Consecuencias de una lesión cerebral por accidente de tráfico

Consecuencias de una lesión cerebral por accidente de tráfico

Las lesiones cerebrales son del tipo de lesión más grave tras un accidente de tráfico, durante el 2015, 19118 personas fueron hospitalizadas por una lesión derivada de un siniestro de tráfico, de estos lesionados 4525 sufrieron una lesión cerebral, la mayor parte de las lesiones fueron internas, seguidas de las fracturas, con respecto a los fallecidos 19.1% sufrió algún tipo de lesión cerebral, todos estos datos han sido facilitado por la  DGT en su resumen de Siniestralidad vial de 2015.

Estas lesiones se pueden producir en cualquier tipo de accidente, pero, son más comunes en accidentes de moto y atropellos (peatones y ciclistas) debido a la desprotección del lesionado y porque en la mayoría de estos accidentes el perjudicado sale disparado golpeándose en la cabeza al caer, esto no quiere decir que no sea una lesión posible en accidentes de coche, en siniestros muy graves.

CÓMO SE PRODUCEN EN UN ACCIDENTE

Existen varios tipos de lesiones cerebrales, las cuales varían de acuerdo a como se haya producido la misma:

  • Traumatismos craneoencefálicos: corresponde a los daños provocados en el cerebro por un golpe o por una fuerza externa. Estos traumatismos pueden ser provocados por la influencia de la fuerza por contacto directo (caídas o golpes) o la inercia de la misma (accidentes de tráfico)
  • Dependiendo de cómo haya sido provocado el  TCE (traumatismo craneoencefálico)  se pueden producir lesiones diferentes:
  • Hematoma Subdural: es una de las lesiones craneales más grave de todas, se produce por el sangrado en el área afectada, este hematoma se forma entre el cerebro y la corteza conocida como duramadre, la peligrosidad de esta lesión es debido a que la sangre comprime el tejido cerebral. Los síntomas de este tipo de lesión son: lenguaje confuso, vómito, confusión, convulsiones y debilidad.
  • Hematoma epidural: es también producida por una acumulación de sangre, pero esta se produce entre cubierta externa del cerebro y la parte interior del cráneo, los síntomas son los mismos que los comentados en el hematoma subdural y representa una emergencia cardiovascular.
  • Hemorragia subaracnoidea: El sangrado ocurre en la región subaracnoidea del cerebro, tiene una mortalidad del 51% de los casos y 1/3 de los supervivientes necesitará cuidados por el resto de su vida. Y cerca del 46% pueden tener un deterioro cognitivo.
  • Contusión cerebral: se produce cuando el cerebro sufre una agitación o sacudida no normal, las contusiones pueden ser leves o graves, por lo que lo recomendable es acudir a urgencias si tienes: pupilas de ojos de tamaños diferentes, vómitos repetitivos, debilidad muscular, problemas para caminar, cambios de lucidez mental, crisis epiléptica.

Los traumatismos craneoencefálicos se dividen también en:

  • Lesiones primarias: fracturas, contusiones, laceraciones, daño axonal difuso.
  • Lesiones secundarias: Infecciones, edema, hipertensión endocraneal, hematomas, lesiones hipóxico-isquémicas
  • Lesiones terciarias: cascada metabólica anábola

CUÁLES SON LAS PRIMERAS CONSECUENCIAS

Una lesión cerebral siempre puede representar un riesgo para el lesionado, las consecuencias o posibles secuelas dependerán de la zona en la que haya ocurrido el daño. Los hematomas y hemorragias requieren de la intervención quirúrgica por un neurocirujano para eliminar la acumulación de sangre del área afectada.

Desde la Asociación de Daño Cerebral de Navarra explican que las secuelas de una lesión cerebral pueden dividirse en cuatro dimensiones:

  • Déficit psico-motor: limitaciones de movilidad, dificultad para mantener el equilibrio, pérdida de alguno de los sentidos, temblores, falta de sensibilidad, entre otros.
  • Déficit Cognitivos: pérdida de memoria, déficit de atención, alteraciones del lenguaje, alteraciones del pensamiento, cambios de conducta, dificultad en la toma de decisiones y raciocinio.
  • Alteraciones de la comunicación: muchas veces se produce al combinar los déficits comentados anteriormente, por lo que el lesionado pierde la capacidad de hablar por dificultad de mover los músculos que intervienen en el habla, de igual forma puede pasar con la incapacidad para escribir, escuchar o comprender.
  • Alteraciones conductuales: las lesiones cerebrales pueden afectar gravemente en nuestra conducta y manejo de emociones, debido a la inhibición y desinhibición, por lo que la persona puede mostrar conductas agresivas o apáticas y también puede desarrollar depresión o irritabilidad.

Otra secuela posible para los lesionados cerebrales es la patología conocida como Anosognosia, la cual provoca que el lesionado no reconozca que tiene un déficit, por lo que puede negarse a recibir ayuda o atención, pues según su percepción, se encuentra en buen estado.

LAS VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

Como comentamos al principio de este artículo, los accidentes de tráfico pueden generar lesiones cerebrales con importantes secuelas para la víctima. Es importante agregar que en caso de que el accidente no haya sido provocado por responsabilidad del lesionado, este tiene derecho a recibir una indemnización por los perjuicios generados por el accidente.

Las indemnizaciones por accidentes de tráfico son la suma de varias conceptos que se encuentran contemplados dentro del Baremo de Tráfico, donde se especifica que el lesionado deberá ser indemnizado por el tiempo en que se ha estabilizado su lesión, las posibles secuelas, el daño patrimonial derivado del accidente, aumento en los costes de movilidad, gastos médicos, adaptación de vivienda (en caso de ser necesario) asistencia médica futura, ayuda de tercera persona, lucro cesante, incapacidad , entre otros.

Para que la compañía abone lo correspondiente a estos conceptos, el lesionado debe ser evaluado por un perito médico que trabaja para la compañía y será quien en su informe indique  su valoración y será de donde la compañía se base para ofertar la indemnización.

Estos casos suelen ser muy delicados, debido al estado del lesionado y su pérdida de calidad de vida, es importante tanto para el lesionado como para su familia, que los trámites de indemnización sean gestionados por un despacho de abogados independiente, quien luche por la indemnización que le corresponda a la víctima, además la familia de esta forma se despreocupará de temas legales.

 

900901450 – Teléfono gratuito