¿Cuándo es inviable una reclamación por accidente de tráfico?

¿Cuándo es inviable una reclamación por accidente de tráfico?

Saber cuándo es inviable una reclamación por accidente de tráfico es un papel fundamental de LegalCar, que será quien explique a la víctima si se puede o no reclamar. Sufrir un accidente de tráfico es siempre una experiencia traumática para cualquier persona. Una de las preguntas que primero nos hacen la mayoría de los clientes que nos visitan, es si tienen derecho a reclamar una indemnización por el accidente que han sufrido.

En ocasiones, nos podemos encontrar con que las consecuencias económicas del accidente de tráfico sufrido no se pueden reclamar. Existe en este sentido un importante desconocimiento de las víctimas, sobre todo cuando no se ha tenido nunca ningún accidente.

¿QUÉ ES UNA INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE TRÁFICO?

Sabemos, y así lo hemos manifestado en numerosas ocasiones, que no hay indemnización que pague el sufrimiento y padecimiento de muchas víctimas de accidentes de circulación.

La indemnización por accidente de tráfico es una compensación económica derivada de los daños y perjuicios sufridos en el accidente de tráfico. El espíritu de la Ley en este sentido es que la víctima de un accidente sea debidamente resarcida, o restituida, en la medida de lo posible, a través de una cantidad económica que se calcula en base a lo dispuesto en el nuevo Baremo de Tráfico que entró en vigor en enero de 2016 y en la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor.

La indemnización deberá comprender todos los conceptos a los que tenemos derecho, especificados en la Ley. Tras la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016, con sus más de 500 páginas de Tablas y artículos, la cuantificación de la indemnización se ha complicado de manera importante, de forma que el papel de LegalCar se convierte hoy en fundamental para ayudar a la víctima a tramitar su reclamación.

Nos hemos encontrado casos que inicialmente parecían viables y según se iban consiguiendo pruebas ocurría lo contrario, y al revés.

Para determinar la viabilidad o no de la reclamación habrá que atender a cada caso concreto, sin generalizar, ya que cada accidente es un caso independiente y cualquier elemento que haya intervenido en la provocación del mismo puede ser de relevancia a la hora de determinar si se puede o no reclamar las consecuencias económicas del mismo.

¿CUÁNDO ES VIABLE UNA RECLAMACIÓN?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para poder reclamar una indemnización con garantías de que prospere, es necesario acreditar la culpa, y que se puede reclamar siempre que uno no sea culpable exclusivo del accidente.

En ocasiones puede haber dudas sobre la viabilidad en accidentes donde intervienen varios vehículos, en los que no hay un atestado que determine la responsabilidad o si el contrario da a su compañía una versión de la dinámica del accidente completamente contraria a la nuestra. En estos casos es necesario recopilar cuantas pruebas tengamos para acreditar cómo han ocurrido los hechos. Por ejemplo, los testigos pueden servirnos, en caso de tener que ir a juicio, para dar su versión del siniestro apoyando la nuestra.

¿CUÁNDO NO ES VIABLE UNA RECLAMACIÓN?

Como ya hemos apuntado, no es viable la reclamación cuando somos culpables exclusivos del accidente. En muchas ocasiones los clientes vienen a vernos para conocer nuestra opinión profesional. Es claro que si LegalCar no ve que haya caso que defender, lo va a manifestar a su cliente de manera clara, aconsejándole no iniciar ninguna reclamación judicial que en caso de perderse va a suponer un coste al cliente.

En cualquier caso, y como cada accidente es un mundo, ante la duda siempre es mejor consultarlo. Se dan supuestos, por ejemplo los casos de atropellos cuando el peatón cruza por lugar indebido, donde analizando las circunstancias del accidente, puede ocurrir que haya una culpa compartida. En esos casos la indemnización a percibir por la víctima existe, pero se reducirá en proporción al porcentaje de culpa que tenga el peatón y el conductor, en este caso, por lo que incluso con un testado en contra, merece la pena realizar la consulta a LegalCar para que nos asesore sobre la posibilidad de reclamar.

En algunas ocasiones, hay posibilidades de reclamar pero los porcentajes de éxito son escasos. Así ocurre en ocasiones con los accidentes provocados por el mal estado de una carretera. En esos supuestos nos encontramos ante una responsabilidad de la Administración, que no va a atender estas reclamaciones por las buenas, obligando a la víctima a interponer un pleito civil, que duran años y que son difíciles de probar.

Hay que tener en cuenta que LegalCar solo recomendará al cliente reclamar judicialmente cuando haya altas probabilidades de que se gane el pleito.

Por ello insistimos en que en caso de duda lo primero que hay que hacer es informarse consultando a LegalCar, y una vez nos hagan una valoración de nuestro caso y nos indiquen si es o no viable, decidir si queremos iniciar la reclamación.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita