencia, no sea que justamente realice un giro cuando estés adelantándolo y eso te suponga un accidente.

Por su fácil aparcamiento, por su agilidad…por todas las sensaciones que se viven al volante de una moto, quizá consideres que has descubierto tu vehículo perfecto, el que mejor que adapta a tus necesidades. ¡¡Enhorabuena!!

Pero, ya sabes. Sé prudente al volante de tu motocicleta o scooter y sigue estos consejos, y convertirás tu conducción en mucho más segura.

 

¿Tienes dudas? te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida